Hablando de... Vida, Esperanza & Verdad

La felicidad vs. El gozo

A diario somos bombardeados con la publicidad que pretende crear necesidades inexistentes y nos ofrece suplirlas: “¡Compre nuestros productos y encontrará la alegría!” “¡Visite nuestra ciudad y encontrará la verdadera felicidad!”.

Todos los seres humanos buscan sentirse plenos, un buen empleo, una situación económica estable, una familia bien constituida, un círculo de amistades que le proporcionen confianza. ¡Todos buscan ser felices en esta vida!

Pero, ¿Qué es la felicidad?... si hacemos esta pregunta a 10 personas, tendríamos muy probablemente 10 definiciones diferentes. La felicidad parece ser algo pasajero, momentos puntuales de alegría en nuestras vidas que desaparecen y solo nos queda el recuerdo.

El diccionario de la real academia española define felicidad como “Un estado de grata satisfacción espiritual y física”.

Esta felicidad temporal, normalmente está motivada por un conjunto de  circunstancias que involucran a diferentes personas en determinados episodios de nuestras vidas.

Curiosamente la Biblia no habla de la felicidad… ¿le parece extraño aquello? Nuestro Creador no aborda el temporal sentimiento de la felicidad.

No obstante, Dios sí nos habla del gozo, siendo éste NO un sentimiento temporal como lo es la felicidad, sino más bien como una actitud de vida. El gozo es un promedio de los momentos buenos y momentos malos… es una constante que se fortalece en el tiempo con la observancia de los mandamientos de Dios.

En el Salmo 16 versículo 11 nos dice: “Me mostrarás la senda de la vida; en tu presencia hay plenitud de gozo; delicias a tu diestra para siempre”.

En las páginas de Biblia podemos encontrar los consejos de Dios para encontrar la satisfacción genuina y constante que trae como resultado la obediencia a sus leyes santas.  El gozo es una actitud de vida, no es un sentimiento pasajero.

Lo invitamos a descubrir cómo desarrollar esta actitud de regocijo que sólo encontrará en los consejos del Dios del universo.

Para Vida, Esperanza y Verdad, soy Jaime Guíñez.