Los 144.000

¿Quiénes son los 144.00 que se mencionan en el libro de Apocalipsis? ¿Cuándo van a ser escogidos? ¿Representan la Iglesia hoy en día? ¿Va a estar limitada la salvación a este grupo especial?

En el libro de Apocalipsis encontramos tres referencias a un grupo de personas que suman 144.000. Apocalipsis 7:4 dice: “Y oí el número de los sellados: ciento cuarenta y cuatro mil sellados de todas las tribus de los hijos de Israel”. Este grupo está conformado por 12.000 personas de cada tribu de Israel, con la excepción de Dan (vv. 5-8). La razón por la cual Dan no está incluido es motivo de especulaciones.

Apocalipsis 14:1 habla de “Después miré, y he aquí el Cordero estaba en pie sobre el monte de Sion, y con él ciento cuarenta y cuatro mil, que tenían el nombre de él y el de su Padre escrito en la frente”. La tercera referencia habla de este grupo cantando delante de Dios y manifiesta que: “Y cantaban un cántico nuevo delante del trono, y delante de los cuatro seres vivientes, y de los ancianos; y nadie podía aprender el cántico sino aquellos ciento cuarenta y cuatro mil que fueron redimidos de entre los de la tierra” (v. 3).

Para entender quiénes son estas personas, debemos responder unas cuantas preguntas básicas.

¿Cuándo son sellados los 144.000?

La primera referencia de este grupo de personas en el libro de Apocalipsis viene justo después de que han sido abiertos seis sellos, trayendo consigo miseria y destrucción a los habitantes de la Tierra. Estos incluyen cuatro caballos (que representan falsos profetas, guerra, hambre y pestes) seguida de una persecución religiosa, con la muerte de fieles cristianos y señales en los cielos. (Para mayor estudio de los sellos del libro de Apocalipsis, lea nuestro artículo “Los siete sellos”.)

Estos acontecimientos, que vendrán por causa del mal gobierno de la humanidad y los esfuerzos de Satanás por destruirla, fueron profetizados por Cristo en la profecía del monte de los Olivos. En esta enseñanza acerca del futuro, Jesús describió este tiempo como: “porque habrá entonces gran tribulación, cual no la ha habido desde el principio del mundo hasta ahora, ni la habrá. Y si aquellos días no fuesen acortados, nadie sería salvo; mas por causa de los escogidos, aquellos días serán acortados” (Mateo 24:21-22).

Después de estos tiempos de gran tribulación, organizados por Satanás y las personas engañadas, viene el castigo de Dios llamado “la ira del Cordero” y “el gran día de su ira” (Apocalipsis 6:16-17). Los 144.000 son sellados después de la tribulación y antes de la ira de Dios. Como se explica en el siguiente capítulo, a los cuatro ángeles que están preparados para traer el castigo de Dios a la tierra se les dice que no hieran la tierra hasta que este grupo haya sido sellado (Apocalipsis 7:1-3).

Estas escrituras nos muestran que estos 144.000 son personas que sobrevivirán a la Gran Tribulación. No son fieles santos que han vivido y muerto a través de los siglos.

¿En qué estado espiritual se encuentran los 144.000?

Los 144.000 son personas que han sido fieles a Dios. Son llamados “siervos de nuestro Dios” (Apocalipsis 7:3), los que “no se contaminaron con mujeres, pues son vírgenes (refiriéndose a su pureza espiritual)”. “Estos son los que siguen al Cordero por dondequiera que va. Estos fueron redimidos de entre los hombres como primicias para Dios y para el Cordero” (Apocalipsis 14:14). El libro de Apocalipsis identifica a estas personas fieles a Dios como “los que guardan los mandamientos de Dios” (Apocalipsis 12:17; Apocalipsis 14:12). En el último capítulo se menciona “Bienaventurados los que lavan sus ropas, para tener derecho al árbol de la vida, y para entrar por las puertas en la ciudad”. Desafortunadamente muchos que se dicen ser cristianos no guardan todos los mandamientos de Dios. (Para estudio adicional, lea nuestros artículos “¿Fueron los Diez Mandamientos respetados en el Nuevo Testamento?” y “¿Fue el sábado remplazado por el domingo?”).

¿Hoy en día los miembros de la Iglesia están incluidos en los 144.000?

Varias iglesias y grupos dicen que sus miembros o una parte de ellos hacen parte de los 144.000. Dejando a un lado las pretensiones humanas, analicemos lo que dice la Biblia acerca de cuándo son sellados los miembros de la Iglesia de Dios comparándolo con cuándo son sellados los 144.000.

Previamente vimos que en Apocalipsis 7:3 se les dijo a los ángeles que no hirieran la tierra hasta que los siervos de Dios —los 144.000, fueran sellados en la frente. Un sello tiene como connotación cerrar algo o sellarlo, así como una carta o un libro. También identifica o hace que algo sea verdadero o que ha sido aprobado. En Ezequiel 9:4 Dios le dice a Ezequiel: “ponles una señal en la frente a los hombres que gimen y que claman a causa de todas las abominaciones que se hacen en medio de ella”. Ya sea una marca literal o simbólica debido a la forma de pensar de estas personas, así fueron identificados por Dios.

El Nuevo Testamento también tiene ejemplos de personas que han sido marcadas o identificadas por Dios, como genuinos y futuros beneficiarios de una bendición especial. Juan 6:27 habla de Jesús, “porque a éste señaló Dios el Padre”.

Los miembros de la Iglesia también van a ser sellados. Pablo describe a los miembros en Éfeso como personas que: “fuisteis sellados con el Espíritu Santo de la promesa”. Más adelante les dice “Y no contristéis al Espíritu Santo de Dios, con el cual fuisteis sellados para el día de la redención” (Efesios 4:30). Escribiéndoles a los miembros en Corinto, Pablo se refirió a Jesucristo “el cual también nos ha sellado, y nos ha dado las arras del Espíritu en nuestros corazones” (2 Corintios 1:22).

Los que son guiados por el Espíritu Santo de Dios, serán lo sellados, marcados o identificados como verdaderos cristianos, hijos de Dios y herederos que recibirán la vida eterna (Romanos 8:14-16). Este sellamiento tiene lugar durante el bautismo, cuando la persona recibe el Espíritu Santo después de arrepentirse de sus pecados y ser sumergido en el agua (Hechos 2:38; Hechos 19:6).

Una diferencia importante para tener en cuenta es que los miembros de la verdadera Iglesia de Dios son sellados por Dios para vida eterna cuando reciben y son guiados por el Espíritu Santo. Al parecer, los 144.000 son personas que durante la Gran Tribulación, se arrepentirán de sus pecados y dedicarán sus vidas a Dios por medio de la fe y la obediencia, para ser sellados para la salvación.

Tengamos en cuenta además, que la visión en Apocalipsis 14:1-3 de los 144.000 cantando delante del trono de Dios, tiene lugar después de que estas personas han pasado por la Gran Tribulación, antes del regreso de Cristo y después de haber sido sellados y convertidos en seres espirituales. No es una visión de personas en el cielo como algunos piensan erróneamente.

¿Está limitada la salvación a los 144.00?

En Apocalipsis 7 se identifican a los 144.000 como un grupo compuesto por 12.000 personas de cada una de las tribus de Israel con excepción de la tribu de Dan. Dos puntos importantes que queremos resaltar es que los descendientes de la antigua nación de Israel siguen siendo importantes para Dios y la salvación no está limitada a este grupo. Aparte de los 144.000, una multitud innumerable también estará delante de Dios con “ropas blancas” (Apocalipsis 7:9, 13), algo que representa una vida justa (Apocalipsis 3:4-5).

Esta gran multitud incluye personas “de todas naciones y tribus y pueblos y lenguas” (Apocalipsis 7:9). Mientras están delante del Cordero (Cristo), se hace la pregunta de quienes son éstos y de dónde vienen. La respuesta es: “Estos son los que han salido de la gran tribulación, y han lavado sus ropas, y las han emblanquecido en la sangre del Cordero” (v. 14). Por su respuesta a Dios, ellos servirán “delante del Trono de Dios” (v. 15).

¿Cuál va a ser el motivo de que tantas personas se vuelvan a Dios durante la Tribulación? La Biblia revela que dos representantes de Dios, llamados los “dos testigos” van a profetizar en nombre de Dios durante tres años y medio (Apocalipsis 11:3). En medio de toda la confusión y las circunstancias difíciles que vendrán con la tribulación, el ministerio de estos siervos de Dios traerá más hijos e hijas a la familia eterna de Dios. Estas personas vendrán de los 144.00 y de la innumerable multitud.

Si desea profundizar en este tema, vea “Las 12 tribus de Israel en la actualidad: ¿quiénes son?” y “Los dos testigos”.