Vida, Esperanza y Verdad

Versiculos Para Meditar

No es de interpretación privada

2 Pedro 1:20-21  

Entendiendo primero esto, que ninguna profecía de la Escritura es de interpretación privada, porque nunca la profecía fue traída por voluntad humana, sino que los santos hombres de Dios hablaron siendo inspirados por el Espíritu Santo.

En los versículos previos, el apóstol Pedro relató la memorable Transfiguración de la cual él había sido testigo durante el ministerio de Cristo. En esa ocasión él había oído una voz del cielo confirmando, “Éste es mi Hijo amado, en el cual tengo complacencia” (vv. 16-19).

Esta increíble visión confirmó muchas de las profecías del Antiguo Testamento acerca del Mesías. En este contexto, Pedro puntualiza que todas las profecías fueron inspiradas por Dios a través del Espíritu Santo. Muchos de los profetas ni siquiera querían el oficio de profeta, y en verdad, ellos no inventaron sus mensajes. Dios inspiró a los escritores bíblicos, y Él es también la fuente del entendimiento bíblico apropiado.

Para entender más acerca de los propósitos que Dios tiene con la profecía, vea nuestro artículo “Propósito de la profecía”.