Rey de reyes y Señor de señores

El regreso de Jesucristo a la tierra—cómo, cuándo y dónde sucederá—es un tema que confunde a la mayoría de las personas. ¿Qué dice la Biblia acerca de la venida del Rey de Reyes y Señor de Señores?

El libro de Apocalipsis nos revela en dos ocasiones que Jesucristo regresará a la tierra como “Rey de Reyes” y “Señor de Señores” (Apocalipsis 17:14; 19:16); Cristo vendrá por segunda vez para convertirse en Gobernante del Reino de Dios en la tierra. Sin embargo, los detalles del regreso de Jesucristo para asumir este rol son bastante confusos para muchas personas.

Uno de los problemas que posiblemente encontraremos al estudiar el tema del regreso de Cristo a la tierra son las diversas opiniones con respecto al momento en que este evento tendrá lugar. ¿Vendrá Cristo antes o después del milenio?

Probablemente también nos topemos con la popular creencia de que Jesucristo vendrá secretamente para arrebatar a los santos antes de regresar de manera visible para el resto de la humanidad. Y aun quienes creen en este “arrebatamiento” tienen ideas divergentes en cuanto al momento en que supuestamente ocurrirá; algunos creen que será antes de la Tribulación, otros que será durante la Tribulación y otros, que serán arrebatados cuando la Tribulación haya terminado.

¡Hay tanta confusión! Pero, ¿qué dicen las Escrituras sobre esto?

Primero, debemos tener en cuenta que una de las enseñanzas fundamentales de la Biblia es que Jesucristo vino en la carne para morir por nuestros pecados (1 Corintios 15:3; 1 Pedro 2:24), y que “aparecerá por segunda vez, sin relación con el pecado, para salvar” (Hebreos 9:28, énfasis añadido).

Las Escrituras claramente confirman que Jesús vendrá a la tierra por segunda vez. Pero la Biblia no menciona en ninguna parte una tercera o cuarta venida de nuestro Salvador para encargarse del mundo o algún otro asunto.

No habrá un regreso secreto

Si bien las profecías bíblicas revelan que varios eventos distintos ocurrirán cuando Jesús regrese, todos ellos están relacionados con un mismo acontecimiento, el único regreso de Cristo a la tierra. Sin embargo, algunas personas postulan la teoría de un “arrebatamiento secreto” de los santos al cielo, antes del verdadero regreso de Cristo, basándose en 1 Tesalonicenses 4:17, donde leemos: “Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos [los muertos en Cristo que serán resucitados (v. 15)] en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor”.

Pero, si analizamos este pasaje en el contexto del versículo anterior, nos daremos cuenta de que no se refiere a un evento en secreto, pues “el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero” (v.16).

Además, hablando sobre la resurrección de los muertos en Cristo y la transformación de los santos fieles que permanezcan cuando Él regrese, 1 Corintios 15:51-52 nos dice que “no todos dormiremos; pero todos seremos transformados, en un momento, en un abrir y cerrar de ojos, a la final trompeta; porque se tocará la trompeta, y los muertos serán resucitados incorruptibles, y nosotros seremos transformados”.

Esta trompeta, que sonará al regreso de Jesucristo, será la señal para reunir a los santos—tanto vivos como muertos—¡y todo el mundo será testigo de este evento! ¡No hay ningún secreto aquí! Si desea conocer más detalles sobre este tema, lo invitamos a leer nuestro artículo “El Rapto: ¿Habrá un rapto secreto?”.

Analicemos ahora lo que dicen las Escrituras sobre cómo, cuándo y dónde regresará Cristo a la tierra.

¿Cómo regresará el Rey de Reyes y Señor de Señores?

Tal como la Biblia nos muestra en varias ocasiones, Jesucristo no regresará a la tierra en secreto o en privado, sino de manera visible para el mundo entero. El libro de Apocalipsis—que es “la revelación de Jesucristo, que Dios le dio [a Juan], para manifestar a sus siervos” (Apocalipsis 1:1), nos dice que Cristo “viene con las nubes, y todo ojo le verá, y los que le traspasaron; y todos los linajes de la tierra harán lamentación por él. Sí, amén” (v. 7).

Y antes de esto, en el Sermón del Monte (registrado en Mateo 24, Marcos 13 y Lucas 21), Jesucristo mismo había revelado a sus discípulos la manera en que regresaría a la tierra: “como el relámpago que sale del oriente y se muestra hasta el occidente, así será también la venida del Hijo del Hombre” (Mateo 24:27). Agregando luego que “entonces aparecerá la señal del Hijo del Hombre en el cielo; y entonces lamentarán todas las tribus de la tierra, y verán al Hijo del Hombre viniendo sobre las nubes del cielo, con poder y gran gloria” (v. 30, énfasis añadido).

La Biblia también nos explica Jesucristo regresará de manera similar a la forma en que dejó la tierra. Luego de su resurrección, Jesús pasó 40 días apareciéndose a sus discípulos (Hechos 1:3) y, en una ocasión, “a más de quinientos hermanos” (1 Corintios 15:6). Y después ascendió al cielo:

“Y habiendo dicho estas cosas, viéndolo ellos, fue alzado, y le recibió una nube que le ocultó de sus ojos. Y estando ellos con los ojos puestos en el cielo, entre tanto que él se iba, he aquí se pusieron junto a ellos dos varones con vestiduras blancas, los cuales también les dijeron: Varones galileos, ¿por qué estáis mirando al cielo? Este mismo Jesús, que ha sido tomado de vosotros al cielo, así vendrá como le habéis visto ir al cielo” (Hechos 1:9-11).

En síntesis, las Escrituras nos revelan que el regreso de Jesucristo será visible para todo el mundo. De hecho, como hemos leído, será un evento anunciado por el potente sonido de una trompeta. ¡El Rey de Reyes y Señor de Señores no regresará a la tierra silenciosamente y en secreto!

¿Cuándo regresará el Rey de Reyes y Señor de Señores?

En el Antiguo Testamento, Dios reveló a través del profeta Joel que el regreso de Jesucristo sería precedido por una serie de señales cósmicas; “el sol se convertirá en tinieblas, y la luna en sangre, antes que venga el día grande y espantoso de Jehová” (Joel 2:31).

Refiriéndose al mismo tema, Jesús explicó que “inmediatamente después de la tribulación de aquellos días, el sol se oscurecerá, y la luna no dará su resplandor, y las estrellas caerán del cielo, y las potencias de los cielos serán conmovidas. Entonces aparecerá la señal del Hijo del Hombre en el cielo; y entonces lamentarán todas las tribus de la tierra, y verán al Hijo del Hombre viniendo sobre las nubes del cielo, con poder y gran gloria” (Mateo 24:29-30).

Como estos pasajes nos muestran, Jesucristo regresará luego de estas señales cósmicas, que a su vez ocurrirán “inmediatamente después de la tribulación”. Por lo tanto, el regreso de Cristo tendrá lugar cuando la Tribulación haya terminado.

Una de las razones por las cuales Jesucristo vendrá por segunda vez es para establecer el Reino de Dios en la tierra. Y, cuando esto suceda, los cristianos fieles—que serán transformados en espíritu al momento de su regreso—le ayudarán en su tarea como Rey de Reyes y Señor de Señores sobre toda la tierra: se convertirán en reyes y sacerdotes espirituales que, bajo la autoridad de Jesucristo, ayudarán a la humanidad a seguir el camino de Dios (Apocalipsis 1:6; 5:10).

El libro de Apocalipsis, relatando los eventos del tiempo del fin, nos habla sobre ese momento en que Jesucristo asumirá el mando de todas las naciones de la tierra: “El séptimo ángel tocó la trompeta, y hubo grandes voces en el cielo, que decían: Los reinos del mundo han venido a ser de nuestro Señor y de su Cristo; y él reinará por los siglos de los siglos” (Apocalipsis 11:15).

De hecho, una de las fiestas santas de Dios, la Fiesta de las Trompetas, tiene el propósito de recordarnos las profecías que se cumplirán cuando Cristo regrese. En este día celebramos el futuro regreso de Jesucristo, la resurrección de los santos, la transformación de los cristianos fieles que permanezcan con vida y el comienzo del gobierno de Jesucristo sobre la tierra, que traerá paz entre las naciones.

Como leemos en el Nuevo Testamento, todos estos eventos ocurrirán al sonido de una trompeta y, por lo tanto, todos forman parte del regreso de Jesucristo como Rey de Reyes y Señor de Señores. Y no cabe duda de que estos acontecimientos son dignos de ser anunciados por el poderoso sonido de esta trompeta.

Dado que la Fiesta de Trompetas representa la segunda venida de Jesucristo, algunas personas se han preguntado si Jesús regresará en ese día específicamente. Pero, si bien esto es posible, debemos recordar lo que Cristo dijo con respecto a su venida en Mateo 24:36: “del día y la hora nadie sabe, ni aun los ángeles de los cielos, sino sólo mi Padre”. Por lo tanto, aunque la Fiesta de Trompetas representa el momento en que Jesucristo regresará a la tierra, no podemos asegurar que vendrá en ese día específico.

Si desea más información acerca de la Fiesta de las Trompetas, le invitamos a leer nuestro artículo “La Fiesta de las Trompetas: Alarma de guerra, declaración de paz”.

¿Dónde regresará el Rey de Reyes y Señor de Señores?

En ocasiones ha habido rumores de que Jesucristo regresó en tal o cual lugar del mundo, lo cual algunos ingenuos podrían llegar a creer. Sin embargo, la Biblia es muy clara con respecto al lugar específico en que Jesús vendrá por segunda vez a la tierra.

Refiriéndose a este tema, Zacarías profetizó: “He aquí, el día de Jehová viene, y en medio de ti serán repartidos tus despojos. Porque yo reuniré a todas las naciones para combatir contra Jerusalén; y la ciudad será tomada, y serán saqueadas las casas, y violadas las mujeres; y la mitad de la ciudad irá en cautiverio, mas el resto del pueblo no será cortado de la ciudad.

“Después saldrá Jehová y peleará con aquellas naciones, como peleó en el día de la batalla. Y se afirmarán sus pies en aquel día sobre el monte de los Olivos, que está en frente de Jerusalén al oriente; y el monte de los Olivos se partirá por en medio, hacia el oriente y hacia el occidente, haciendo un valle muy grande; y la mitad del monte se apartará hacia el norte, y la otra mitad hacia el sur” (Zacarías 14:1-4).

Cristo regresará al monte de los Olivos, una cadena montañosa al este de la antigua ciudad de Jerusalén que se partirá en dos cuando Él afirme sus pies en ella. Por lo tanto, ninguna noticia que diga algo diferente puede ser verdadera.

¿Qué hará el Rey de Reyes y Señor de Señores cuando regrese?

Si bien es muy interesante estudiar los detalles del regreso de Jesucristo, conocer lo que hará cuando haya asumido la autoridad de este mundo es lo más emocionante de todo.

Como profetizó Isaías sobre ese maravilloso momento, “Acontecerá en lo postrero de los tiempos, que será confirmado el monte de la casa de Jehová como cabeza de los montes, y será exaltado sobre los collados, y correrán a él todas las naciones.

“Y vendrán muchos pueblos, y dirán: Venid, y subamos al monte de Jehová, a la casa del Dios de Jacob; y nos enseñará sus caminos, y caminaremos por sus sendas. Porque de Sion saldrá la ley, y de Jerusalén la palabra de Jehová. Y juzgará entre las naciones, y reprenderá a muchos pueblos; y volverán sus espadas en rejas de arado, y sus lanzas en hoces; no alzará espada nación contra nación, ni se adiestrarán más para la guerra” (Isaías 2:2-4).

La Biblia nos revela que Jesucristo gobernará la tierra durante 1.000 años—período conocido como “el Milenio”. En su gobierno como Rey de Reyes, todas las enfermedades serán sanadas, habrá prosperidad, paz mundial y, lo que es más importante, toda la humanidad tendrá la oportunidad de recibir el perdón de pecados y vivir conforme al camino de Dios.

Este maravilloso futuro es representado por otra de las fiestas de Dios, la Fiesta de los Tabernáculos. Si desea más información sobre las fiestas santas y el futuro gobierno de Jesucristo, le invitamos a leer nuestros artículos “La Fiesta de Tabernáculos: una cosecha abundante” y “El Milenio de 1.000 años”.