Vida, Esperanza y Verdad
Suscríbase a nuestro Boletín de Noticias

Corrupción: ¿el carácter de los líderes?

Por Daniel Campos

Los escándalos de corrupción sacuden al mundo. Los casos de gobernantes deshonestos y de sobornos millonarios inundan las portadas de los periódicos. ¿Hay una solución real o será siempre así?

El pasado 21 de abril una multitud recorrió las calles de Buenos Aires en protesta por la corrupción. La divulgación de las fotocopias de los cuadernos de un chofer, que involucran casos de sobornos y aportes “ilegales” a campañas políticas, involucra a las principales empresas de la construcción y a exfuncionarios del gobierno anterior de Argentina. El actual propio presidente de ese país, Mauricio Macri, que ganó las elecciones levantando las banderas de la transparencia y la honestidad, ya acumula más de 214 causas en la justicia.

En México, periódicas manifestaciones en la avenida Reforma claman sin cesar por un poco de justicia. El fiscal de Colombia, Luis Gustavo Moreno, que encabezaba la lucha en contra de las prácticas corruptas en la Fiscalía General de la Nación, fue él mismo destituido por acusaciones de corrupción y condenado a cuatro años de cárcel. El expresidente de Guatemala Otto Pérez Molina fue juzgado por corrupción, y enfrentó cargos por los delitos de asociación ilícita, enriquecimiento ilícito y defraudación aduanera. En Perú, el expresidente Pedro Pablo Kuczynski (PPK) debió renunciar apenas unos meses después de ser electo entre acusaciones de corrupción y sobornos. La Operación Lava Jato (traducido como Operación lavado a presión), una investigación de corrupción llevada a cabo por la Policía Federal de Brasil, derivó en más de una centena de citaciones, teniendo como objetivo investigar un esquema de lavado de dinero sospechoso por mover más de 2.640 millones de dólares. Recientemente, en un polémico juicio, el mismo expresidente Lula da Silva fue encarcelado.

Corrupción mundial

Los casos conocidos de corrupción están lejos de ser únicamente latinoamericanos. El Congreso español decidió, hace pocos meses, remover a su presidente Mariano Rajoy tras un fallo de la justicia que probó la existencia de “una estructura financiera y contable paralela" en su partido. Hasta el señor Donald Trump, actual presidente de Estados Unidos, reúne acusaciones de corrupción.

La ONG Transparencia Internacional (TI), que suele señalar la falta de esfuerzos en el mundo para combatir la corrupción, publicó recientemente su Índice Anual de Percepción de la Corrupción. Ésta ubica como países menos corruptos a Nueva Zelanda y Dinamarca. Venezuela es la nación latinoamericana peor situada, está en el puesto 169, al mismo nivel que Irak, mientras que Uruguay obtiene la mejor puntuación de Latinoamérica, en el número 23 del índice mundial. En el informe de TI, en el que las variaciones interanuales son normalmente pequeñas, se destacan la subida de tres puntos para Argentina y dos puntos para Perú y Haití, así como las caídas de tres unidades para Brasil y El Salvador.

Cuando la corrupción sobreabunda

El Caso Odebrecht es una investigación del Departamento de Justicia de los Estados Unidos publicada el 21 de diciembre de 2016 sobre la constructora brasileña Odebrecht, en la que se detalla que la misma habría realizado coimas de dinero y sobornos a funcionarios del gobierno de 12 países: Angola, Argentina, Colombia, Ecuador, Estados Unidos, Guatemala, México, Mozambique, Panamá, Perú, República Dominicana y Venezuela, durante los últimos 20 años. Así la compañía obtenía beneficios en contrataciones públicas.

Los Panamá Papers (en español papeles de Panamá)​ es la expresión dada por los medios de comunicación a una filtración informativa de documentos confidenciales de la firma de abogados panameña Mossack Fonseca, que reveló el ocultamiento de propiedades de empresas, activos, ganancias y evasión tributaria de jefes de estado y de gobierno, líderes de la política mundial, personas políticamente expuestas y personalidades de las finanzas, negocios, deportes y el arte.​ El escándalo afecta a 140 altos dirigentes políticos y personalidades públicas de 50 países diferentes, que participan o han participado en sociedades offshore en 21 paraísos fiscales distintos. Entre aquellos cuyas transacciones se han hecho públicas se encuentran 12 jefes y ex jefes de estado, tales como el presidente de Argentina Mauricio Macri, el primer ministro de Islandia Sigmundur Davíð Gunnlaugsson, el presidente de Ucrania Petró Poroshenko y la familia del primer ministro pakistaní Nadas Sharif, entre otros.

Causa y solución de la corrupción mundial

No podemos negarlo. El ser humano ha sido incapaz de gobernarse en forma honesta y justa a sí mismo. La mentira, que es un componente que nunca falta cuando se trama un acto de corrupción, ha permeado nuestras sociedades a un punto tal, que muchos la consideran como un medio legítimo para alcanzar sus objetivos. El político en campaña miente diciendo lo que el pueblo quiere escuchar, aunque íntimamente piense otra cosa. El pueblo sabe que miente, pero al mismo tiempo razona que no está tan mal ya que todos lo hacen. Es la mentira legitimada, la falta de integridad tanto personal como institucional, el fundamento que sostiene la corrupción.

Quienes participamos en VidaEsperanzayVerdad creemos que la Biblia es el Manual de instrucciones que Dios le dejó a la humanidad. En Deuteronomio 16:19-20 leemos: “No tuerzas el derecho; no hagas acepción de personas, ni tomes soborno; porque el soborno ciega los ojos de los sabios, y pervierte las palabras de los justos. La justicia, la justicia seguirás”.

Si el carácter de los actuales gobernantes fuese firme y no estuviese inclinado continuamente al mal, estas palabras serían parte de su conducta cotidiana. Las instrucciones de las Sagradas Escrituras continúan: “No hurtaréis, y no engañaréis ni mentiréis el uno al otro… No oprimirás a tu prójimo, ni le robarás. No retendrás el salario del jornalero en tu casa hasta la mañana… No harás injusticia en el juicio, ni favoreciendo al pobre ni complaciendo al grande; con justicia juzgarás a tu prójimo” (Levítico 19:11, 13, 15). Negar estos principios bíblicos que se aplican tanto nacional como individualmente, conlleva la pérdida de integridad necesaria para que las personas vivan en una sociedad sana y que repudia la corrupción o cualquiera otra clase de injusticia, el maltrato al prójimo o a la naturaleza.

El carácter de los futuros gobernantes

¡Pero hay buenas noticias por delante! A pesar de que las cosas no mejorarán a corto plazo, la profecía bíblica nos indica que un nuevo mundo se aproxima: el maravilloso mundo de mañana. El Dios todopoderoso no es indiferente a la opresión con que los gobernantes, ricos y poderosos han sometido a la humanidad. Este mundo secuestrado por Satanás está a punto de cambiar drásticamente. Cuando Jesucristo regrese a la Tierra establecerá un gobierno mundial perfecto con abundancia, justicia y paz. Como “Rey de reyes y Señor de señores” será acompañado por otros que gobernarán con Él. Será el gobierno de los incorruptibles. Por este motivo, a futuro, vivir en ese mundo será una de las experiencias más maravillosas que el hombre pudiera experimentar. Todo el sistema gubernamental, económico, comercial, educativo y social será transformado, adecuado a los principios de la justa y santa ley de Dios. Usted puede ser parte de ese mundo venidero. Si quiere saber más sobre ese maravilloso futuro no deje de descargar, sin costo de su parte, el folleto El Misterio del Reino de Dios. En este folleto gratuito explicamos con más detalle el exitoso porvenir que le espera a la humanidad en un futuro ya muy cercano.

Sepa más

Propósito de la profecía

Dos de los Profetas Menores nos ofrecen lecciones fundamentales acerca de por qué nos da Dios predicciones acerca del futuro. ¿Cuál es el propósito?

×

Discern is published every two months and is available in digital and print versions. Choose your preferred format to start your subscription.

Print subscriptions available in U.S., Canada and Europe

×

Please choose your region:

×

Suscríbase a Discernir

×
Fill out the form below to start your subscription.
×
Por favor, introduzca su nombre de pila.
Por favor ingrese su apellido.
Se requiere una dirección de correo electrónico válida.