El milenio de 1.000 años

¿Es real la predicción de la Biblia acerca de mil años de paz en la tierra? ¿Qué significará el Milenio para usted?

En un mundo inestable amenazado por guerras, terrorismo, disturbios del clima y desastres naturales, el concepto de un período de 1.000 años de paz—con frecuencia llamado el Milenio—nos fascina. No es sorprendente que la gente tenga curiosidad por el futuro. Lo que es sorprendente es cuán poca información verdadera está disponible acerca del Milenio del cual habla la Biblia y cuán poco entiende sobre el tema la gran mayoría de la gente.

La Biblia es la única fuente segura de entendimiento sobre este tema; y ésta, de hecho, tiene mucho que decir acerca de este próximo período de tiempo de 1.000 años. No obstante las traducciones hispanas comunes de las Escrituras no usan el término “milenio”. Y  no hay muchas referencias explícitas de “mil años” en la Biblia. Aun así, las Escrituras sí contienen mucha información acerca del próximo Milenio y una seguridad absoluta de que éste vendrá.

Echemos una mirada a los pasajes que hablan de “mil años”.

El Salmo 90:4 nos dice que “mil años delante de tus ojos son como el día de ayer, que pasó, y como una de las vigilias de la noche”. Para Dios el paso del tiempo es diferente de la forma en que nosotros lo experimentamos. Dios es eterno, y no depende de la comida, agua y otros factores físicos; Él mira el tiempo de manera diferente.

El apóstol Pedro agrega el pensamiento: “Mas, oh amados, no ignoréis esto: que para con el Señor un día es como mil años, y mil años como un día” (2 Pedro 3:8).

Las primeras declaraciones explícitas de que el Reino de Dios reinará sobre la tierra por mil años aparecen al final de la Biblia, en el libro de Apocalipsis. Apocalipsis 19 describe el regreso de Jesucristo, viniendo en gloria y poder para tomar el control de los reinos de este mundo e instituir un reino nuevo y justo aquí en la tierra (vv. 11-16). Él erradicará la rebelión, removerá el último imperio humano gobernando en la tierra e instituirá el reino del gobierno de Dios por 1.000 años.

Satanás encadenado

En seguida, leemos de uno de los primeros eventos que ocurrirán después del regreso de Jesucristo el Mesías: “Vi [el apóstol Juan] a un ángel que descendía de cielo, con la llave del abismo, y una gran cadena en la mano. Y prendió al dragón, la serpiente antigua, que es el diablo y Satanás, y lo ató por mil años; y lo arrojó al abismo, y lo encerró, y puso su sello sobre él, para que no engañase más a las naciones, hasta que fuesen cumplidos mil años; y después de esto debe ser desatado por un poco de tiempo” (Apocalipsis 20:1-3).

Aquí leemos por primera vez de la duración de esta fase inicial del reino de Dios en la tierra—¡1.000 años! También se nos da a entender por qué el Milenio será una muy buena época: Satanás el Diablo, el enemigo de Dios y su plan, será proscrito por esos mismos 1.000 años. ¡Bienvenido al Milenio!

Los santos reinarán

Pero continuemos leyendo. Juan escribe, “Y vi tronos, y se sentaron sobre ellos los que recibieron facultad de juzgar [los santos de Dios]; y vi las almas de los decapitados por causa del testimonio de Jesús y por la palabra de Dios, los que no habían adorado a la bestia ni a su imagen, y que no recibieron la marca en sus frentes ni en sus manos; y vivieron y reinaron con Cristo mil años” (v. 4).

Aquí vemos que los santos de Dios, aquellos que rehusaron seguir a la bestia de los últimos días, tendrá el privilegio de reinar con Jesucristo por 1.000 años.

“Pero los otros muertos no volvieron a vivir hasta que se cumplieron mil años. Ésta es la primera resurrección” (v. 5). ¿Quiénes son “los otros muertos”? Éstos serán la gran mayoría de la humanidad (fuera de los santos) que tendrán que esperar en sus tumbas por 1.000 años hasta que ellos sean traídos de nuevo a la vida en una resurrección separada y distinta de la de los santos. La “primera resurrección” tendrá lugar al regreso de Jesucristo (1 Tesalonicenses 4:14-17); una segunda resurrección tendrá lugar 1.000 años más tarde.

¿Cuál es mejor? El libro de Apocalipsis lo deja en claro: “Bienaventurado y santo el que tiene parte en la primera resurrección; la segunda muerte no tiene potestad sobre éstos, sino que serán sacerdotes de Dios y de Cristo, y reinarán con él mil años” (Apocalipsis 20:6). Los que sean resucitados en la primera resurrección, al principio del Milenio, ya no serán sujetos a la muerte. Si desea aprender más sobre este tema, busque en este sitio de Internet el artículo “¿Cuántas resurrecciones hay?”

Satanás liberado de su prisión

En el versículo 7 leemos de la liberación de Satanás el diablo al final del Milenio y cómo él tendrá una última oportunidad para salir y engañar a las naciones de este mundo antes de ser lanzado dentro de un lago de fuego y azufre (v. 11).

Aquí en Apocalipsis 20 leemos la frase “mil años” seis veces. Este capítulo deja en claro que realmente habrá un reinado milenial de Jesucristo en la tierra y que éste será un tiempo mucho mejor que esta era del hombre que lo precede.

Más profecías del Milenio

Pero de ninguna manera es esa la historia completa. Aunque el uso de la frase “mil años” es limitado, nosotros leemos y aprendemos hechos maravillosos acerca del Milenio venidero en muchos otros pasajes de la Biblia.

En otros sitios—especialmente en los escritos de los profetas del Antiguo Testamento—podemos leer del impacto que el Reino de Dios tendrá durante el Milenio en áreas que incluyen la paz mundial, la estabilidad económica, la restauración de la verdadera educación y de los valores correctos, el papel de los santos resucitados, los roles de varias naciones físicas y aun los cambios en la naturaleza de los animales.

El Milenio será un tiempo maravilloso y emocionante—algo que podemos esperar ansiosamente. Si usted desea saber cómo ser parte de este futuro emocionante, busque en este sitio de Internet al artículo “Buscad primero el Reino de Dios”.