Nace bebé de tres padres genéticos

Imágen: pixabay.com 
Semanas atrás, la revista New Scientist publicó una noticia revolucionaria para el mundo de la medicina: el nacimiento del primer bebé engendrado con la técnica de reproducción asistida que utiliza el ADN de tres personas, llamada como de los “tres padres”, y sin destruir embriones, y según la publicación, para estas fechas el niño tendría ocho meses de nacido, y contaría con el ADN de su padre y de su madre, más una pequeña cantidad de código genético de una donante.

Según el artículo, se reveló que fueron médicos de Estados Unidos quienes aplicaron en México esta técnica sin precedentes para asegurarse que el niño naciera libre de una enfermedad genética de su madre, de origen jordano, y quien había perdido a sus dos primeros hijos por culpa del síndrome de Leigh, una dolencia mortal que afecta el sistema nervioso en desarrollo, y aunque los genes de la enfermedad están presentes en el ADN de la madre, ella está sana.

Este acontecimiento es relevante e histórico para los descendientes de Manasés (Estados Unidos) y Efraín (Gran Bretaña), naciones que Dios ha bendecido sin precedentes, pero que cada día en sus decisiones no toman en cuenta a Dios, olvidándose de sus mandamientos y leyes eternas, por lo que nuestro Creador advierte que vendrán tiempos donde éstas y el resto de las naciones serán corregidas severamente.

Oseas, profecía para nuestros días

En el pasado, la antigua Casa de Israel entró en un periodo de deterioro espiritual, por lo que Dios les advirtió lo que les sucedería si continuaban apartados de su camino, y fue a través del profeta Oseas que les hizo llegar un mensaje de advertencia, principalmente a dos naciones en la actualidad que antiguamente integraban la Casa de Israel: Gran Bretaña y Estados Unidos.

Tomando en cuenta el principio de dualidad profética, Oseas resume, directa y específicamente, la actitud que tienen hoy día los pueblos de Gran Bretaña (Efraín) y Estados Unidos (Manasés).

Leemos en Oseas 4:1-3 que el profeta le habla a una sociedad que se conduce sin tomar en cuenta a Dios, pero específicamente a los “hijos de Israel, porque el Eterno contiende con los moradores de la tierra; porque no hay verdad, ni misericordia, ni conocimiento de Dios en la tierra”.

Hagamos un breve repaso de las decisiones más relevantes que Estados Unidos y Gran Bretaña han tomado en los últimos 50 años y que son contrarias a las leyes de Dios:

  • 25 de junio de 1962, en Estados Unidos se prohíbe la lectura de la Biblia en las escuelas.
  • 28 de octubre de 1965, la Cámara de los Lores en Inglaterra aprobó un decreto “permitiendo” los actos homosexuales en privado entre adultos anuentes. El decretó se aprobó por un votación de 116 a favor y 46 votos en contra.
  • 5 de julio de 1996, nace la oveja “Dolly” en Escocia, mediante la técnica de la clonación.
  • 22 de enero de 2001, la Cámara de los Lores convierte a Gran Bretaña en el primer país que legaliza la creación de embriones humanos por clonación.
  • 11 de agosto de 2004, Gran Bretaña autoriza el clonar embriones humanos con fines terapéuticos.
  • 12 de noviembre de 2013, sacan la Biblia de la Casa Blanca, en Estados Unidos.
  • 3 de febrero de 2015, la Cámara de los Comunes aprobó con 382 votos a favor y 128 en contra, legislación que autoriza la técnica de reproducción asistida que utiliza el ADN de tres personas para buscar el evitar enfermedades mitocondriales.
  • 26 de junio de 2015, la Suprema Corte de Justicia de Estados Unidos aprueba los matrimonios homosexuales. Presidente Barack Obama lo celebra.
  • 19 de noviembre de 2015, Estados Unidos aprueba el pescado modificado genéticamente para consumo humano, el llamado salmón AquAdvantage.
  • Octubre de 2016, revista New Scientist da a conocer que nació, aproximadamente en mayo de 2016, el primer bebé con la técnica de reproducción asistida que utiliza el ADN de tres personas.

El objetivo de esta técnica es recurrir a un óvulo sano de donante para aprovechar sus mitocondrias. Sería imposible eliminar una a una las mitocondrias lesionadas de un óvulo enfermo y sustituirlas por las de otro sano. En lugar de ello, se vacía el núcleo del óvulo sano —preservando el resto de la estructura celular— y se sustituye por el del óvulo con mitocondrias alteradas. De esta forma, el nuevo óvulo resultante lleva todos los cromosomas de la madre y las mitocondrias sanas de la donante. Y puede ser fecundado en el laboratorio por los espermatozoides del padre sin riesgo de transmisión de enfermedad mitocondrial.

Hay otra forma de hacerlo: se sigue el mismo procedimiento con la diferencia de que en el intercambio no se usan óvulos, sino núcleos de embriones en sus primeras fases de desarrollo, por la que ya cuenta con el contenido genético de los dos padres. En ambos casos, hay tres fuentes de ADN: de los padres y de la donante.

“Mi pueblo fue destruido, porque le faltó conocimiento.” Le faltó el conocimiento de Dios. “Por cuanto desechaste el conocimiento, yo te echaré del sacerdocio; y porque olvidaste la ley de tu Dios, también yo me olvidaré de tus hijos. Conforme a su grandeza, así pecaron contra mí; también yo cambiaré su honra en afrenta. […] Comerán, pero no se saciarán; fornicarán, más no se multiplicarán, porque dejaron de servir a El Eterno” (Oseas 4:6-7,10).

Los pueblos de Efraín y Manasés de la actualidad, Gran Bretaña y Estados Unidos respectivamente, han sido bendecidos como ninguna otra nación, pero del mismo modo han pecado y aprobado leyes contrarias a nuestro Dios, encausando al resto de naciones por un camino de vergüenza y corrupción, del que pronto serán corregidas.

“Porque como novilla indómita se apartó Israel; ¿los apacentará ahora el Eterno como a corderos en lugar espacioso? Efraín es dado a ídolos; déjalo. Su bebida se corrompió; fornicaron sin cesar; sus príncipes amaron lo que avergüenza. El viento los ató en sus alas, y de sus sacrificios serán avergonzados” (Oseas 4:16-19).

Mantengamos la mirada puesta en Jesucristo, aplicando las leyes de Dios en nuestras vidas sin fluctuar. Confiemos en que Dios nos protegerá adecuadamente al momento cuando Él intervenga para poner fin al perjurio, la mentira, al asesinato, el hurto, la fornicación y el adulterio de este mundo.