¿Guardaron el domingo los cristianos del primer siglo?

¿Cambiaron los apóstoles y cristianos del primer siglo el día de adoración, del sábado al domingo? No, este cambio no se enseña en el Nuevo Testamento.

La creencia de que los cristianos y apóstoles del primer siglo cambiaron el día de adoración de sábado a domingo es bastante común, pero también errada. Este cambio no fue originado por los apóstoles ni es una enseñanza del Nuevo Testamento.

Sin embargo, tiempo después, la idea del domingo como día de adoración efectivamente se propagó en varias iglesias. Cerca del año 150 a.C., Justino Mártir escribió: “Y en el día del Sol (domingo) todos nos reunimos en un lugar, y leemos las memorias de los apóstoles o los escritos de los profetas… El domingo es el día en el cual celebramos nuestra asamblea común, porque es el primer día en el que Dios,, haciendo volver la luz y la materia, creó el mundo, y también porque en ese día Jesucristo nuestro Salvador resucitó de entre los muertos” (Justino Mártir, Primera Apología, 67; ANF 1:186).

Otros historiadores han documentado que para mediados del segundo siglo el domingo se había convertido en el día de adoración predominante. A partir de estos recuentos seculares, algunas personas concluyen erróneamente que en el Nuevo Testamento debe haber registros de la observancia del domingo. Para encontrar explicaciones apropiadas de los pasajes que comúnmente se utilizan como fundamento para apoyar la observancia del día domingo, consulte “¿Fue el sábado remplazado por el domingo?”.

Pero ¿qué importancia tienen realmente estos registros históricos que mencionan al domingo como el día de adoración más común a mediados del segundo siglo? ¿Acaso esto valida tal cambio en la doctrina? Para responder esta pregunta, es necesario entender dos cosas importantes.

El domingo no honra en realidad la resurrección de Cristo

Primero, el día domingo no puede honrar la resurrección de Cristo porque Cristo no resucitó de los muertos un domingo. Cuando María visitó la tumba antes del amanecer el día domingo encontró que Él ya había resucitado (Mateo 28:1-6). De hecho, la Biblia indica que Jesús resucitó poco antes de la puesta de sol del día sábado. (Para mayor información consulte “La señal de Jonás: ¿Murió Jesús el viernes santo? ¿Resucitó el domingo de resurrección?”.)

Los registros seculares no están por encima de la autoridad de la Biblia

En segundo lugar, debemos comprender que ningún escrito secular anula la autoridad de la Biblia. El hecho de que una gran cantidad de personas haya abandonado la observancia del sábado reemplazándolo por el domingo no significa que Dios haya aprobado este cambio. Cuando el antiguo pueblo de Israel dejó de guardar el sábado, Dios se disgustó y los castigó severamente por su pecado. Dios no ha cambiado su posición frente al pecado desde entonces; aún es incorrecto y conduce a la muerte (Romanos 6:23).

Advertencias del Nuevo Testamento acerca de desviaciones de la fe

Otro punto para tener en cuenta es que, a finales del primer siglo, muchas personas se apartaron de la fe, tal como lo indica la Biblia en el libro de Judas: “Amados, por la gran solicitud que tenía de escribiros acerca de nuestra común salvación, me ha sido necesario escribiros exhortándoos que contendáis ardientemente por la fe que ha sido una vez dada a los santos. Porque algunos hombres han entrado encubiertamente, los que desde antes habían sido destinados para esta condenación, hombres impíos, que convierten en libertinaje la gracia de nuestro Dios, y niegan a Dios el único soberano, y a nuestro Señor Jesucristo” (vv. 3-4).

Así mismo, el apóstol Pedro advirtió a la Iglesia: “hubo también falsos profetas entre el pueblo, como habrá entre vosotros falsos maestros, que introducirán encubiertamente herejías destructoras, y aun negarán al Señor que los rescató, atrayendo sobre sí mismos destrucción repentina. Y muchos seguirán sus disoluciones, por causa de los cuales el camino de la verdad será blasfemado” (2 Pedro 2:1-2). Por lo tanto, teniendo en cuenta estas advertencias hechas a fines del primer sigo por ministros fieles, debemos esperar que los documentos históricos contengan información que difiere de las enseñanzas y prácticas de Jesús y los apóstoles.

Si desea aprender más acerca de este tema, lea el artículo ¨¿Cómo y cuándo fue reemplazado el sábado por el domingo como día de adoración?