Vida, Esperanza y Verdad
Suscríbase a nuestro Boletín de Noticias

Tensión en la Franja de Gaza

Por Jorge Iván Garduño

Las tensiones que se desataron desde hace cinco meses en la zona de Gaza, derivaron en que Israel haya restringido aún más el paso de mercancías a la región a través del paso fronterizo “Kerem Shalom”, el único acceso de carga hacia el territorio palestino. El paso permanecía cerrado desde principios de julio, como represalia por los ataques a Israel con proyectiles desde la Franja de Gaza. Esto se suma a una operación militar efectuada con bombardeos del ejército de Israel, que causó la muerte de al menos dos adolescentes a mediados de julio, en el pequeño territorio. En especial, Israel restringió el paso de petróleo y gas.

En días pasados, en Medio Oriente una tensa calma se estableció en la región, luego de que Israel aprobara una tregua en la Franja de Gaza para intentar poner fin a la guerra encubierta con Hamás, pero en las últimas semanas ha desembocado en ataques generalizados de ambos bandos.

El gabinete de seguridad israelí, el órgano del gobierno que decide sobre las ofensivas militares, y es una especie de sanedrín de ministros, que está al timón de la seguridad del Estado judío, ratificó este pasado miércoles 15 de agosto, según el diario Haaretz, el precario alto al fuego en vigor desde el pasado día 10 de agosto. Esto da término de los peores enfrentamientos registrados desde el conflicto de 2014.

El cese de hostilidades ha permitido la reapertura completa del puesto fronterizo de Kerem Shalom, cerrado para el paso de mercancías desde el pasado 9 de julio. Más de 700 camiones atravesaron ayer la terminal de carga con material de construcción, productos textiles, comida para ganado, combustible y otros productos básicos para la maltrecha economía del territorio palestino, sometido al bloqueo israelí y egipcio. El ejército de Israel había autorizado el paso de alimentos y medicinas a través del paso Kerem Shalom. El Ministerio de Defensa también ha ordenado ampliar la zona de pesca hasta nueve millas náuticas de la costa.

Es de todos conocido que, el primer ministro israelí Benjamín Netanyahu, ha proclamado en múltiples ocasiones, que no permitirá la creación de un Estado Palestino ni el desmantelamiento de los asentamientos judíos de Cisjordania, discurso que propició que los votantes más extremistas le concedieran su voto en marzo de 2015.

El nacionalismo del dirigente conservador del Likud genera preocupación y temor en Europa, al vislumbrar que la solución al conflicto palestino-israelí podrían terminar enterrado. Aun así, la administración del señor Donald Trump apoya fervientemente a Netanyahu.

Las expectativas de un acuerdo para devolver la calma a la frontera se dispararon después de que Israel permitiera el regreso a la Franja de Gaza al señor Saleh al Aruri, número dos de Hamás en el exilio, y considerado uno de sus mayores enemigos del Estado judío.

Sin embargo, las negociaciones para restablecer la calma y resucitar la economía de Gaza, tras cinco meses de tensión letal en la frontera, se han visto golpeadas desde comienzos de agosto tras una espiral de ataques de ambas partes. Al mismo tiempo, Egipto trata de mediar con urgencia para establecer una tregua de más largo alcance.

El nuevo elemento que se agrega es que la administración del presidente Donald Trump, acordó el pasado mes de enero congelar una sexta parte de la aportación de su gobierno a la UNRWA, la Agencia de Naciones Unidas especializada que atiende a los refugiados descendientes de las familias desterradas palestinas.

El recorte impuesto por el señor Trump ha estrangulado las finanzas de la UNRWA, que llegaron a acumular un déficit de 446 millones (un 12 % del presupuesto), posteriormente reducido a la mitad gracias a las aportaciones de donantes en junio. Esto significa una seria amenaza a la economía de la región, ya que esta agencia da empleo a más de 30 mil personas —sólo en la Franja de Gaza tiene contratados a cerca de 13 mil trabajadores, entre docentes, personal sanitario y equipos de ayuda humanitaria.

Sami Mshasha, también portavoz de la ONU para los refugiados palestinos, ha asegurado que la agencia “intentará mantener los servicios esenciales a pesar de la crisis financiera”, y en especial tratará de “minimizar el impacto sobre los refugiados que se encuentren en situación más vulnerable en Gaza”.

Desde Israel, el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, se ha mostrado partidario de transferir los fondos de la UNRWA al Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados y disolver la agencia en Gaza. “Sólo sirve para perpetuar el problema de los refugiados palestinos y alentar su supuesto derecho de retorno”, argumenta Netanyahu.

Por su parte, la histórica dirigente de la Organización para la Liberación de Palestina, Hanan Ashrawi, sostiene que Estados Unidos pretende “convertir en irrelevante” una agencia de la ONU que atiende al sector más necesitado del pueblo palestino.

La profecía bíblica sigue su curso e Israel tomará un papel protagónico intransferible en la escena mundial, convirtiéndose en el núcleo de una lucha mortal por el dominio de la región, siendo Jerusalén la pieza clave para el futuro de la humanidad.

La ciudad de paz, no verá la paz duradera y verdadera sino hasta el retorno de nuestro Señor Jesucristo, el único que puede establecerla, porque Él es el Mesías, el Príncipe de Paz: “Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro; y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz” (Isaías 9:6).

A medida que vaya escalando el conflicto en Medio Oriente, la humanidad toda llegará al borde de la aniquilación. Pero antes que la humanidad se autodestruya, Dios intervendrá poderosamente en los asuntos del hombre a través de la segunda venida de Jesucristo, quien regresará a la Tierra liderando un gran ejército para salvar al Medio Oriente y al mundo entero de sus problemas.

“Así dice el Eterno: Yo he restaurado a Sion, y moraré en medio de Jerusalén; y Jerusalén se llamará Ciudad de la Verdad, y el monte del Eterno de los ejércitos, Monte de Santidad” (Zacarías 8:3).

Oremos porque pronto se establezca el Reino de Dios sobre la Tierra, un reino que terminará con el dolor, sufrimiento, conflicto y guerra en Medio Oriente y en el mundo entero.

Sepa más

Paz en el Medio Oriente

Eventualmente se establecerá la paz en esta región tan conflictiva, pero no de la manera que muchos están esperando. ¿Qué dice la Biblia de la paz en el Medio Oriente?

×

Discern is published every two months and is available in digital and print versions. Choose your preferred format to start your subscription.

Print subscriptions available in U.S., Canada and Europe

×

Please choose your region:

×

Suscríbase a Discernir

×
Fill out the form below to start your subscription.
×
Por favor, introduzca su nombre de pila.
Por favor ingrese su apellido.
Se requiere una dirección de correo electrónico válida.