Vida, Esperanza y Verdad

Aumentan la violencia y las tensiones en Israel… otra vez

Después de siete años de relativa calma en Israel, las tensiones entre judíos y palestinos han estallado nuevamente en violencia. ¿Se resolverá este conflicto alguna vez?

Un palestino huye de los gases lacrimógenos durante los enfrentamientos con las fuerzas de seguridad israelíes en el Monte del Templo, el 10 de mayo de 2021 (AP Photo / Mahmoud Illean).

Después de una pausa de aproximadamente siete años en la violencia severa entre israelíes y palestinos, recientemente han estallado nuevamente el conflicto y las tensiones. El grupo Hamas ha lanzado más de 1.750 cohetes contra Israel desde la Franja de Gaza. Mientras tanto, el ejército israelí ha tomado represalias con ataques aéreos que destruyeron varios edificios y un sistema de túneles que, según los israelíes, estaban siendo utilizados por militantes de Hamas en Gaza.

Hasta el 14 de mayo, 126 personas habían muerto en Gaza, mientras que ocho habían muerto en Israel.

La violencia no se ha limitado a estos enfrentamientos entre Gaza e Israel. Las últimas dos semanas han visto a árabes y judíos atacándose unos a otros en las calles.

Muchos creen que este estallido de violencia comenzó cuando las familias palestinas que vivían en el barrio de Sheikh Jarrah en Jerusalén oriental fueron amenazadas con desalojos. Gran parte de este vecindario era propiedad de familias judías antes de la fundación del Estado de Israel en 1948. Según la ley israelí, los israelíes judíos pueden reclamar una propiedad si pueden demostrar que ésta era de su familia antes de 1948. Esto podría resultar en el desalojo de unos 1.000 palestinos de sus hogares. Estas tensiones llegaron a un punto crítico durante el mes sagrado musulmán del Ramadán y durante la festividad judía que celebraba la reunificación de Jerusalén en 1967.

Violencia en las calles

Esto provocó disturbios callejeros y protestas que se extendieron al recinto de la mezquita de Al-Aqsa. El mundo se sorprendió al ver videos e imágenes de disturbios y tropas israelíes armadas en el Monte del Templo.

El Monte del Templo es un lugar sagrado para judíos y musulmanes y se considera la porción de tierra más disputada del planeta. Las precauciones de seguridad son increíblemente estrictas allí porque todos reconocen que las acciones en ese lugar tienen el potencial de desencadenar no sólo en una guerra regional, sino también en una Tercera Guerra Mundial.

Estas protestas y enfrentamientos también se han producido en todo Israel, incluso en Tiberíades, Acre, Jaffa, Bat Yam y Lod. Cabe señalar que estos ataques no han sido sólo de palestinos atacando a judíos. También ha habido ataques de grupos judíos extremistas contra árabes israelíes. El miércoles 12 de mayo, un video captó a un grupo extremista israelí golpeando a un hombre árabe en el suburbio de Bat Yam en Tel Aviv.

Toda esta violencia ha estallado en medio de la continua inestabilidad política en Israel. A pesar de las múltiples elecciones de los últimos meses, Israel no ha podido elegir a un gobierno por mayoría. El primer ministro Benjamín Netanyahu continúa con un gobierno interino y sin una coalición mayoritaria.

La violencia actual puede descarrilar los intentos de otros sectores israelíes para formar una coalición de gobierno y derrocar al señor Netanyahu. Dado que su expertise es la seguridad, se considera que la violencia y el conflicto en curso fortalecerán el poder del primer ministro. Sin embarho, algunos en Israel ven a ciertos políticos israelíes de extrema derecha como una de las principales causas de las tensiones y la violencia actuales.

Más información sobre el conflicto de Oriente Medio

Instamos a nuestros lectores a prestar atención a los eventos en el Medio Oriente, particularmente en Israel.No es el propósito de este blog proporcionar un análisis en profundidad de la situación actual en Israel. La situación sigue desarrollándose y no sabemos si el conflicto empeorará o si las tensiones se aliviarán, al menos temporalmente.

Instamos a nuestros lectores a prestar atención a los eventos en el Medio Oriente, particularmente en Israel, y recomendamos que se informen a través de diferentes medios de noticias internacionales para tener una perspectiva más amplia.

También recomendamos algunos de nuestros artículos y publicaciones anteriores acerca de este tema, como un recurso para comprender mejor los antecedentes profundos de este conflicto. A continuación se muestran algunos de nuestros artículos:

La esperanza de la fiesta de Pentecostés

Sin importar lo que suceda en este conflicto actual, la pregunta pendiente es: ¿llegará alguna vez la paz al Medio Oriente? La respuesta es, ¡pero no por ningún medio humano!

La profecía bíblica habla claramente de un tiempo venidero en el que judíos y palestinos vivirán en paz y Jerusalén se convertirá en uno de los lugares más seguros de la Tierra (Zacarías 8:4-5). Pero primero será necesario el regreso de Jesucristo, lo cual sucederá en un momento en que las tensiones en el mundo aumentarán hasta el punto en que estará al borde de la autodestrucción (Mateo 24:21-22).  

Al regreso de Cristo, Él se hará cargo de los gobiernos del mundo como Rey supremo, junto con sus santos resucitados, gobernando bajo Él como “reyes y sacerdotes” (Apocalipsis 5:10). Juntos, Cristo y aquellos que la Biblia llama sus "primicias" trabajarán para traer la paz mundial. No negociarán la paz mediante tenues acuerdos políticos y ceses del fuego. Ellos enseñarán las leyes y los principios que conducen a la paz real. La verdadera paz sólo se puede lograr cuando las personas se reconcilian verdaderamente y aprenden a amarse y cuidarse genuinamente los unos a los otros. Pero para que eso suceda, nuestro corazón tendrá que cambiar primero.

Irónicamente, mientras el mundo observa el odio y la animosidad que brotan de los corazones de tantos en el Medio Oriente, el domingo 16 de mayo es un día santo bíblico que representa cómo el cambio del corazón humano puede suceder. La fiesta de Pentecostés muestra que este cambio interno sólo puede suceder a través del poder del Espíritu Santo de Dios (Romanos 5: 5).

Fue hace 1.990 años en Jerusalén, en la fiesta de Pentecostés, o fiesta de las Primicias, cuando Dios derramó su Espíritu Santo sobre un pequeño grupo de personas que se arrepintieron y decidieron seguirlo. Ese día la Iglesia de Dios fue fundada. Puede leer sobre este asombroso evento en Hechos 2.

Para aquellos que celebran este día santo anual especial, es un momento para reflexionar sobre cuán desesperada sigue siendo la necesidad de que la humanidad también se arrepienta y comience a vivir de manera diferente. También esta fiesta santa es un recordatorio de que este cambio en las mentes de las personas sucederá. La existencia de la Iglesia de Dios ahora, es evidencia de que Él está llevando a cabo su plan para traer paz a este mundo.

Sí, hay esperanza de paz, y la fiesta de Pentecostés nos recuerda uno de los factores esenciales que la hará posible: el poder del Espíritu Santo de Dios.

Sepa más

Pentecostés: Dios da su Espíritu Santo

En Pentecostés fue dado el Espíritu Santo y la Iglesia comenzó. ¿Qué enseña esta fiesta de la cosecha acerca del plan de salvación de Dios?

×

Suscríbase a Discernir