Envejecimiento: los desafíos y oportunidades

Cada etapa de la vida tiene sus propios desafíos y beneficios. ¿Qué pretende Dios con nuestra tercera edad? ¿Qué debemos hacer y que debemos aprender a medida que envejecemos?

Nosotros sabemos que el ser humano no vive para siempre, pero vemos que muchos viven mucho más tiempo que en el pasado. Con todos los progresos en el cuidado de la salud y la dieta para la mayoría del mundo occidental, la expectativa de vida ha venido aumentando constantemente.

Los periodos de vida más largos significan que más personas están alcanzando la etapa de vida como adultos mayores. A medida que vamos avanzando de la etapa de la vida en la que éramos niños que estaban siendo criados, estábamos definiendo nuestras carreras y haciendo planes para los años venideros, empezamos a enfrentar diferentes desafíos y también diferentes oportunidades.

Ya que el Creador nos diseñó para que experimentáramos todas las etapas de la vida física —incluyendo la vejez— es importante que miremos hacia Él y a su Biblia para que nos muestre como vivir y como honrarlo, sin importar nuestra edad.

Dios no nos deja sin enseñanza, sin ánimo ni sin dirección mientras que envejecemos. Lo invitamos a que lea los artículos en esta sección, que exploran algunas de las cosas que se nos enseñan a través de las páginas de la Biblia y que se aplican a los honorables y distinguidos años que podemos pasar como adultos mayores.