Vida, Esperanza y Verdad

Desafío "Una escritura diaria"

¿Busca crear el hábito de abrir su Biblia diariamente? Comience invirtiendo unos pocos minutos cada día para escribir estas escrituras. Sumergirse en la palabra de Dios le tomará menos de 10 minutos.

¿Busca un material descargable específico? Revise la siguiente lista y elija lo que necesita.

jbkjkjkjjk

Suscríbase a Discernir

* indicates required

En un mundo que puede ser complejo y desanimador, es reconfortante encontrar respuestas profundas y prácticas a las preguntas que lo afectan.

DISCERNIR: Una revista de Vida, Esperanza y Verdad, le traerá en cada número artículos y columnas interesantes, que cambiarán su vida. Nuestros escritores están dedicados a darle a usted perspectivas útiles que son relevantes para su vida actual y pueden darle una esperanza sólida para su futuro.

Suscribirse es fácil: ingrese su dirección electrónica y nombre, y presione el botón de Suscribir. ¡Es gratuito —y su valor no tiene precio!

¡Suscríbase ahora!

 

Gracias por contactarnos. Pronto nos pondremos en contacto con usted.

Gracias por contactarnos. Pronto le responderemos.

Gracias por visitar Vida, Esperanza y Verdad. Esperamos oír de usted pronto, queremos servirle de la mejor manera posible.

Este sitio en la red está disponible por la Iglesia de Dios, una Asociación Mundial (de aquí en adelante “Iglesia”, “nosotros”). Este acuerdo del visitante es un acuerdo legal entre usted y nosotros. Por favor léalo cuidadosamente. Al utilizar este sitio en la red, usted acepta estos términos.
Este sitio en la red es un medio que evoluciona; podemos cambiar los términos de este acuerdo de vez en cuando. Al continuar utilizando este servicio después de que publiquemos estos cambios, usted acepta que este acuerdo ha sido modificado.

1. DISPOSICIONES GENERALES

Nos reservamos el derecho de negar el acceso a este sitio en la red, o a cualquier servicio provisto por medio de este sitio en la red, a cualquiera que quebranta este acuerdo o aquel que según nuestro criterio interfiera con la posibilidad de que otros disfruten este sitio en la red o infrinja los derechos de otros. Podemos cambiar, restringir el acceso a, suspender o descontinuar este sitio en la red, o una parte de este sitio en la red, en cualquier momento.

Lo invitamos a enviarnos sus preguntas o comentarios acerca de este sitio en la red o a que nos llame la atención acerca de cualquier material que usted crea que es inexacto. Por favor, envíennos sus comentarios a la siguiente dirección:

Iglesia de Dios, una Asociación Mundial.
Attn.: Departamento de Media
1301 Central Expressway South, Suite 120
Allen, TX 75013

Respetamos la privacidad de los que utilizan nuestro sitio en la red. Por favor tome un momento para revisar nuestra política de privacidad.

Si usted es el dueño de una propiedad intelectual y cree que su propiedad intelectual ha sido publicada inapropiadamente o distribuida a través de nuestro sitio en la red, por favor notifíquenos a la dirección anterior.

2. PROPIEDAD Y PERMISOS

Nuestra Licencia Limitada para Usted. Este sitio en la red está disponible solamente para su uso personal, no comercial. Los materiales de este sitio en la red son propiedad de la Iglesia o sus licenciantes y están protegidos por las leyes de derechos de autor de Estados Unidos, otras leyes de derechos de autor y convenciones internacionales. Salvo indicación expresa en este acuerdo, usted no puede distribuir, trasmitir, exhibir, reproducir, modificar, crear obras derivadas de, o usufructuar de alguna forma cualquiera de los materiales de este sitio. Salvo indicación contraria y/o que exista una restricción técnica en o través de este sitio en la red, usted puede ver y ocasionalmente imprimir una copia de cualquier página de nuestro sitio para su uso personal, no comercial, pero usted tal vez no pueda reproducir ningún material que aparezca en este sitio sin tener el previo consentimiento por escrito del propietario. Todo el contenido de este sitio es propiedad intelectual de la Iglesia de Dios, una Asociación Mundial y/o sus licenciantes. Todos los derechos son reservados.

 

Su Licencia a Nosotros. Al enviarnos su material, esto significa que usted es el dueño de este material o que está presentándolo con el expreso consentimiento del dueño. Al enviar material a cualquiera de los lugares públicos de este sitio (por ejemplo video, audio, fotos, texto, etc.), tales como cualquier blog, mensajes, clasificados, foros, o áreas de publicación de la comunidad, usted está de acuerdo con que este material sea provisto a nosotros, de una forma perpetua, irrevocable, libre de derechos, ilimitado, mundial, transferible, sin exclusividad, y que nosotros (incluyendo nuestros empleados, contratistas, agentes, afiliados y aquellos que nos proveen los servicios—cada “proveedor externo”, y colectivamente “proveedores externos”) pueden reproducir, modificar, archivar, publicar, mostrar y distribuir de otra manera este material en la medida que veamos que encaja en cualquier medio conocido actualmente o que más adelante sea desarrollado, en la forma en que veamos que se puede hacer (por ejemplo en línea, o en trabajos derivados fuera de línea) y para todo propósito. Sin limitar la generalidad de esta frase anterior, usted acepta que nosotros (tal como lo definimos arriba), podemos distribuir, compartir y proveer de otra forma este material según las condiciones que veamos que sirve a cualquier usuario(s) de este sitio, a cualquier proveedor, o a cualquier usuario de un proveedor de servicios, sin que estemos obligados a informarle a usted y/o a compensarlo por ello. Usted también acepta que nosotros, incluyendo nuestros proveedores, podamos identificarlo como el autor de cualquiera de sus publicaciones con el nombre, dirección electrónica o nombre de pantalla según lo consideremos apropiado. También nos reservamos el derecho (pero no asumimos la obligación) de borrar, mover o editar cualquier publicación o material que nos envíen y que consideremos inaceptable o inapropiado, ya sea por razones legales o por otra razón.

 

Enlaces. Le damos la bienvenida a los enlaces a nuestros servicios y sitios en la red. Usted es libre de establecer un enlace hipertexto a este sitio mientras este enlace no implique ningún patrocinio de su sitio de parte nuestra.

No se Permite Enmarcar. Quedan expresamente prohibidos los enlaces marco, los enlaces profundos, los enlaces en línea, incorporar en otro sitio en la red o servicio, nada del contenido de este sitio o nada que sea de nuestra propiedad intelectual sin nuestra previa autorización por escrito.

Marcas Registradas. No queremos que nadie se sienta confundido acerca de cuáles materiales y servicios son provistos por nosotros y cuáles no. Usted no puede utilizar ninguna marca registrada o marca de servicios que aparezca en este sitio sin previa autorización por escrito del dueño de la marca. El dominio público del nombre de este sitio en la red y el (los) logo(s) si es que hay alguno asociado a este dominio público del nombre son marcas registradas de la Iglesia de Dios, una Asociación Mundial. Los nombres de otros productos y servicios mencionados en este sitio en la red pueden ser marcas registradas y marcas de servicios de sus respectivos dueños. Usted no puede utilizar ninguna marca registrada o marca de servicio que aparezca en este sitio en la red sin que previamente tenga un permiso por escrito del dueño de la marca.

3. USO DE LOS SERVICIOS DE COMUNICACIÓN

Nosotros tal vez ofrezcamos una variedad de servicios en este sitio en la red por medio de los cuales usted pueda interactuar con otros (tales como servicios de correos electrónicos, salas de chat, herramientas de comunicación, foros, blogs y otra propaganda ofrecida por los usuarios) y otras áreas de publicación pública (“Servicios de Comunicaciones”). Queremos animarlo a que tenga un intercambio franco de información e ideas, pero al mismo tiempo queremos que todos puedan disfrutar de estos Servicios de Comunicaciones.

En el curso ordinario de negocios, nosotros no revisaremos mensajes electrónicos privados que no estén dirigidos a nosotros. Sin embargo, nos reservamos el derecho de hacerlo y utilizar cualquier otra forma de información disponible en virtud de su uso de nuestro sitio en la red (incluyendo por ejemplo, revertir la consulta de la dirección IP), con el fin de cumplir la ley; para hacer cumplir nuestro acuerdo de visitante; o para proteger los derechos, propiedad o seguridad de los visitantes a nuestro sitio en la red, nuestros clientes, el público o la Iglesia y sus empleados, agentes, contratistas y afiliados.

Nos reservamos el derecho de negar el acceso a cualquier servicio de comunicación a quien viole el acuerdo del visitante o aquel que en nuestra opinión, interfiera con la posibilidad de que otros disfruten nuestro sitio en la red o infrinja los derechos de otros. También nos reservamos el derecho (pero no asumimos la obligación) de borrar, mover, copiar o editar cualquier material publicado que llame nuestra atención y consideremos inaceptable o inapropiado, ya sea por razones legales o de otra índole. Nos atendremos a los requisitos legales relativos a la divulgación de estos mensajes a terceros, incluyendo los organismos encargados de hacer cumplir la ley.

Usos Específicos Prohibidos. Sin limitar lo anterior, podemos terminar inmediatamente su uso de los Servicios de Comunicación si usted se involucra en cualquiera de las siguientes actividades prohibidas:

  • Cargar, publicar, enviar por correo electrónico, trasmitir o poner a disposición de otros por otros medios, cualquier contenido que sea ilegal, nocivo, amenazador, abusivo, difamatorio u obsceno;
  • Hacerse pasar por cualquier persona o entidad, o declarar falsamente o tergiversar de otra manera su afiliación con una persona o entidad;
  • Falsificar encabezados o manipular los identificadores de otra forma con el fin de ocultar el origen de cualquier contenido que usted trasmita por medio de los Servicios de Comunicaciones;
  • Cargar, publicar, enviar por correo electrónico, trasmitir o poner a disposición de otros por otros medios, cualquier contenido respecto del cual usted no tenga derecho a trasmitir en virtud de la ley o de relaciones contractuales o de confianza, (tales como información privilegiada, sujeta a derechos de propiedad y de confidencialidad, que conoció o le fue divulgada como parte de una relación laboral o la información sujeta a contratos de no divulgación);
  • Cargar, publicar, enviar por correo electrónico, trasmitir o poner a disposición de otros por otros medios, cualquier contenido que infrinja cualquier patente, marca registrada, secreto comercial, derechos de autor o cualquier otro derecho propietario de cualquiera de las partes;
  • Cargar, publicar, enviar por correo electrónico, trasmitiendo u ofreciendo cualquier propaganda no solicitada o no autorizada, materiales promocionales, o cualquier formulario de solicitud, sin nuestro consentimiento por escrito;
  • Reunir las direcciones de correo electrónico que los usuarios publican en nuestras salas “chat”, foros y demás zonas públicas, con el propósito de enviarles “correo electrónico no deseado”;
  • Subir, publicar, enviar por correo electrónico, trasmitir o poner a disposición de otros cualquier contenido o material que contenga virus informáticos, gusanos o cualquier otro código de computador, archivos o programas diseñados para interrumpir, destruir o limitar el funcionamiento de cualquier software del computador o el hardware, o telecomunicaciones u otro equipo, o violar la seguridad de dicho software, hardware, o telecomunicaciones u otro equipo;
  • Subir o publicar cualquier comentario salido del tema o un material irrelevante con respecto a cualquier blog, sala de “chat”, foro o cualquier otra zona pública;
  • Interferir o interrumpir cualquier servidor o red utilizados para proveer los Servicios de Comunicación, o desobedecer cualquier requisito, procedimiento, políticas o regulaciones de la red que utilizamos para ofrecer los Servicios de Comunicación;
  • Violar cualquier ley vigente local, estatal, nacional o internacional, incluyendo pero no limitado a (i) todas las leyes aplicables referentes a la trasmisión de datos exportados de los Estados Unidos a la nación en la que usted reside, (ii) regulaciones promulgadas por la Comisión de Valores de Estados Unidos y Comisión de la Bolsa y (iii) cualquier regla de cualquier otra nación o intercambio de valores, incluyendo sin límites, la Bolsa de Valores de Nueva York, la Bolsa de Valores Americana o el NASDAQ;
  • Acechar o acosar a otro;
  • Instigar o animar a otros a cometer actividades ilegales o causar heridas o dañar la propiedad de cualquier persona;
  • Recolectar o almacenar datos personales de otros usuarios;
  • Obtener acceso sin autorización a nuestro sitio en la red, o cualquier cuenta, sistema de computadores, o red conectada a este sitio, por medios tales como piratería, falsificación de la contraseña o cualquier otro medio ilícito; u
  • Obtener o tratar de obtener cualquier material o información por cualquier medio que no esté disponible intencionalmente en este sitio.

Correo Electrónico no Deseado. Terminaremos inmediatamente cualquier cuenta que creamos está siendo utilizada para transmitir, o que está conectada de otra forma con, correo electrónico no deseado o cualquier otro correo electrónico masivo no solicitado.

Virus. Debido al volumen de mensajes de correo electrónico que recibimos, enviados por los usuarios de este sitio, no podemos y no siempre monitoreamos estos correos electrónicos y sus anexos. Usted acepta y está de acuerdo en que tales mensajes de correo electrónico pueden contener virus, gusanos y otros componentes dañinos. También reconoce y está de acuerdo en que usted es el único responsable de filtrar los mensajes de correo electrónico y los anexos, para virus, gusanos y otros componentes dañinos.

Contacto Personal Entre los Usuarios del Sitio en la Red. Si bien el contacto personal entre los usuarios, especialmente fuera de este sitio en la red, no es el objetivo de este sitio y es algo que la Iglesia no promueve, es posible y previsible que los usuarios de nuestros servicios se encuentren e interactúen a nivel personal como consecuencia de visitar nuestro sitio en la red o cuando estén utilizando nuestros servicios. Los visitantes y usuarios del sitio interactúan entre sí a su propia cuenta y riesgo. No somos responsables de ninguna consecuencia ante ningún visitante o usuario del sitio, por lo que ocurra debido a la decisión del visitante o usuario de interactuar con otro visitante o usuario.

4. LIMITE DE LAS GARANTÍAS, LIMITACIÓN DE LA RESPONSABILIDAD, INDENMIZACIÓN.

Trabajamos duro con el fin de hacer este sitio en la red un lugar interesante y agradable. Sin embargo, no podemos garantizar que los usuarios siempre encuentren algo que les guste; no pudiéramos ofrecer un servicio gratuito si estuviéramos dispuestos a una responsabilidad sustancial. Por favor lea estos límites cuidadosamente antes de utilizar este sitio en la red.

Utilícelo a su Cuenta y Riesgo. Ofrecemos la información provista en este sitio en la red con propósitos informativos únicamente. Usted puede utilizar el material y los servicios disponibles en este sitio para su uso personal, sin fines comerciales. Tratamos de asegurarnos de que la información que publicamos aquí está vigente y es cierta, y que los servicios ofrecidos son confiables. Sin embargo, a pesar de nuestros esfuerzos, pueden ocurrir errores de vez en cuando. Antes de que usted actúe con base en cualquier información que usted encuentre en nuestro sitio, usted debe confirmar primero los hechos que son importantes para su decisión. SI USTED CONFÍA EN CUALQUIER INFORMACIÓN O SERVICIO DISPONIBLE EN ESTE SITIO, USTED LO HACE A SU CUENTA Y RIESGO. USTED ENTIENDE QUE USTED ES EL ÚNICO RESPONSABLE DE CUALQUIER DAÑO O PÉRDIDA QUE USTED PUDIERA TENER COMO RESULTADO DE LA UTILIZACIÓN DE CUALQUIER SERVICIO O MATERIAL Y/O DATOS QUE USTED BAJE DE ESTE SITIO, O QUE USTED ENCUENTRE DE OTRA MANERA AQUÍ.

Materiales Publicados por Otros Usuarios. No podemos y no revisamos todo comentario publicado en nuestros blogs, foros, y otras zonas disponibles para publicaciones del público. Es posible que usted pueda leer cualquier publicación antes de que cualquier miembro de nuestro equipo lo pueda hacer. No dé por sentado todo lo que usted lea. Usted puede esperar que en estas áreas se incluya información y opiniones de una variedad de personas diferentes a nosotros. No respaldamos ni garantizamos la certeza de cualquier publicación.

No Hay Garantías. ESTE SITIO EN LA RED Y TODOS LOS MATERIALES, INFORMACIÓN Y SERVICIOS DISPONIBLES AQUÍ SON PROVISTOS PARA USTED “CON TODOS SUS DEFECTOS”, “EN SU ESTADO ACTUAL” Y “SEGÚN DISPONIBILIDAD”. NOSOTROS, NUESTROS AGENTES, CONTRATISTAS, AFILIADOS Y LICENCIANTES, NO PUEDEN Y NO GARANTIZAN LA EXACTITUD, TOTALIDAD, ACTUALIDAD, INVIOLABILIDAD O GARANTÍAS IMPLÍCITAS DE COMERCIABILIDAD O IDONEIDAD PARA CUALQUIER PROPÓSITO DEL MATERIAL, INFORMACIÓN Y SERVICIOS DISPONIBLES EN ESTE SITIO; NO GARANTIZAMOS QUE TODOS LOS MATERIALES, INFORMACIÓN O SERVICIOS ESTAN LIBRES DE ERROR, DISPONIBLES CONTINUAMENTE SIN VIRUS U OTROS COMPONENTES NOCIVOS.

Limitaciones de Nuestra Responsabilidad. BAJO NINGUNA CIRCUNSTANCIA SEREMOS RESPONSABLES NOSOTROS O NUESTROS AGENTES, CONTRATISTAS, AFILIADOS Y/O LICENCIANTES ANTE USTED O CUALQUIER OTRA PERSONA DE CUALQUIER DAÑO OCASIONADO DURANTE SU USO DE ESTE SITIO O CUALQUIER PRODUCTO O SERVICIO DISPONIBLE EN O A TRAVÉS DE ESTE SITIO, INCLUYENDO, SIN LIMITANTES, DAÑOS INDIRECTOS, ESPECIALES, FORTUITOS, INDIRECTOS, PUNITIVOS, EJEMPLARES, O DAÑOS DE CUALQUIER TIPO (INCLUYENDO LA PERDIDA DE INGRESOS O BENEFICIOS, PÉRDIDA DE NEGOCIOS O PÉRDIDAS DE DATOS), AUN SI NOSOTROS LE ADVERTIMOS DE ANTEMANO ACERCA DE LA POSIBILIDAD DE TALES DAÑOS. (DEBIDO A QUE ALGUNOS ESTADOS/ JURISDICCIONES NO PERMITEN LA EXCLUSIÓN O EL LÍMITE DE LA RESPONSABILIDAD PARA CIERTAS CATEGORÍAS DE DAÑOS, ALGUNAS DE LAS LIMITACIONES MENCIONADAS ARRIBA PUEDEN NO APLICARSE A USTED. EN TALES ESTADOS/ JURISDICCIONES, NUESTRA RESPONSABILIDAD Y LA RESPONSABILIDAD DE NUESTROS AGENTES, CONTRATISTAS, AFILIADOS Y / O LICENCIANTES, ESTÁ LIMITADA HASTA DONDE LO PERMITA LA LEY DE TALES ESTADOS/JURISDICCIONES). USTED ACEPTA QUE NUESTRA RESPONSABILIDAD Y LA RESPONSABILIDAD DE NUESTROS AGENTES, CONTRATISTAS, AFILIADOS O LICENCIANTES, SI ES QUE HAY ALGUNA, QUE SURJA DE ALGUNA RECLAMACIÓN LEGAL EN CONEXIÓN CON SU USO DE ESTE SITIO EN LA RED O DE LOS PRODUCTOS, SERVICIOS, PROPAGANDAS O PROMOCIONES DISPONIBLES EN ESE SITIO NO EXCEDERÁ LA CANTIDAD QUE USTED PAGÓ POR EL USO DE ESTE SITIO EN LA RED, POR EL CUAL ESTA RESPONSABILIDAD SUPUESTAMENTE SE ORIGINA.

Indemnización. USTED ACEPTA INDEMNIZAR Y EXONERAR DE RESPONSABILIDAD A LA IGLESIA DE DIOS, UNA ASOCIACIÓN MUNDIAL, SUS MIEMBROS, AFILIADOS, LICENCIATARIOS, LICENCIANTES, EMPLEADOS, CONTRATISTAS, AGENTES, OFICIALES Y DIRECTORES, DE CUALQUIER RECLAMO O DEMANDA, INCLUYENDO LOS HONORARIOS RAZONABLES DE ABOGADOS, HECHAS POR TERCEROS A RAÍZ DE INFORMACIÓN O MATERIAL QUE USTED PUBLIQUE, TRASMITA, O PONGA A DISPOSICIÓN DE OTROS EN ESTE SITIO EN LA RED, USTED USE EN ESTE SITIO EN LA RED, SU CONEXIÓN A ESTE SITIO EN LA RED, SU VIOLACIÓN DE ESTE ACUERDO DEL VISITANTE O SU VIOLACIÓN DE LOS DERECHOS DE TERCEROS.

5. MISCELÁNEA

Registro. Para poder acceder a ciertos servicios en nuestro sitio, usted tendrá la oportunidad de registrarse. Usted acepta que la información provista por usted durante el proceso de registro será cierta, completa y que usted no va a registrarse con el nombre de, ni tratará de obtener el servicio bajo el nombre de, otra persona. Nos reservamos el derecho de rechazar o terminar cualquier nombre de usuario que a nuestro parecer pueda parecer ofensivo. Usted será responsable de mantener la confidencialidad de su contraseña y por todas las acciones de cualquier persona que acceda a este sitio en la red por medio o a través de su nombre/contraseña asignada a usted.

Jurisdicción. El acuerdo del visitante deberá interpretarse de acuerdo con las leyes del Estado de la Florida. Al utilizar este sitio, usted acepta la jurisdicción exclusiva de los tribunales federales y estatales de Orange County, Florida, en todas las disputas surgidas o relacionadas con este acuerdo o el uso de este sitio en la red.

Nota: En caso de que hubiera alguna diferencia con el texto original en inglés, de todas formas, para efectos legales, prevalece el original en inglés.

VidaEsperanzayVerdad.org es propiedad de la Iglesia de Dios, una Asociación Mundial (de ahora en adelante llamada la “Iglesia” o “IDDAM”), quien es la encargada de operar este sitio Web. La Iglesia se compromete a proteger su privacidad en línea. Creemos que es importante que usted sepa cómo manejamos la información que recibimos de usted en este sitio. Usted puede visitar http://VidaEsperanzayVerdad.org sin necesidad de revelarnos ninguna información personal.

1.  Cómo obtenemos y utilizamos la información personal

La Iglesia permitirá a los visitantes la creación de cuentas e ingresar la información personal demográfica para ser utilizada únicamente por la Iglesia. No compartiremos ni venderemos esta información a terceros. Al crear una cuenta, los visitantes autorizan a la Iglesia almacenar y utilizar esos datos.

2.  Direcciones IP

Nosotros recolectamos y almacenamos las direcciones IP de todos los visitantes de VidaEsperanzayVerdad.com. Una dirección IP es un número automáticamente asignado a su computador cada vez que usted tiene acceso a Internet. La dirección IP le permite a los computadores y servidores reconocerse y comunicarse entre sí. Nosotros recolectamos la información de las direcciones IP de tal forma que podamos administrar apropiadamente nuestro sistema y recoger información acerca de cómo se está utilizando nuestro sitio, incluyendo las páginas que los visitantes están viendo. Para mantener su anonimato, no asociamos las informaciones IP con los registros que contienen información personal. Sin embargo, nosotros usaremos la información de la dirección IP para identificarlo personalmente a usted con el fin de defender nuestros derechos legales o cuando se nos requiera hacerlo por las autoridades legales establecidas.

3.  Cartas

Le pedimos que nos provea una dirección válida de correo electrónico con el fin de que participe en nuestro programa de envío electrónico de cartas. Su correo electrónico no será vendido ni compartido con terceras personas. Si en algún momento usted desea cancelar la suscripción para recibir cartas futuras, nosotros incluimos instrucciones detalladas para hacerlo el final de cada carta enviada por correo electrónico.

4. Como usamos las “cookies”

Las “cookies” son piezas pequeñas de información que algunos sitios en la red almacenan en el disco duro de su computador cuando usted los visita. Como muchos otros sitios en la red, VidaEsperanzayVerdad.com puede usar estas “cookies” con el fin de que éstas nos provean información relacionada con las fuentes del tráfico en nuestro sitio. El recolectar esta información, sin embargo, no nos permite a nosotros identificarlo personalmente a usted. La mayoría de los navegadores aceptan automáticamente las “cookies” pero permiten modificar los parámetros de seguridad de tal forma que usted puede aprobar o rechazar las “cookies” en cada caso en particular. Nuestro sitio requiere que tanto las “cookies” como el Script de Java sean habilitados. Si usted rechaza las “cookies” de nuestro sitio, algunas partes del sitio tal vez no funcionen correctamente.

5.  Lo que ofrecemos a otras personas interesadas

La Iglesia no le ofrece a ninguna otra persona acceso a su dirección IP ni a su dirección electrónica. Este sitio puede contener algunos enlaces con sitios operados por terceros. La Iglesia no tiene control sobre las políticas de privacidad y prácticas de estos terceros. Si usted tiene inquietudes, lo animamos a que revise los términos de estos sitios para que obtenga más información acerca de las políticas que ellos aplican en estos sitios.

6.  Correos electrónicos

La comunicación por correo electrónico que usted nos envíe será redirigida a la persona más capaz de contestarle. Tratamos de responder de una forma oportuna las comunicaciones que recibimos. Cuando respondemos su comunicación, esta es descartada o archivada, según la naturaleza de su comunicación. Si usted decide utilizar su propio sistema de correo electrónico para comunicarse con nosotros, no podemos controlar la seguridad de su mensaje. Si usted desea que su comunicación sea privada, por favor utilice nuestro enlace “contacto” (disponible al final de cada página).

7.  Quejas

Si usted cree que sus derechos de privacidad han sido violados o si usted tiene otra queja o problema, usted puede enviarnos un correo electrónico haciendo un clic en la tecla de “contacto” que está al final de cada página. Nosotros le contestaremos y trataremos de resolver el problema.

8.  Cambios en nuestra política de privacidad

Ocasionalmente actualizaremos esta política de privacidad. Usted vera la palabra “actualizado” a continuación del enlace “política de privacidad” cerca al final de todas las páginas del sitio. Si la fecha de “actualización” ha cambiado desde su última visita, lo animamos a que revise la política con el fin de que esté informado acerca de cómo este sitio está protegiendo su información.

9.  Sólo política de privacidad en línea

Esta política de privacidad se aplica únicamente a la información recolectada en este sitio en la red y no a la información recolectada fuera de la línea.

10. Su aceptación

Al utilizar nuestro sitio, usted reconoce y acepta nuestra política de privacidad.

vidaesperanzayverdad.org is committed to helping spread the hope and truth of the Bible—proclaiming the good news of the coming Kingdom of God. God’s way of life has wonderful benefits in this life—and the next!

This site is sponsored by the Church of God, a Worldwide Association, which is committed to following Jesus’ instruction: “Freely you have received, freely give” (Matthew 10:8). We offer everything on this site free of charge, with no obligation. We do not solicit the public for funds.

Contributions to assist in providing this priceless information to others are gratefully accepted and are accounted for using the highest standards of financial stewardship.

Thank you for your donations!

Click above to make an online donation. In order to allow more of your funds to go toward your intended purpose instead of bank fees, we encourage you to use the e-check option.

Or you can mail a check to:

Church of God, a Worldwide Association, Inc.
P.O. Box 731480
Dallas, TX 75373-1480

General correspondence can be sent using our contact form or mailed to:

Church of God, a Worldwide Association, Inc.
P.O. Box 540697
Dallas, TX 75354-0697

The Church of God, a Worldwide Association, Inc., is organized and operated as a tax-exempt organization in the United States according to the requirements of IRS 501(c)(3). Contributions are gratefully acknowledged by receipt.

¡Gracias por visitar nuestro sitio web VidaEsperanzayVerdad.org!

Esperamos oír de usted y poder servirle de alguna manera. Por favor sienta la libertad de usar este formulario o contáctenos a través del correo postal o teléfono indicado más abajo.

Iglesia de Dios, una Asociación Mundial
P.O. Box 540697
Dallas, TX 75354-0697

Fono: +1-972-521-7777
U.S. Toll-Free: 1-888-9-COGWA-9 or 1-888-926-4929

Donaciones: Ver instrucciones (solo en Ingles)

Acerca de Nosotros

Creencias Fundamentales

VidaEsperanzayVerdad.com existe para llenar un vacío crítico que existe en el mundo—¡la falta de entendimiento acerca del propósito de la vida, la falta de una esperanza realista de un futuro mejor y la falta de verdad!

Ni la religión ni la ciencia han contestado satisfactoriamente estas preguntas, por lo tanto las personas en la actualidad tienen opiniones divididas, están confundidas o en el peor de los casos, sencillamente ya no les importa. Las antiguas palabras del profeta Isaías resuenan hoy más que nunca: “La verdad tropezó en las calles”. ¿Por qué? ¿No es acaso porque Dios tenía la razón cuando advirtió que los seres humanos se inclinan a rechazarlo y usualmente escogen no conocerlo?

Estamos aquí por las personas que están buscando respuestas, que están listas a probar todas las cosas o aquellos que tienen hambre de saber más acerca de lo que les han enseñado de Dios, la Biblia, el significado de la vida y cómo vivirla. Queremos ayudarles a entender realmente las buenas noticias del evangelio y cumplir la exhortación de Jesucristo de “buscar primeramente el reino de Dios y su justicia”.

VidaEsperanzayVerdad.com es patrocinada por la Iglesia de Dios, una Asociación Mundial. Es respaldada por las generosas contribuciones de colaboradores y miembros de la Iglesia alrededor del mundo, quienes hacen posible que todo lo que ofrecemos en este sitio sea gratuito, cumpliendo lo que Jesucristo dijo: “De gracia recibisteis, dad de gracia”. Usted nunca tendrá que pagar algo ni lo haremos sentirse obligado a nada en este sitio.

La Iglesia de Dios, una Asociación Mundial, tiene congregaciones alrededor del mundo en más de 50 naciones, con sus oficinas centrales en los Estados Unidos, cerca a Dallas, Texas. Si desea saber más acerca de la Iglesia, por favor visite nuestro sitio, iddam.org.

Gracias por visitar VidaEsperanzayVerdad.com. Esperamos que la información que usted está buscando la pueda encontrar en este sitio. Si no es así, por favor háganos saber las inquietudes o temas que tiene en mente, y nosotros trataremos de responderle directamente o agregar este contenido al sitio en la red. Por favor siéntase en libertad de enviarnos sus comentarios y preguntas, utilizando el formulario de contacto de este sitio. Nos gustaría mucho tener noticias suyas.

Creencias Fundamentales, Iglesia de Dios, una Asociación Mundial

Las siguientes afirmaciones representan las creencias fundamentales de la Iglesia de Dios, una Asociación Mundial. Estas creencias, basadas en las Sagradas Escrituras, no constituyen todo el cuerpo de creencias de la Iglesia, pero representan sus creencias fundamentales o básicas.

1. Dios el Padre, Jesucristo y el Espíritu Santo

Dios el Padre es un Espíritu eternamente existente, un ser personal, perfecto, lleno de amor supremo, inteligencia, conocimiento, justicia, poder y autoridad. Fue por medio del Verbo (quien se convirtió en Jesucristo) que Él creó todas las cosas que existen. El Padre es la Fuente de la vida, el Sustentador del universo por medio de su poder. Hay un Señor, Jesucristo, quien ha existido eternamente. Él vino a la tierra para hacer la voluntad del Padre. Él es el Mesías, el Cristo y el Hijo divino del Dios viviente, que nació en la carne, de la virgen María. Dios es una familia eterna que actualmente consiste en el Padre y el Hijo. Tanto el Padre como el Hijo están involucrados en la obra creativa de expandir su familia trayendo muchos hijos (hijos e hijas) a la gloria. El Espíritu Santo es el poder de Dios y el Espíritu de la vida eterna, no un ser o entidad aparte.

Respaldo bíblico: Efesios 4:6; 1 Corintios 8:6; Juan 1:1-4; Colosenses 1:16; Efesios 3:15; 2 Timoteo 1:7; Hebreos 2:10; 2 Corintios 6:18.

2. El reino angelical y Satanás

El reino angelical, que consiste de varios tipos de seres espirituales, fue creado por Dios. Un antiguo “querubín protector”, Lucero, se rebeló contra la autoridad de Dios y se convirtió en Satanás el diablo. Como Lucero, el influyó en una tercera parte de los ángeles para que lo siguieran. Aquellos que lo siguieron a él son ahora espíritus malignos conocidos como demonios. Satanás el diablo es el adversario tanto de Dios como de la humanidad. Él y sus demonios influyen en la humanidad para que rechacen a Dios y a su ley. A estos espíritus malignos se les ha dado dominio temporal sobre el mundo y han engañado a la inmensa mayoría de los seres humanos. Los ángeles que permanecieron fieles a Dios sirven como espíritus ministradores para aquellos que están respondiendo al llamado de Dios.

Respaldo bíblico: Mateo 4:1-11; Lucas 8:12; 2 Timoteo 2:26; Juan 12:31; 16:11; Apocalipsis 12:4, 9; 20:1-3, 7, 10; Levítico 16:21-22; 2 Corintios 4:4; 11:14; Efesios 2:2; Hebreos 1:14.

3. La humanidad

Los seres humanos, tanto el hombre como la mujer, fueron creados a imagen de Dios con el potencial de compartir la naturaleza divina de Dios como hijos en su eterna familia. Los seres humanos son seres mortales que dependen de la respiración y están sujetos a la corrupción y a la decadencia. Ellos no tienen un alma inmortal ni poseen vida eterna en estos momentos. La vida eterna es un don de Dios, dado únicamente a aquellos que aceptan su llamamiento y los términos y condiciones expresados en las Escrituras. Dios les dio a Adán y Eva la oportunidad de elegir la vida eterna al obedecerlo a Él, o la muerte por el pecado. Adán y Eva sucumbieron al pecado al desobedecer a Dios. Como resultado de ello, la muerte entró en el mundo. Todos los seres humanos han pecado y por lo tanto están sujetos a la muerte. En el plan de Dios está dispuesto para todos los hombres que “mueran una vez”.

Respaldo bíblico: Génesis 1:26; 2 Pedro 1:4; Hebreos 9:27; 1 Corintios 15:22; Romanos 3:23; 5:12; 6:23; 8:16-17.

4. El propósito de la vida humana

El propósito de Dios con los seres humanos es agregarlos a ellos como hijos en su familia eterna. Si bien es claro que la vida eterna es un don de Dios, Él espera que sus hijos respondan a su llamamiento, desarrollen un carácter justo al sobreponerse al pecado y crezcan en la gracia y el conocimiento de Jesucristo. Cuando Cristo regrese a esta tierra, estos seres humanos fieles nacerán como seres espirituales dentro de la familia de Dios y reinarán en la tierra como reyes y sacerdotes con Cristo.

Respaldo bíblico: Juan 1:12; Romanos 6:15-16; 8:14-17, 30; Hechos 2:39; 1 Corintios 15:50-53; 2 Pedro 3:18; Apocalipsis 1:6; 3:5; 5:10.

5. La Palabra de Dios

Las Escrituras, tanto el Antiguo como el Nuevo Testamento de la Santa Biblia, son la Palabra de Dios y contienen la revelación completa de la voluntad de Dios y su plan con la humanidad. Directamente inspiradas por Dios en pensamiento y palabra, son perfectas e infalibles tal como fueron escritas originalmente. Las Escrituras son la autoridad final y suprema para la fe y la vida. Son la fuente de doctrina y el fundamento de toda la verdad.

Respaldo bíblico: 2 Timoteo 3:16; 2 Pedro 1:20-21; Juan 10:35; 17:17.

6. El pecado y la ley de Dios

El pecado es la transgresión de la ley de Dios, que es espiritual, perfecta, santa, justa y buena. La ley de Dios está basada en dos grandes principios de amor a Dios y amor al prójimo. Los Diez Mandamientos exponen estos principios fundamentales de la ley de amor de Dios. Transgredir cualquier parte de la ley de Dios le trae a la persona la pena de muerte. Aquellos que aman a Dios y buscan la vida eterna lucharán por guardar los mandamientos de Dios. La obediencia a la ley de Dios produce felicidad y paz mental. La desobediencia a la ley de Dios produce miseria y contiendas y finalmente la muerte eterna.

Respaldo bíblico: 1 Juan 3:4; 5:3; Mateo 5:17-19; 19:17-19; 22:37-40; Santiago 2:10-11; Romanos 2:5-9; 6:23; 7:12-14; 13:8-10.

7. El sacrificio de Jesucristo

Dios amó tanto al mundo que dio a su único hijo engendrado para que los seres humanos pudieran tener vida eterna. En la perfecta justicia de Dios, la pena por nuestros pecados debía ser pagada en su totalidad. Después de vivir una vida humana sin pecado, aunque fue tentado en todo como nosotros, Jesucristo, el Hijo de Dios, murió como el sacrificio perfecto por todos los pecados de la humanidad. Por ser Dios en la carne y el Creador de toda la humanidad, su muerte hace posible que todas las personas y la humanidad en general, sean perdonadas de sus pecados y liberadas de la pena de muerte que merecen como consecuencia del pecado y sean reconciliadas con Dios el Padre. Este plan de salvación para la humanidad existe desde la fundación del mundo.

Respaldo bíblico: Juan 1:18; 3:16; Efesios 1:11; Colosenses 1:16-17, 22; Hebreos 4:15; 9:15; 10:12; 1 Juan 2:2; 4:10; Apocalipsis 5:9; 13:8.

8. Tres días y tres noches

Jesucristo fue levantado de la muerte por el Padre, después de que su cuerpo estuviera en la tumba durante tres días y tres noches. El tiempo en que Él estuvo en la tumba fue la única señal que dio para probar que Él era el Mesías. La resurrección de Jesucristo hizo posible la inmortalidad para los seres humanos mortales. Después de su resurrección, Cristo ascendió a los cielos, en donde ahora está sentado a la diestra de Dios el Padre como nuestro Sumo Sacerdote, hermano mayor y abogado ante el Padre.

Respaldo bíblico: 1 Pedro 1:17-21; 3:22; Mateo 12:39-40; 1 Corintios 15:53; 2 Timoteo 1:10; Juan 20:17; Hebreos 2:10-15; 8:1; 12:2; 1 Juan 2:1.

9. Arrepentimiento

El arrepentimiento es un don de Dios—un don que es necesario para la salvación y la correcta relación con Dios. Todos los que quieran ser perdonados de la pena de muerte que merecemos por el pecado, deben arrepentirse genuinamente de sus pecados, rendir completamente sus vidas a Dios y obedecer sus mandamientos. Ellos deben aceptar por fe a Jesucristo como su Salvador personal, su Señor y su Maestro, su Sumo Sacerdote y su pronto Rey venidero. Estas personas son justificadas, sus pecados son perdonados y como un acto de gracia divina, son bautizados y reciben el Espíritu Santo por medio de la imposición de manos. Con el bautismo ellos se convierten en parte del Cuerpo espiritual de Cristo, la verdadera Iglesia de Dios.

Respaldo bíblico: Hechos 2:38; 3:19; 5:29-32; 2 Corintios 7:10; Juan 3:16; Efesios 1:7; 2:7-10; Romanos 3:21-26; 5:5; 6:6; 8:4, 9-10, 14; 13:10; Jeremías 33:8; Juan 14:16-17; 1 Corintios 12:12-13; Filipenses 2:3-5; 2 Timoteo 2:25.

10. Bautismo en el agua

El bautismo por inmersión en el agua después del arrepentimiento, representa el perdón de los pecados, la sepultura del viejo hombre y el comienzo de una nueva vida en Cristo. Por medio de la oración y la imposición de manos después del bautismo, los creyentes arrepentidos reciben el don del Espíritu Santo y se convierten en parte del Cuerpo espiritual de Jesucristo. Al ceder a, y ser guiados por, el Espíritu Santo, aquellos que se han arrepentido y han sido bautizados experimentan un cambio verdadero en la vida, actitud y forma de pensar.

Respaldo bíblico: Juan 3:23; Hechos 2:38; 8:14-17; 19:5-6; Efesios 4:22-24; 1 Corintios 12:13; Romanos 6:1-6.

11. El día de resposo

El séptimo día de la semana es el Sábado del Señor nuestro Dios, y en este día los seres humanos están obligados a descansar de su trabajo para adorarlo a Él. Establecido y bendecido por Dios en la creación, el séptimo día de la semana comienza al atardecer del viernes y continúa hasta el atardecer del Sábado. El Sábado es una señal que identifica y un pacto perpetuo entre Dios y su pueblo. Los verdaderos cristianos siguen el ejemplo de Jesucristo, los apóstoles y la Iglesia del Nuevo Testamento al celebrar el Sábado del séptimo día.

Respaldo bíblico: Génesis 2:2-3; Éxodo 20:8-11; 31:13-17; Levítico 23:3; Isaías 58:13; Hebreos 4:4-10; Marcos 1:21; 2:27-28; 6:2; Hechos 13:42-44; 17:2; 18:4; Lucas 4:31; 1 Juan 2:4-6.

12. La Pascua

La Pascua debe ser celebrada en la tarde, al comienzo del 14 de Nisán (Abib), de acuerdo con el calendario hebreo preservado por los judíos. Los símbolos de la Pascua del Nuevo Pacto instituidos por Jesucristo la noche antes de morir—el lavatorio de los pies, el pan sin levadura y el vino—hacen parte de este servicio. Los cristianos deben seguir la instrucción y el ejemplo de Jesucristo celebrando la Pascua anualmente como un memorial de su muerte.

Respaldo bíblico: Éxodo 12; Mateo 26:18-30; Juan 13:1-15; Lucas 22:1-20; Juan 1:29; 1 Corintios 5:7.

13. Las fiestas santas de Dios

Las siete fiestas santas anuales son ocasiones especiales para congregarse. Fueron dadas a Israel por Dios por medio de Moisés y fueron guardadas por Cristo, los apóstoles y la Iglesia del Nuevo Testamento, y se nos ordena que las guardemos hoy. Estas fiestas revelan el plan de salvación de Dios para la humanidad. Se seguirán celebrando durante el milenio.

Respaldo bíblico: Colosenses 2:16-17; 1 Pedro 1:19-20; 1 Corintios 5:8; 15:22-26; 16:8; Santiago 1:18; Éxodo 23:14-17; Levítico 23; Lucas 2:41-42; 22:14-15; Juan 7:2, 8, 10, 14; Hechos 2:1; 18:21; 20:16; Zacarías 14:16-19.

14. Las leyes bíblicas acerca de los alimentos

Los animales identificados como “inmundos” en la Biblia no deben ser consumidos por los seres humanos. Las listas de los animales “limpios” e “inmundos” se encuentran en las instrucciones de Dios concernientes a lo que se debe y no se debe comer.

Respaldo bíblico: Levítico 11; Deuteronomio 14.

15. El diezmo

Diezmar es ordenado por Dios. Por medio del diezmo uno honra a Dios con sus bienes materiales y ayuda a la predicación del evangelio, provee para las necesidades físicas de la Iglesia y cuida de los miembros que lo necesitan. Un diezmo especial para las fiestas hace posible que uno pueda asistir a las fiestas ordenadas por Dios.

Respaldo bíblico: Proverbios 3:9-10; Génesis 14:17-20; Números 18:21; Malaquías 3:8; 1 Corintios 9:7-14; Deuteronomio 14:22-29.

16. Servicio militar y guerra

Debido a la enseñanza de Jesús de que debemos amar a nuestros enemigos y la instrucción de Dios con respecto a la vida humana, los cristianos no deben prestar servicio militar. La enseñanza bíblica es que si alguien odia a su hermano, es un asesino. Estar en el ejército traerá problemas para guardar el Sábado y los días de fiesta. Debido a que los cristianos deben obedecer a Dios antes que a los hombres, ellos necesitan mantener el control de sus vidas. Los cristianos deben ser cuidadosos y no permitir que asuntos humanos y preocupaciones los distraigan de su papel como embajadores en el venidero Reino de Dios. Cristo afirmó que su Reino no era de este mundo; por lo tanto sus servidores no pelearían.

Respaldo bíblico: Génesis 9:6; Éxodo 20:13; Mateo 5:21-22; Lucas 6:27-35; Juan 18:36; 1 Corintios 7:21-23; Hechos 5:29; 1 Juan 3:15; 2 Corintios 5:20.

17. La Iglesia de Dios

La Iglesia de Dios es un cuerpo espiritual compuesto por creyentes que tienen y son guiados por el Espíritu Santo. La Iglesia no es una denominación, organización humana o un edificio sino el pueblo con el que Dios está trabajando en cualquier época. El nombre bíblico de esta iglesia es la “Iglesia de Dios”. Su misión es predicar el evangelio del venidero Reino de Dios y hacer discípulos de todos aquellos que respondan al llamado de Dios, ayudándolos en su desarrollo espiritual y reconciliación con Dios.

Respaldo bíblico: Hechos 2:38-39, 47; 20:28; Romanos 8:14; 14:19; Efesios 1:22-23; 4:11-16; 1 Corintios 1:2; 10:32; 11:16, 22; 12:27; 15:9; 2 Corintios 1:1; 5:18-20; Gálatas 1:13; 1 Tesalonicenses 2:14; 2 Tesalonicenses 1:4; 1 Timoteo 3:5; Marcos 16:15; Mateo 24:14; 28:18-20; Juan 6:44, 65; 17:11.

18. Promesas a Abraham

El cumplimiento de las promesas que Dios hizo a Abraham, un hombre llamado el padre de los creyentes, representa la fidelidad de Dios y nos da claves importantes para entender la profecía bíblica. Como lo prometió, Dios multiplicó sus descendientes de tal forma que Abraham se convirtió literalmente en padre de muchas naciones. Dios prosperó materialmente a sus descendientes: Isaac, Jacob (también llamado Israel) y los 12 hijos de Jacob que fueron los progenitores de las 12 tribus del antiguo Israel. Los descendientes de estos pueblos continúan siendo en la actualidad naciones prominentes (especialmente los descendientes de Efraín y Manasés) porque ellos han heredado las bendiciones físicas de Abraham. Además de las bendiciones físicas prometidas a Abraham, Dios le hizo otra promesa al patriarca—una promesa de herencia eterna por medio de su Simiente (Jesucristo), la cual todas las personas, sin importar su linaje físico, pueden recibir. Todos aquellos que respondan al llamamiento de Dios pertenecen a Cristo y son considerados la simiente de Abraham. Entender las promesas que fueron hechas a Abraham nos da un entendimiento más preciso del mundo actual y de los mensajes de los profetas.

Respaldo bíblico: Génesis 12:1-3; 32:28; Salmo 111:1-10; Romanos 4:12, 16; 9:7-8; Gálatas 3:16, 28-29; Hebreos 9:15.

19. El regreso de Jesucristo a la tierra

Al final de esta malvada era presente, Jesucristo regresará a la tierra de un modo visible, para establecer el Reino de Dios y reinar por los siglos de los siglos, comenzando con un período de 1.000 años comúnmente llamado el Milenio. Él se sentará en el trono de David, gobernando a todas las naciones como Rey de Reyes y sirviendo como Sumo Sacerdote a todos lo que lo reconozcan a Él como su Señor y Dueño. Como está profetizado, en esa época Él restaurará todas las cosas y establecerá el Reino de Dios eternamente y para siempre.

Respaldo bíblico: Daniel 2:44; 7:14, 18, 27; Mateo 24:30, 44; Apocalipsis 1:7; 11:15; 19:16; 20:4-6; 1 Tesalonicenses 4:13-16; Juan 14:3; Isaías 9:7; 40:10-11; Hebreos 7:24; Jeremías 23:5; Lucas 1:32-33; Hechos 1:11; 3:21; 15:16.

20. Las resurrecciones

Ser resucitado de la tumba es la única esperanza de vida eterna para los seres humanos que han fallecido. Las Escrituras nos revelan que habrá tres diferentes períodos de futuras resurrecciones para todos aquellos que hayan muerto. Cuando Jesucristo regrese, ocurrirá la primera resurrección a vida eterna para todos aquellos siervos fieles de Dios que hayan muerto a lo largo de los siglos. Estas personas resucitarán de sus tumbas, y junto con aquellos seres humanos que estén vivos y tengan el Espíritu Santo en ellos, serán transformados en seres espirituales inmortales. Después del reinado de 1.000 años de Jesucristo en la tierra, habrá una segunda resurrección a vida física para la mayoría de las personas que han vivido. Estas personas entonces tendrán su primera y única oportunidad para escuchar, entender y responder al llamado de Dios. Si ellas se convierten, recibirán la vida eterna. Habrá una tercera resurrección para los incorregibles, a un breve período de conciencia, en el cual recibirán el juicio justo de Dios—su destrucción en el lago de fuego. Esta resurrección está reservada para aquellos que han rechazado el ofrecimiento de salvación de Dios y van a cosechar la muerte eterna, también llamada la segunda muerte, de la cual no hay resurrección.

Respaldo bíblico: 1 Corintios 15:19, 45-53; Hechos 23:6; Juan 5:21-29; Romanos 6:23; 8:10-11; 1 Tesalonicenses 4:16-17; Ezequiel 37:1-14; Apocalipsis 20:4-5, 11-15; Juan 3:16; Mateo 25:46.

© Igleisia de Dios, una Asociación Mundial

Haga clic aquí si desea descargar una copia en PDF.

All LHT Donations Processed Securely
Payments Gateway - PCI Certified Secure

Click above to make an online donation. In order to allow more of your funds to go toward your intended purpose instead of bank fees, we encourage you to use the e-check option.

Click here to send a check by mail

Mail a check to:
Church of God, a Worldwide Association, Inc.
P.O. Box 731480
Dallas, TX 75373-1480

General correspondence can be sent using our contact form or mailed to:

Church of God, a Worldwide Association, Inc.
P.O. Box 1009
Allen, TX 75013-0017

×

The Church of God, a Worldwide Association, Inc., is organized and operated as a tax-exempt organization in the United States according to the requirements of IRS 501(c)(3). Contributions are gratefully acknowledged by receipt.

×

Discern is published every two months and is available in digital and print versions. Choose your preferred format to start your subscription.

Print subscriptions available in U.S., Canada and Europe

×

Please choose your region:

×

Suscríbase a Discernir

×
Fill out the form below to start your subscription.
×
Por favor, introduzca su nombre de pila.
Por favor ingrese su apellido.
Se requiere una dirección de correo electrónico válida.