Vida, Esperanza y Verdad

Versiculos Para Meditar

No piensen que Cristo vino para destruir la ley

Mateo 5:17-19  

No penséis que he venido para abrogar la ley o los profetas; no he venido para abrogar, sino para cumplir. Porque de cierto os digo que hasta que pasen el cielo y la tierra, ni una jota ni una tilde pasará de la ley, hasta que todo se haya cumplido. De manera que cualquiera que quebrante uno de estos mandamientos muy pequeños, y así enseñe a los hombres, muy pequeño será llamado en el reino de los cielos; mas cualquiera que los haga y los enseñe, éste será llamado grande en el reino de los cielos.

Algunos malentienden la misión de Jesucristo, y piensan que Él hizo a un lado las enseñanzas del Antiguo Testamento y las reemplazó con enseñanzas nuevas. Pero Cristo dejó en claro que sus enseñanzas eran una continuación de las enseñanzas que Él inspiró para ser parte de las Santas Escrituras. Fue el que llegó a ser Jesucristo quien habló los Diez Mandamientos desde el Monte Sinaí y habló a Moisés (1 Corintios 10:4).

¿Qué significa “cumplir” la ley? La palabra griega traducida “cumplir” es pleroo, la cual significa “completar, llenar por completo” (Diccionario expositivo de Vine de las palabras del Antiguo y Nuevo Testamento). Jesucristo continuó en el Sermón del Monte (Mateo 5, 6 y 7) expandiendo el significado de la ley de Dios, para mostrar su intento espiritual. Al hacer esto, Él dio un entendimiento más profundo y magnificó y exaltó la ley (Isaías 42:21). Él no la destruyó ni la anuló en forma alguna.

En Mateo 5:19 Jesucristo les dice claramente a sus seguidores que obedezcan aun lo que alguno pudiese considerar “uno de estos mandamientos muy pequeños”. La esencia del Nuevo Pacto no es un cambio de mandamientos, sino el hecho de que ellos pueden ser escritos en nuestros corazones y mentes por el Espíritu Santo que mora en los cristianos (Hebreos 10:16). Esto nos permite interiorizar y obedecer completamente a Dios de una forma en que Israel nunca pudo.

Para más información acerca de los mandamientos de Dios, vea nuestro artículo “Los Diez Mandamientos en la actualidad” y descargue nuestro folleto gratuito Los Diez Mandamientos de Dios: todavía importan.