Hablando de... Vida, Esperanza & Verdad

Hay una esperanza después de la muerte

¿Habrá vida después de la muerte? ¿Es la muerte un problema sin solución? ¿Es acaso un enemigo invencible?

Siempre es triste escuchar que un ser querido ha muerto. Simplemente nunca ha sido fácil hacer frente a la muerte ya que trae tristeza. La muerte es algo en que generalmente no queremos pensar hasta que nos vemos obligados a hacerlo, ya sea cuando le pasa a alguien a quien conocemos o si nosotros mismos nos estamos enfrentando a ella. Cuando eso sucede, tenemos que ser consolados. Hay un conocimiento muy reconfortante que se revela en la Palabra de Dios, la Biblia.

Entonces, ¿cómo ve Dios la muerte? Para usted y para mí, la vida es todo lo que sabemos, todo lo que hemos experimentado personalmente. Pero también sabemos que la muerte es la parte final del ciclo de vida. ¿Por qué sucede? ¿Por qué un Dios amoroso permite que suceda?

La verdad es que Dios mira a la muerte de manera muy diferente a como lo hacen los seres humanos. De hecho, Él mira todo de manera muy diferente a como lo hacemos. Él llama a la muerte un enemigo, el último enemigo en ser destruido en su gran plan de salvación. Sabemos muy bien el dolor que nos puede infligir el enemigo. El dolor no tiene medida sobre todo cuando experimentamos la muerte traumática de un niño o la pérdida desgarradora de un cónyuge o un amigo. Si la vida es sólo para el aquí y ahora, si el enemigo no puede ser derrotado, entonces no hay consuelo en contra de la pena que se sufre por la muerte. La buena noticia es que en el plan de Dios, hay más sobre la muerte que sólo su miseria y sufrimiento.

El Nuevo Testamento nos dice: "Está establecido que los hombres mueran una sola vez, pero después de esto el juicio." Esta sentencia incluye una resurrección a la vida para los que han seguido los pasos de Jesucristo en su vida física, y una oportunidad para alcanzar la vida para la mayoría de los demás.

Uno de los pasajes más reconfortantes en la Palabra de Dios se encuentra en el libro de 1 Corintios, en el capítulo 15, donde Pablo dice: "Cristo traerá la vida para todos nosotros. Pero hay que esperar el momento reservado para cada uno. Cristo fue el primero en ser levantado a la vida, y su pueblo se levantará a la vida cuando Él regrese.

Esta resurrección de los muertos es conocida como la "primera resurrección". Es una parte esencial del plan de salvación de Dios. Las Escrituras revelan que la muerte se asemeja a estar dormido. Hay un tiempo que viene cuando los muertos se despertarán de ese sueño. La maravillosa verdad de una futura resurrección es esencial para comprender cómo Dios ve a la muerte.

Dios tiene un plan de la salvación de gran compasión que incluye el perdón de los pecados y la oportunidad para que todas las personas puedan vivir para siempre. Se acerca el tiempo en que Jesucristo regresará a esta tierra y establecerá el maravilloso Reino de Dios. Para un verdadero seguidor de Jesucristo, a pesar de que el trauma de la muerte puede ser desgarrador, es profundamente reconfortante la creencia en el brillante futuro que Dios tiene para cada uno de nosotros. Trae una inmensa tranquilidad, el saber que sucede después de la muerte luego de conocer al verdadero Dios. Ya sea que uno esté haciendo frente a la pérdida de un niño que finalizó su vida antes de tiempo o de la pérdida de un amor de 50 años. Los que tenemos ese conocimiento, sabemos de manera garantizada que a todos los que han muerto se les permitirá volver a vivir en el momento de la resurrección. Ese mundo futuro es el Reino de Dios, y el tiempo está justo por delante suyo y mío.

¿Por qué no comenzar ahora la transición de mortal a inmortal?

Sea parte del pueblo de Dios, siguiendo la forma de vida mostrada por Jesucristo el Salvador, adorando, honrando y sirviendo sobre todo a Dios, quién promete a cada uno de sus fieles, la alegría y la paz verdadera por ser su seguidor en esta vida, así como una vida más allá de la tumba siendo parte de una familia inmortal llamada el Reino de Dios. Lo animo a que aprenda a como ser parte de su pueblo ahora, para alcanzar ese Reino de Dios en el futuro, comenzando por leer y estudiar en este sitio, los artículos que analizan en detalle estos y otros temas muy importantes para su vida presente y futura.

Para Vida, Esperanza y Verdad, les habló Alfredo Arboleas.