La Tierra es de Dios

Salmo 24:1-2  

Del Eterno es la tierra y su plenitud; el mundo, y los que en él habitan. Porque él la fundó sobre los mares, y la afirmó sobre los ríos.

En este salmo, el rey David recuerda la creación. Dios formó la Tierra, y Él es el dueño de ella y de todas las criaturas que Él creó sobre ella.

Génesis describe cómo la Tierra estaba cubierta de agua antes de que Dios dijera: “Júntense las aguas que están debajo de los cielos en un lugar, y descúbrase lo seco” (Génesis 1:2, 9).”Y llamó Dios a lo seco Tierra” (Génesis 1:10), y de esa manera “Él la fundó sobre los mares”.

Si desea más información acerca de nuestro gran Creador, vea nuestro artículo “La creación exige un Creador”.