Vida, Esperanza y Verdad

Profecías cumplidas, evidencia de la existencia de Dios

Dios profetizó muchas cosas que se han cumplido. Tenga en cuenta estas profecías que se cumplieron en la vida y muerte de Jesucristo.

¿Podemos probar que Dios existe? Otros artículos en esta sección “¿Existe Dios?” de nuestra página web analizan esta pregunta a través de la evidencia científica. Aquí lo hacemos de otra manera: profecías cumplidas.

Si alguien escribe algunas predicciones o profecías para el futuro, y esas profecías constantemente vienen cumpliéndose a través de los siglos, podemos saber que ese ser tiene una habilidad que ningún otro ser humano tiene. Estas profecías ayudarían a confirmar la existencia de Dios.

¿Son verdaderas las profecías de Dios?

En la Biblia se encuentran muchas profecías de Dios que fueron escritas cientos de años antes de su cumplimiento, acontecimientos que ya ocurrieron y que han sido documentados en la historia, tanto bíblica como secular. Otras profecías registradas en las escrituras, son para el futuro y tienen detalles increíbles de acontecimientos que están por ocurrir.

Dios dice en el libro del profeta Isaías: “Acordaos de las cosas pasadas desde los tiempos antiguos; porque yo soy Dios, y no hay otro Dios, y nada hay semejante a mí, que anuncio lo por venir desde el principio, y desde la antigüedad lo que aún no era hecho; que digo: Mi consejo permanecerá, y haré todo lo que quiero” (Isaías 46:9-10).

Uno de los atributos de Dios es la habilidad para predecir el futuro y asegurarse de que esto ocurra así.

En Isaías Dios hace un contraste enre Él y los ídolos sin vida que muchas naciones adoraban: “Alegad por vuestra causa, dice el Eterno: presentad vuestras pruebas, dice el Rey de Jacob. Traigan, anúnciennos lo que ha de venir; dígannos lo que ha pasado desde el principio, y pondremos nuestro corazón en ello; sepamos también su postrimería, y hacednos entender lo que ha de venir. Dadnos nueva de lo que ha de ser después, para que sepamos que vosotros sois dioses; o al menos haced bien, o mal, para que tengamos qué contar, y juntamente nos maravillemos” (Isaías 41:21-23).

Dios tenía una prueba para los ídolos sin vida, básicamente era: “Digan que va a pasar en el futuro y así sabremos si son Dioses”. Los ídolos no pueden prever el futuro, Dios sí.

Dios le trasmitía sus palabras a sus profetas, como lo explica el profeta Amos: “Porque no hará nada Jehová el Señor, sin que revele su secreto a sus siervos los profetas” (Amos 3:7). Estas profecías fueron habladas por sus profetas y escritas en la Biblia.

Veamos sólo algunas de estas profecías en la Biblia que habían predicho la primera venida de Jesucristo, el Mesías.

Profecías acerca de Jesucristo

El escritor Josh McDowell nombra 61 profecías cumplidas concernientes al nacimiento, vida y muerte de Jesucristo en la Biblia (The New Evidence that Demands a Verdict [La nueva evidencia que exige un veredicto], pp 168-192). Por ejemplo:

  • Él iba a nacer en Belén

El profeta Miqueas, profetizó el lugar del nacimiento de Jesucristo aproximadamente 700 años antes de que ocurriera.

“Pero tú, Belén Efrata, pequeña para estar entre las familias de Judá, de ti me saldrá el que será Señor en Israel; y sus salidas son desde el principio, desde los días de la eternidad” (Miqueas 5:2).

El cumplimiento: “Cuando Jesús nació en Belén de Judea en días del rey Herodes, vinieron del oriente a Jerusalén unos magos” (Mateo 2:1).

  • El entraría a Jerusalén montado en un asno

La profecía original: “Alégrate mucho, hija de Sion; da voces de júbilo, hija de Jerusalén; he aquí tu rey vendrá a ti, justo y salvador, humilde, y cabalgando sobre un asno, sobre un pollino hijo de asna” (Zacarías 9:9).

El cumplimiento: “Y lo trajeron a Jesús; y habiendo echado sus mantos sobre el pollino, subieron a Jesús encima. Y a su paso tendían sus mantos por el camino. Cuando llegaban ya cerca de la bajada del monte de los Olivos, toda la multitud de los discípulos, gozándose, comenzó a alabar a Dios a grandes voces por todas las maravillas que habían visto, diciendo: ¡Bendito el rey que viene en el nombre del Señor” (Lucas 19:35-38).

  • Él sería traicionado por 30 piezas de plata

Treinta piezas de plata sería el precio de la traición y el costo del campo del alfarero donde fue enterrado Judas después de haberse ahorcado. “Y les dije: Si os parece bien, dadme mi salario; y si no, dejadlo. Y pesaron por mi salario treinta piezas de plata. Y me dijo Jehová: Échalo al tesoro; ¡hermoso precio con que me han apreciado! Y tomé las treinta piezas de plata, y las eché en la casa de Jehová al tesoro” (Zacarías 11:12-13).

El cumplimiento de esta profecía ocurrió justo antes de la crucifixión de Jesús: “y les dijo: ¿Qué me queréis dar, y yo os lo entregaré? Y ellos le asignaron treinta piezas de plata” (Mateo 26:15).

Después de que Judas traicionara a Jesús, él intento devolver el dinero a los principales sacerdotes y ancianos, pero ellos no lo recibieron. “Y arrojando las piezas de plata en el templo, salió, y fue y se ahorcó. Los principales sacerdotes, tomando las piezas de plata, dijeron: No es lícito echarlas en el tesoro de las ofrendas, porque es precio de sangre. Y después de consultar, compraron con ellas el campo del alfarero, para sepultura de los extranjeros” (Mateo 27:5-7).

  • Sus vestidos iban a ser repartidos e iban a echar suertes sobre ellos

La profecía original: “Repartieron entre sí mis vestidos, ¡Y sobre mi ropa echaron suertes!” (Salmos 22:18).

Este artículo ha analizado sólo unas pocas profecías en la Biblia, relacionadas con Jesús que se han cumplido. Existen muchas profecías más que prueban la existencia de Dios. El cumplimiento: “Cuando los soldados hubieron crucificado a Jesús, tomaron sus vestidos, e hicieron cuatro partes, una para cada soldado. Tomaron también su túnica, la cual era sin costura, de un solo tejido de arriba abajo. Entonces dijeron entre sí: No la partamos, sino echemos suertes sobre ella, a ver de quién será. Esto fue para que se cumpliese la Escritura, que dice: Repartieron entre sí mis vestidos, Y sobre mi ropa echaron suertes. Y así lo hicieron los soldados” (Juan 19:23-24).

Los vestidos fueron divididos entre los soldados, pero la túnica la obtuvo un soldado después de echar suertes.

¿Qué debe hacer usted?

Este artículo sólo ha revisado unas pocas de las muchas profecías que se han cumplido acerca de Jesucristo en la Biblia. Hay muchas profecías más que demuestran que Dios si existe.

Por ejemplo, Dios profetizó acerca del rey de Persia con nombre propio, Ciro, ¡100 años antes de haber nacido! Dios dijo que Ciro iba a emitir un decreto para que Jerusalén fuera reconstruida y para que el templo fuera fundado (Isaías 44:28). Dios también profetizó acerca del gobernante griego Alejandro Magno y sus sucesores. Para aprender más de estas profecías, vea nuestro artículo “Profecía cumplida”.

Da forma muy acertada Daniel profetizó la fecha exacta de la venida de Cristo y dio a conocer varios eventos que llevarían a su segunda venida. Esto es conocido como la profecía de “Las 70 semanas”. Para aprender más acerca de esta profecía, vea el artículo “Las 70 semanas de Daniel: ¿qué significa la profecía?

Para más artículos de profecía vea nuestra sección “Profecía”.

Sólo Dios puede predecir el futuro y hacer que se cumpla. Las profecías que se cumplen son prueba de Dios. También prueba que Dios habló a través de los escritos de los profetas registrados en la Biblia para nuestro beneficio en la actualidad. Las profecías cumplidas deberían animarnos a estudiar las profecías para el futuro y darnos cuenta que se van a cumplir también. Comprobar que Dios existe es sólo el primer paso. Él también nos exhorta a que nos volvamos a Él (Isaías 1:16-18; Hechos 2:38).

La manera como usted le responda a Él, ¡es la decisión más importante de su vida! Encuentre más información acerca de cómo nuestro gran Creador quiere que nos volvamos a Él descargando y leyendo nuestro folleto gratuito Cambie su vida.

Continuar leyendo

×

Discern is published every two months and is available in digital and print versions. Choose your preferred format to start your subscription.

Print subscriptions available in U.S., Canada and Europe

×

Please choose your region:

×

Suscríbase a Discernir

×
Fill out the form below to start your subscription.
×
Por favor, introduzca su nombre de pila.
Por favor ingrese su apellido.
Se requiere una dirección de correo electrónico válida.