Vida, Esperanza y Verdad

Hablando de... Vida, Esperanza y Verdad

El ingrediente para las buenas relaciones

Para Dios las relaciones humanas son muy importantes, no por nada seis de Los Diez Mandamientos regulan nuestro comportamiento hacia los demás.

Los chismes, las calumnias, los malos tratos, las palabras hirientes, el menosprecio o el sentirse superior de manera intelectual, moral o conductualmente, no solo atentan negativamente contra las sanas relaciones, sino que también las destruyen.

El primer y mayor ingrediente para tener buenas relaciones con la familia, con los vecinos, en el trabajo, o en donde quiera que nos encontremos, es la humildad. El apóstol Pablo menciona este ingrediente en su carta a los Filipenses en el capítulo 2: “Nada hagáis por contienda o por vanagloria; antes bien con humildad, estimando cada uno a los demás como superiores a él mismo”.

Por otro lado, Jesús es nuestro gran ejemplo de humildad, nunca hizo “acepción de personas”, al contrario, siempre tuvo ánimo inclusivo y amoroso para relacionarse con los demás y nunca hizo juicio apresurados de alguien.

El ingrediente antagónico a la humildad es la soberbia, la cual destruye amistades y matrimonios, es el veneno que contamina y acaba con todo tipo de relaciones, en cambio la humildad construye, perdona, ayuda y da vida.

Si queremos tener buenas y sanas relaciones con nuestros familiares y amistades, y aún más, tener éxito en el matrimonio, entonces dediquemos tiempo a cultivar y a desarrollar este importante ingrediente en nuestro carácter, busquemos y estudiemos ejemplos bíblicos, y más importante aún, pidamos a Dios humildad, y con el tiempo veremos los frutos que produce en nuestras vidas la humildad, estaremos gozando de la paz del humilde y de la paz de aquel que no habla mal de nadie ni entra en conflicto, que incluso ora por sus enemigos, esa es la clase de humildad que Jesús practico y que debemos imitar como nos dice Juan 13 en el versículo 15 “Porque ejemplo os he dado, para que como yo os he hecho, vosotros también hagáis”.

En nuestra sección “Cambio” encontrará artículos relacionados con este tema y le invito a que trabajemos y hagamos que la humildad sea parte de nuestro carácter, así estaremos en paz con todos quienes nos rodean disfrutando de sanas y buenas relaciones.

Para Vida, Esperanza y Verdad, les hablo Daniel Sepúlveda.