Vida, Esperanza y Verdad

Versiculos Para Meditar

Cómo hacer enojar a un saduceo

Marcos 12:24  

Entonces respondiendo Jesús, les dijo: ¿No erráis por esto, porque ignoráis las Escrituras, y el poder de Dios?

Los saduceos eran conocidos por su devoción a los primeros cinco libros de la Biblia, la única parte que ellos aceptaron como Escritura. Ellos estaban seguros de ser expertos en estos libros y expertos acerca de Dios.

Así ellos trataron de hacer que Jesús estuviera de acuerdo con su conclusión de que no hay resurrección o hacerlo quedar mal. Su historia de una mujer que se casó con siete hermanos, cada uno de los cuales murió después de que ella se casara con él, era una historia muy elaborada. Si había tal cosa como una resurrección, “¿de cuál de ellos será ella mujer?” preguntaron ellos (versículo 23).

Jesús fue directo al meollo del asunto. Él usó un pasaje del libro de Éxodo —uno de los libros que ellos aprobaban— para demostrar que Dios no se llamaría a sí mismo el Dios de Abraham si Abraham iba a permanecer muerto por siempre. Él es el Dios de vivos —y por lo tanto Dios tiene el poder para traer de vuelta a la vida a Abraham, Isaac y Jacob y a todos los otros llamados por su nombre.

Ante el poder de Dios “mil dificultades semejantes se desvanecen” (Comentario de Fausset y Brown acerca de Marcos 12:24). Y la dificultad de la pregunta de ellos fue eliminada por el hecho presentado por Jesús, que “cuando resuciten de los muertos, ni se casarán ni se darán en casamiento, sino serán como los ángeles que están en los cielos” (v. 25).

Dios quiere que nosotros sepamos de la Biblia y su poder.

Aprenda más acerca del poder de Dios y las resurrecciones leyendo nuestro artículo “Resurrecciones: ¿Qué son?