Consider This

Únicamente para lectores que disciernen

Escuche este artículo

En este quinto aniversario de Discernir, repasemos los principios fundacionales de nuestra revista que se expusieron en la primera edición.

Dejemos las cosas claras desde el principio: el propósito real de esta revista, Discernir, es influenciar su forma de pensar... de la misma forma en que todos los demás están tratando de hacerlo.

Una parte de su mente

Desde el momento en que usted nace, todos quieren una parte de su mente. Todo lo que usted escucha o lee es un intento que alguien hace para moldear, de alguna manera, su forma de pensar.

De la misma forma, todo lo que usted dice o escribe es un intento para moldear, de algún modo, lo que alguien más piensa. Nunca subestime el poder de aquellos que ejercen la más grande influencia en este escenario, porque según sea el pensamiento, será el comportamiento de las personas, grupos y aun el mundo. Los pensamientos son el origen de las acciones. 

Lo mejor y lo peor

De esta influencia surgen tanto lo mejor como lo peor de los logros de la humanidad. Por ejemplo, la vertiginosa carrera de los adelantos tecnológicos, que cambian diariamente nuestro mundo, es debida en gran parte a la influencia de un conocimiento y unas ideas que se comparten a nivel global. Muchos de estos adelantos permiten incrementar nuestra calidad de vida.

¿Por qué entonces todavía estamos en la edad del oscurantismo cuando se trata de encontrar soluciones para los problemas sociales y morales más grandes de la humanidad?

Esta pregunta tan apremiante tiene una explicación sencilla: ya que dos personas no piensan exactamente igual, inevitablemente nuestros valores compiten. Y como nuestro pensamiento es algo que fluye, inevitablemente nuestros parámetros cambian, nuestra ética evoluciona, nuestra moral se desestabiliza —pero en muchas direcciones diferentes y cada persona determina lo que es correcto a sus propios ojos. Más tarde o más temprano las actitudes chocan, los egos se exaltan, las emociones se desbordan y las personas se enfrentan.

Pero como el conflicto es tan dañino, aun fatal, buscamos mejores formas de pensar acerca de los temas más importantes de la vida —para vivir de una forma pacífica, alcanzando la felicidad, resolviendo los conflictos y encontrando el significado de nuestra existencia. Pero a medida que las respuestas nos eluden, vamos de una crisis a otra.

Agite la bandera blanca

¿No es acaso el momento de agitar la bandera blanca y admitir que nuestras mejores mentes han fallado en descubrir la solución? ¿Necesitamos buscar en otra parte una nueva manera de pensar?

Discernir existe justo para esto —para señalarle una nueva dirección. Su razón de ser la encontramos en sus definiciones básicas.

Discernir 1. examinar, comprobar o poner a prueba, escudriñar; 2. identificar, distinguir; 3. llegar a descubrir o reconocer.

No nos jactamos de tener un lugar especial en el mercado del conocimiento. Pero sabemos que los problemas de la humanidad son de naturaleza espiritual —surgen de una forma de pensar equivocada y de actitudes destructivas. De ahí que deban ser confrontados con soluciones espirituales —cambios en la percepción, el entendimiento y la actitud.

Es una búsqueda espiritual

El discernimiento de la verdad acerca del significado de la vida, lo correcto y lo incorrecto, bien y mal, es una búsqueda espiritual. Creemos que el registro de la historia de la humanidad prueba que es imposible entender estos asuntos estando apartados de Dios, el mismo Dios a quien miles de millones de personas afirman conocer, pero que en realidad permanece ignorado, mal comprendido e irrelevante en la vida diaria.

“Mis pensamientos no son vuestros pensamientos”, dice Dios. Pero Él asegura que podemos aprender a pensar como Él, “si buscan el entendimiento y alzan su voz clamando por entendimiento”.

Sí, la batalla más grande del mundo en la actualidad es por la mente y el corazón de cada ser humano. Y sí, en medio de esta confusión de ideas aparece Discernir. Esta edición de nuestro quinto aniversario les brinda una perspectiva fresca para examinar los temas de la vida a la luz de Dios y de los principios siempre vigentes de su Palabra.

Esperamos que su pensamiento sea iluminado, y que su vida cambie, por el poder del discernimiento.

Clyde Kilough

Editor

×

Discern is published every two months and is available in digital and print versions. Choose your preferred format to start your subscription.

Print subscriptions available in U.S., Canada and Europe

×

Please choose your region:

×

Suscríbase a Discernir

×
Fill out the form below to start your subscription.
×
Por favor, introduzca su nombre de pila.
Por favor ingrese su apellido.
Se requiere una dirección de correo electrónico válida.