Herramientas para el estudio bíblico: ¿dónde empezar?

Hay más herramientas para el estudio bíblico en la actualidad que nunca antes. Pero, ¿sabía usted que la Biblia misma puede ser la herramienta de estudio más útil?

La Biblia no es tan sólo para leer —es para estudiar. Se la ha denominado el libro más leído y a la vez el menos comprendido. Esto se debe, en parte, a la falta de conocimiento acerca de cómo utilizarla como herramienta de estudio. No subestime la forma en que esto puede enriquecer su entendimiento de la Biblia.

A continuación enumeraremos tres herramientas fundamentales para el estudio de la Biblia, que se enfocan en la misma Biblia:

  • Diferentes versiones de la Biblia.
  • Concordancias bíblicas
  • Conocimiento acerca de los diversos manuscritos griegos del Nuevo Testamento en que se basan las versiones de la Biblia.

Diferentes versiones de la biblia

¿Conoce usted las fortalezas y debilidades de las diferentes versiones de la Biblia? Algunas versiones de la Biblia se basan en una traducción palabra por palabra, debido al esfuerzo hecho para traducir acertadamente el significado de las palabras individuales. Otras traducciones, que analizaremos más adelante, hacen énfasis en conceptos, por encima del significado de las palabras individuales. La única versión que podemos recomendar como ejemplo de la traducción palabra por palabra en español, es la Reina Valera, especialmente la versión de Reina Valera de 1960.

En general, las Biblias palabra por palabra son mejores para los estudios de palabras ya que pueden darnos un significado más profundo de un pasaje. La traducción predeterminada en este sitio y otro material de la Iglesia de Dios, una Asociación Mundial, es la versión Reina Valera de 1960, a menos que se indique lo contrario.

En contraste con las traducciones palabra por palabra, hay otras versiones de la Biblia denominadas traducciones de pensamiento por pensamiento, en donde los traductores se centran más en trasmitir el significado de frases enteras. Consecuentemente, se añaden palabras si es necesario para reflejar mejor el pensamiento contenido en el pasaje.

A continuación mencionaremos algunas Biblias de pensamiento por pensamiento:

  • Nueva Versión Internacional
  • Dios Habla Hoy
  • Nueva Traducción Viviente
  • Biblia al Día
  • Lenguaje Actual

En años recientes, las Biblias de pensamiento por pensamiento se han vuelto muy populares, especialmente para aquellos que creen que son más amistosas con el usuario. Pero si el pensamiento detrás de un pasaje es malentendido, entonces estas Biblias pueden conducir más a interpretaciones personales y por lo tanto mal comprensiones de las Escrituras. Esto es especialmente cierto en las Biblias de paráfrasis, que tiene parámetros de traducción aún más laxos que las típicas Biblias de traducción pensamiento por pensamiento.

El uso de concordancias bíblicas

¿Se ha preguntado alguna vez dónde se encuentra una palabra en la Biblia, o con cuánta frecuencia esta palabra es utilizada? Aquí es en donde la concordancia entra a desempeñar su papel. Una concordancia es un índice de palabras utilizadas por un autor. Es probablemente la herramienta más común de estudio bíblico, fuera de la versión de la Biblia en sí.

La más conocida es la Concordancia exhaustiva de Strong, que también asigna un número a cada palabra (comúnmente reconocida por otras fuentes de estudio de palabras). Uno de los beneficios de la Concordancia de Strong, es que comúnmente ofrece la pronunciación (o la ortografía fonética) de la palabra griega o hebrea. Adicionalmente, deletrea la palabra griega o hebrea en español. Además, Strong ofrece también la raíz de las palabras, permitiéndole a uno trazar los orígenes de una palabra. Otra concordancia disponible en español es la Concordancia de las Sagradas Escrituras revisión 1960 de la versión Reina Valera.

Tener conocimiento de los manuscritos subyacentes griegos del Nuevo Testamento

Un manuscrito puede ser definido como el texto original del autor. Ya que los textos originales del autor del Nuevo Testamento no existen ya, los manuscritos griegos en la actualidad son copias de las palabras originales de los autores del Nuevo Testamento, preservados por los escribas.

Los manuscritos utilizados por la versión Reina Valera son parte de un gran grupo de manuscritos conocidos como el texto tipo Bizantino, que abarca cerca del 95 por ciento de todos los manuscritos griegos antiguos. Muchos de los que prefieren estos manuscritos indican que todos son derivados de manuscritos que fueron copiados minuciosamente y preservados.

Por otra parte, las traducciones más recientes (tales como la Nueva Versión Internacional) utilizan los manuscritos Alejandrinos (de Egipto). Algunos prefieren éstos porque esas pocas copias datan de mucho antes que los manuscritos bizantinos. Pero ha habido muchas preguntas en cuanto a la confiabilidad de los manuscritos alejandrinos.

Gran parte de la información de estos diferentes manuscritos es la misma. Algunos argumentan que pocas de las diferencias, si es que hay alguna, son de naturaleza doctrinal. Sin embargo, los manuscritos utilizados sí tienen un impacto en las palabras que leemos en nuestras Biblias. Veamos el final del modelo de oración en Mateo 6:13:

  • Reina Valera 1960: “Y no nos metas en tentación, mas líbranos del mal; porque tuyo es el reino, y el poder, y la gloria, por todos los siglos. Amén”.
  • Nueva Versión Internacional: “Y no nos dejes caer en tentación, sino líbranos del maligno”.
  • Lenguaje Actual: “Y cuando vengan las pruebas, no permitas que ellas nos aparten de ti, y líbranos del poder del diablo”.

La última frase de la Reina Valera (“porque tuyo es el reino, y el poder, y la gloria, por todos los siglos. Amén”) es omitida en los manuscritos alejandrinos. Por lo tanto se omite en algunas de las traducciones más recientes, ya sea palabra por palabra o pensamiento por pensamiento.

En general, el texto de los manuscritos Alejandrinos tiene un poco menos de material, ya que tiene unos versículos menos. Consecuentemente, si el texto Alejandrino se hubiera convertido en el primer estándar, versículos como éste hubieran sido omitidos en la mayor parte de las Biblias durante muchos años. Sin embargo estas palabras pueden ser, y han sido, de gran importancia para aquellos que creen que el texto Bizantino es más acertado. El siguiente ejemplo lo encontramos en Hechos 18:21:

  • Reina Valera 1960: “sino que se despidió de ellos, diciendo: Es necesario que en todo caso yo guarde en Jerusalén la fiesta que viene; pero otra vez volveré a vosotros, si Dios quiere. Y zarpó de Éfeso”.
  • Nueva Versión Internacional: “Pero al despedirse les prometió: ya volveré, si Dios quiere. Y zarpó de Éfeso”.

La Nueva Versión Internacional omite las palabras: “Es necesario que en todo caso yo guarde en Jerusalén la fiesta que viene”, porque están ausentes del manuscrito Alejandrino. Sin embargo, esta omisión podría encubrir la observancia de las fiestas de Dios, que era una norma para Pablo, y también para los judíos y gentiles cristianos (Hechos 17:2; 18:4).

La Iglesia de Dios, una Asociación Mundial, continua celebrando estas fiestas en la actualidad. ¿Ha comprobado si estas fiestas siguen vigentes para los cristianos en la actualidad? Si desea saber más detalles del plan de Dios representado en estas fiestas cristianas, vea nuestra sección acerca del plan de salvación.

Éstas son tres herramientas básicas para el estudio de la biblia que usted puede tener en cuenta con el fin de utilizar más efectivamente su Biblia como una herramienta de estudio. Este comportamiento tiene que ver con algo más que obtener conocimiento —finalmente nos lleva a tomar mejores decisiones y por lo tanto incrementar la calidad de nuestra vida —¡ahora y para siempre!

Si desea más información, vea otros artículos en la sección: “los beneficios prácticos e invaluables del estudio de la Biblia”.