Vida, Esperanza y Verdad
Suscríbase a nuestro Boletín de Noticias

Lanzamiento de misiles de Corea del Norte

La semana recién pasada Corea del Norte llevó a cabo el lanzamiento de un cohete de largo alcance con éxito. Supuestamente este cohete llevaba consigo un satélite, pero Corea del Sur, Estados Unidos y demás aliados están totalmente escépticos con el lanzamiento del supuesto satélite, especialmente después de otros ensayos con armas nucleares que fueron explotadas con éxito en el mar. Otros ensayos de Corea del Norte han fallado después de su despegue, pero el de la semana pasada fue exitoso. Corea del Norte ha estado ensayando cada vez con cohetes de más largo alcance con el objetivo principal de eventualmente atacar a Estados Unidos. La razón de este odio es porque Estados Unidos ha apoyado a Corea del Sur durante todos los años de separación entre las dos Coreas. También son odiados por el apoyo a Israel.

Aparentemente los enemigos de Estados Unidos terminaron al final de la guerra fría con Rusia, pero en realidad ese “final” fue solo un momento pasajero. Muchos países en el mundo tienen también otras razones para odiar a los Estados Unidos, tales como: Envidia hacia las riquezas de esta primera economía mundial, el supuesto deseo por parte de Estados Unidos de expandir su imperio hacia todas las partes posibles en este mundo, el liberalismo moral tan grande que este país ha exportado a todas partes del mundo, etcétera.

Lo cierto es que el odio hacia Estados Unidos por parte de Corea del Norte y muchos otros países, ha ido en aumento. Llegará el momento en que ese odio se manifestará en un ataque de grandes proporciones a esta nación súper-poderosa. Lamentablemente Estados Unidos ya no es la nación poderosa que antes fue. Ya no es la nación respetada que antes fue. Ya no es la nación que antes ejercía como policía del mundo.

La Iglesia de Dios, una Asociación Mundial, que promueve esta página de Internet, cree que Estados Unidos representa a los descendientes modernos de Manasés, uno de los hijos de José el patriarca, príncipe de Egipto. Inglaterra representa a Efraín, el segundo hijo de José. Cuando entendemos esto, entonces varias piezas del rompecabezas caen en su lugar: Por eso Estados Unidos y Gran Bretaña han sido los más grandes aliados en casi todas las guerras, porque son hermanos. Por eso estos dos países siempre han defendido y apoyado a los judíos, porque son familiares cercanos. Por eso Inglaterra se quiere salir de la Unión Europea, porque no pertenece a Europa sino que es nieto de Israel—Jacob en la Biblia. Por eso vemos a dos países—Estados Unidos y Gran Bretaña—que fueron poderosos en su momento, pero que van en decadencia lenta, pero segura, como la Biblia lo predijo.

En Génesis 48:16, 19-20, Jacob o Israel, apoyado por Dios, emitió esta profecía: “el Ángel que me liberta de todo mal, bendiga a estos jóvenes; y sea perpetuado en ellos mi nombre, y el nombre de mis padres Abraham e Isaac, y multiplíquense en gran manera en medio de la tierra.  Mas su padre no quiso, y dijo: Lo sé, hijo mío, lo sé; también él vendrá a ser un pueblo, y será también engrandecido; pero su hermano menor será más grande que él, y su descendencia formará multitud de naciones. Y los bendijo aquel día, diciendo: En ti bendecirá Israel, diciendo: Hágate Dios como a Efraín y como a Manasés. Y puso a Efraín antes de Manasés”.

Manases llegó a ser Estados Unidos. Efraín llegó a ser la mancomunidad de naciones de la Gran Bretaña. Ahora podemos entender más el porqué de la unión tan grande entre Estados Unidos, Gran Bretaña y los judíos. ¡Todos ellos son parientes cercanos!

Ahora entendemos también el porqué del rechazo tan grande de muchos en el mundo, como Corea del Norte, hacia estas naciones: Porque Dios así lo profetizó hace miles de años en Zacarías 12:1-3, “Profecía de la palabra de Jehová acerca de Israel. Jehová, que extiende los cielos y funda la tierra, y forma el espíritu del hombre dentro de él, ha dicho: He aquí yo pongo a Jerusalén por copa que hará temblar a todos los pueblos de alrededor contra Judá, en el sitio contra Jerusalén. Y en aquel día yo pondré a Jerusalén por piedra pesada a todos los pueblos; todos los que se la cargaren serán despedazados, bien que todas las naciones de la tierra se juntarán contra ella”. El odio que el mundo ha sentido por los judíos a través de las generaciones ahora se ha transportado hacia Estados Unidos y Gran Bretaña, porque estas naciones siempre han apoyado a su tío predilecto, Judá.

Para entender más acerca de este tema, le invitamos a leer nuestro articulo ¿Qué es el “tiempo de angustia para Jacob”?

×

Discern is published every two months and is available in digital and print versions. Choose your preferred format to start your subscription.

Print subscriptions available in U.S., Canada and Europe

×

Please choose your region:

×

Suscríbase a Discernir

×
Fill out the form below to start your subscription.
×
Por favor, introduzca su nombre de pila.
Por favor ingrese su apellido.
Se requiere una dirección de correo electrónico válida.