¿Quiénes son los Estados Unidos y Gran Bretaña en la profecía?

Los Estados Unidos y Gran Bretaña han sido las naciones más poderosas en los dos siglos pasados, y muchos se han preguntado quiénes son estos pueblos en la profecía bíblica.

Para ver la conexión entre los antiguos israelitas y los pueblos del noroeste de Europa, de los cuales vinieron los colonos que fundaron los Estados Unidos, busque en este sitio de Internet “Las 12 Tribus de Israel en la actualidad”. Ese artículo cita registros bíblicos e históricos por medio de los cuales podemos identificar positivamente a muchos de los pueblos de Europa Occidental como los descendientes de los antiguos israelitas. Ahora nosotros vamos a analizar específicamente a los Estados Unidos y Gran Bretaña en la profecía.

La bendición que Jacob dio a Manasés y Efraín

Antes de la muerte de Jacob, su hijo José trajo sus dos hijos Manasés y Efraín a Jacob para que él los bendijera (Génesis 48:1-6). En un movimiento inusual pero evidente, Jacob puso su mano derecha sobre el muchacho más joven, Efraín, y su mano izquierda sobre el muchacho de más edad, Manasés (v. 14). Normalmente, su mano derecha, en representación de una bendición mayor, habría sido puesta sobre el muchacho de más edad.

Al bendecirlos y al explicarle a José que él sabía lo que estaba haciendo, Jacob dijo: “Lo sé, hijo mío, lo sé; también él vendrá a ser un pueblo, y será también engrandecido; pero su hermano menor será más grande que él, y su descendencia formará multitud de naciones. Y los bendijo aquel día, diciendo: En ti bendecirá Israel, diciendo: Hágate Dios como a Efraín y como a Manases. Y puso a Efraín antes de Manasés” (vv. 19-20).

Mirando la historia moderna, notamos que Gran Bretaña vino a ser una gran comunidad de naciones con un imperio que se expandió alrededor de toda la tierra, mientras que los Estados Unidos llegaron a ser una gran nación individual.

José es una “rama fructífera”

Una explicación adicional dada por Jacob acerca de lo que sucedería “en los días postreros” a las gentes y naciones representadas por cada uno de sus hijos, es también reveladora (Génesis 49:1). Hablando de José, Jacob dijo: “Rama fructífera es José, rama fructífera junto a una fuente, cuyos vástagos se extienden sobre el muro. Le causaron amargura, le asaetearon, y le aborrecieron los arqueros.

“Mas su arco se mantuvo poderoso, y los brazos de sus manos se fortalecieron por las manos del fuerte de Jacob (por el nombre del Pastor, la Roca de Israel), por el Dios de tu padre, el cual te ayudará, por el Dios Omnipotente el cual te bendecirá con bendiciones de los cielos de arriba, con bendiciones del abismo que está abajo, con bendiciones de los pechos y del vientre. Las bendiciones de tu padre fueron mayores que las bendiciones de mis progenitores; hasta el término de los collados eternos serán sobre la cabeza de José, y sobre la frente del que fue apartado de entre sus hermanos” (vv. 22-26).

Promesas cumplidas a los Estados Unidos y Gran Bretaña en la profecía

José, en representación de sus dos hijos Manasés y Efraín, fue destinado a recibir la más grande bendición entre todos los hermanos. En cuanto al tamaño de territorio controlado, la Comunidad Británica ha sido claramente el grupo de naciones que más concuerda con las profecías que tienen que ver con Efraín.

Al describir el Imperio Británico, listverse.com declara: “En [su] más grande extensión, el Imperio Británico era conocido como el imperio más grande en la historia, ya que cubría más de 13.000.000 de millas cuadradas, lo cual es aproximadamente un cuarto del total de la superficie de la Tierra, y controlaba más de 500 millones de personas —lo cual representa una vez más un cuarto de la población mundial. Como resultado de esto, el legado que [los británicos] dejaron en estas tierras conquistadas es muy significativo en términos de reforma política, intercambios culturales y forma de vida. El idioma inglés, el cual [el imperio] esparció, es el segundo idioma más hablado en el mundo actual, y muchos [lingüistas] coinciden en que el inglés es de hecho el idioma estándar del mundo. El imperio Británico es definitivamente uno de los imperios con mayor influencia que ha existido en la historia de la humanidad”.

En cuanto a Manasés, los Estados Unidos encajan mejor con la descripción bíblica de ser una “grande” nación (Génesis 48:19) debido a la economía y fuerza militar (“mas su arco se mantuvo poderoso”, Génesis 49:24). Los Estados Unidos “representan el 4,5 por ciento de la población global pero casi el 30 por ciento de su PLB (producción local bruta)” (policymic.com). Como resultado de ello, sus ciudadanos disfrutan de uno de los más altos estándares de vida en el mundo. Respecto al gasto militar, el Instituto de Investigación de la Paz Internacional de Estocolmo documenta que en 2010 los Estados Unidos gastaron aproximadamente seis veces más en su milicia que China, la siguiente nación más cercana.

Aunque se podría presentar mucha documentación adicional, estos puntos breves pero significativos identifican a Gran Bretaña como Efraín y a los Estados Unidos como Manasés. Es importante reconocer que Dios no tuvo sólo promesas sino también advertencias para los Estados Unidos y Gran Bretaña en la profecía. Lea los artículos relacionados di desea tener detalles adicionales.