Suscríbase a Discernir...

Versículos
para Meditar

Salmo 23:4

Aunque ande en valle de sombra de muerte, no temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo; tu vara y tu cayado me infundirán aliento.

Lea el comentario

¡Gracias por suscribirse!

Pronto recibirá un correo de confirmación. Asegúrese de revisar su cuenta de correo frecuentemente para saber lo último sobre VEV. Y si encuentra útil nuestro Boletín ¡por favor cuéntele a sus amigos!

×