Padrastros

Ya que usted sea soltero o traiga hijos a una nueva unión marital, ser padrastro puede ser una responsabilidad gratificante cuando se asume con sabiduría.

¿Qué le viene a la mente cuando usted piensa en un padrastro? Una comedia familiar que fue supremamente exitosa, contaba la historia de dos personas que decidieron unir sus familias y convertirlas en una sola, esa comedia fue conocida como The Brady Bunch. Sin lugar a dudas, muchas de las personas que están considerando convertirse en padrastros piensan en ese programa y en las dinámicas que se creaban dentro de esa familia imaginaria.

Pero el matrimonio, ser padres o ser padrastros no son un tema que deba tomarse a la ligera. Son un asunto serio.

Cuando un hombre y una mujer están considerando el matrimonio, son sabios si buscan consejo acerca de diferentes asuntos tales como la compatibilidad, la familia, las finanzas y otros aspectos importantes. El mismo principio se aplica cuando una persona desea convertirse en cónyuge o en padrastro.

Antes de comenzar una nueva familia

Antes de convertirse en padrastro considere lo que va a necesitar hacer para tener una buena relación con los niños en su nueva familia. La paciencia y el entendimiento son dos características esenciales para un posible padrastro. Estas dos cualidades son especialmente importantes cuando se tienen que afrontar asuntos como:

  • Hijos que aún tienen la esperanza de que sus padres biológicos vuelvan a estar juntos.
  • Hijos que tienen una estrecha relación con el padre/madre biológico divorciado.
  • Ser visto como un “reemplazo” cuando uno de los padres biológicos ha muerto.
  • Ser visto como el que “rompió” el matrimonio de los padres biológicos.
  • Construir una relación significativa con los hijastros.

Los nuevos padrastros deben darse cuenta que las relaciones cercanas basadas en la confianza no ocurren de la noche a la mañana. Los hijos de padres divorciados pueden sentir que han sido abandonados o que sus padres se divorciaron por culpa de ellos. Estos sentimientos pueden generar un torbellino de emociones —y algunas puede que no sean saludables.

Un padrastro que intenta comprar su camino dentro de la vida de los hijos o sólo ser el amigo es muy probable que reciba una sorpresa dolorosa. Los hijos, especialmente los adolescentes pueden percibir la hipocresía o los falsos halagos a kilómetros de distancia.

En contraste, los hijos que llegan a conocer al posible padrastro antes del matrimonio generalmente sienten menos presión y pueden así ser capaces de aceptar con mayor facilidad la relación cuando ésta ocurra. Si los hijastros saben que el nuevo padrastro realmente se preocupa por ellos, va a ser más fácil para ellos aceptar y admirar al nuevo padre en su vida.

Por supuesto, las circunstancias varían y cada hijo tiene su propia personalidad y preocupaciones. Algunos hijos aceptan rápidamente la nueva familia, otros tardan más tiempo en adaptarse.

La transición de los padrastros

El consejo de tomar las cosas con calma no es algo que a la gente le guste escuchar en la actualidad, de hecho, si usted tiene planes de convertirse en padrastro, esta es la mejor fórmula. Si usted nunca ha tenido hijos, va a tener la oportunidad de ayudar al padre biológico a criar hijos responsables. Si las dos partes están llevando hijos a la nueva familia (mezcla de familias), los espera una oportunidad maravillosa para establecer y construir nuevas relaciones entre adultos y niños.

La transición de los padrastros trae consigo muchas variables, entre las cuales no sólo está el nuevo cónyuge sino también los hijos del nuevo cónyuge y la expareja de su nuevo cónyuge. Debido que a menudo hay emociones fuertes involucradas, actuar con cautela, prudencia y cuidado puede traer grandes beneficios mientras usted asume el rol de padrastro.

Su amor y cuidado van a brillar mientras usted establece un buen ejemplo visible para todos. Sólo recuerde que las relaciones necesitan de tiempo para florecer y crecer.

Según KidsHealth, otros factores que pueden tener impacto en la transición de los padrastros, incluyen:

  • “Qué edad tiene los niños. Cuando se trata de ajustar y formar nuevas relaciones, los niños más pequeños generalmente se adaptan mejor que los más niños mayores.
  • “Hace cuánto tiempo los conoce. Por lo general, cuanto más tiempo conoce a los niños, mejor será la relación. Hay excepciones (por ejemplo, si usted era amigo de los padres antes de que se separaran y es culpado de la separación), pero en la mayoría de los casos tener una historia en conjunto hace que la transición sea más suave.
  • “Cuanto tiempo duró saliendo con la persona antes de casarse. De nuevo, hay excepciones, pero normalmente si usted no se apura en la relación con el adulto, los niños perciben que usted está comprometido a largo plazo.
  • “Que tan buena es la relación de su nuevo cónyuge con la ex pareja. Éste es un factor crítico. Pocos conflictos y una comunicación abierta entre exparejas pueden hacer una gran diferencia en cuanto a la facilidad con la que los niños lo acepten a usted como su padrastro. Es mucho más fácil la transición de los niños a nuevos planes de vida cuando los adultos mantienen los comentarios negativos en privado.
  • “Cuanto tiempo pasan los niños con usted. Tratar de crear un vínculo con los niños todos los fines de semana —cuando quieren tiempo de calidad con un padre biológico que no ven tan a menudo como quisieran— puede ser un camino difícil para volverse amigo de los nuevos hijastros. Recuerde poner las necesidades de ellos primero: si los niños quieren pasar tiempo con su padre biológico, deberían poder hacerlo. A veces alejarse un poco puede ayudar a suavizar el camino hacia una mejor relación a largo plazo”.

Nueva familia, mismos límites

Un padrastro sabio, va a establecer las reglas y los límites de comportamiento dentro de la casa con su nuevo cónyuge antes de casarse. Cualesquiera sean las reglas, es importante que los niños vean que todos están regidos por el mismo estándar cuando se trata de felicitar o de castigar.

Los hijos son expertos en percibir y señalar la hipocresía o el favoritismo. Ser consistente a la hora de implementar las reglas en casa va a ayudar a los niños en la transición a nuevas o modificadas reglas en la casa.

Cuando se trata de las reglas, los adultos deben trabajar en conjunto y con armonía. Cualquier desacuerdo o posibles cambios deben ser discutidos por los padres en privado.

Como padrastro, usted debe estar dispuesto a discutir las reglas con los hijos y ayudarles a entender cualquier regla con la cual no estén familiarizados. Al hacer esto, puede demostrar que de verdad usted está preocupado por la felicidad y seguridad de los hijos. Ésta es una señal de cuanto los ama.

Explique las reglas en presencia de todos los hijos —aquellos que no son hijos biológicos suyos y aquellos que sí lo son. Recuerde, la equidad al mantener y hacer cumplir las reglas dentro del hogar es muy importante.

Algo viejo, algo nuevo (pasado y presente)

Un padrastro va a escuchar cosas como “Cuando papa estaba acá, solíamos hacer…” o “Cuando mamá estaba viva, todos los domingos nosotros…”. Las tradiciones familiares son un distintivo de la unión familiar. Los adultos y los hijos disfrutan por igual las rutinas que no sólo congregan a la familia, sino que producen experiencias felices y satisfactorias que serán recordadas con cariño durante semanas y meses. Aunque un padrastro no es el “reemplazo” del padre biológico, él o ella pueden de pronto encontrar maneras de disfrutar y compartir en estas oportunidades especiales.

De hecho, una nueva familia que ha sido mezclada, puede forjar nuevas tradiciones familiares. Actividades como montar en bicicleta, montar a caballo, hacer un álbum de recortes o hacer senderismo pueden crear fuertes vínculos dentro de una nueva familia. Pregúntele a los niños qué les gustaría hacer y pídales una retroalimentación cuando hayan llevado a cabo actividades juntos.

Respeto para todos

Ya sea que el padre biológico esté vivo o muerto, es necesario que el padrastro muestre respeto y delicadeza con respecto a la relación que el padre biológico lleva con los hijos. En algunos casos la relación continúa y los hijos van a seguir visitando al padre biológico. La sabiduría dicta que el padrastro nunca debe deshonrar o irrespetar al padre biológico.

Los niños a veces van a expresar sus elogios al padrastro mientras hacen comentarios despectivos para describir al padre biológico. Ésta podría ser una buena oportunidad para que el padrastro les enseñara a los niños a aprender acerca de la compasión y la paciencia con los demás. Sería conveniente que el padrastro les pidiera a los niños que oraran por el padre biológico que está en dificultades.

Apersonarse del papel de padrastro

Los hijos requieren de una crianza sin importar la edad. Existen diferentes herramientas para la crianza de acuerdo a la edad, pero el hecho es que —si usted es el padre biológico o el padrastro, usted tiene una gran responsabilidad en ayudar a formar y moldear las mentes de los niños.

El apóstol Pablo le dijo a los padres: “Y vosotros, padres, no provoquéis a ira a vuestros hijos, sino criadlos en disciplina y amonestación del Señor” (Efesios 6:4).

¿Habrá obstáculos en el camino? ¡Por supuesto que sí! ¿Los niños van a poner a prueba los límites de las reglas de la casa? Sí. Cuando estos y otros asuntos se presentan en el día a día al dirigir un hogar, la pregunta es, ¿aquellos que son responsables del bienestar de los niños se van a apersonar y van a criarlos?

La Biblia nos dice que los hijos son un hermoso regalo de parte de Dios (Salmos 127:3-4). Estos “regalos” puede que nunca lo admitan, pero están en busca de unos adultos buenos, capaces que les muestren como vivir una vida estructurada. Un padrastro sabio que no tiene miedo de guiar con su ejemplo, se va a apersonar de la situación y con paciencia va a criar a sus hijos para el beneficio de ellos en el futuro

Para más consejos prácticos de crianza, vea los artículos en la sección de “Crianza” y “Familia.