Vida, Esperanza y Verdad

Hablando de... Vida, Esperanza y Verdad

¿Qué es la verdad?

“¿Qué es la verdad?” Una pregunta clave; una pregunta actual; una pregunta esencial para nuestra existencia.

Pero fue originalmente una pregunta expresada en un tono cínico en boca de un hombre que había de saber mejor. Poncio Pilato, gobernador romano de Judea en tiempos de Jesús, planteó la pregunta en un momento clave. Compareció ante él un Hombre que se había hecho famoso en Judea y en toda Palestina, por sus milagros y sus enseñanzas. Le correspondió a Pilates dar una decisión de vida o muerte, ya que este Hombre pudiera sufrir la pena de muerte por una acusación de blasfemia religiosa.

La pregunta se registra en Juan 18:38. Pero, en el mismo contexto, Pilato declara “no hallo en él ningún delito”. Eso lo hizo antes de presidir el juicio del Hombre Jesús, y atestiguar su muerte en un madero.

Pilato trató de evadir responsabilidad de sus acciones, lavándose las manos, y declarando “inocente soy yo de la sangre de este justo; allá vosotros”. Pero ese acto no lo absolvió de su responsabilidad en el crimen.

La verdad. La verdad nos ha de motivar para actuar conforme a ella. Pilato sabía la verdad, pero no pudo actuar conforme a ella, y acabó como cómplice en el homicidio más injusto de las edades.

Pero, ¿qué de usted? ¿Desea la verdad? ¿La anhela?

En el mundo de hoy mucha gente actúa de manera semejante a Pilato. Se lava las manos, y no rige sus decisiones conforme a la verdad.

El agnóstico declara que no sabe si Dios existe. El ateísta declara que sí sabe, y que está seguro de que Dios no existe. El filósofo alemán del siglo diecinueve, Friedrich Nietzsche, declaró de manera audaz que “Dios está muerto”.

¿Está muerto Dios? ¿Existe o no existe? Son preguntas de importancia crítica. No nos lavemos las manos; en medio de tanta confusión filosófica y teológica se puede saber.

¿Existe un mundo espiritual? El materialista y el marxista declaran que no. Pero, ¿cómo comprobarlo? Si existe, por definición no está sujeto a pruebas empíricas. ¿Cómo se puede saber?

Y ese Libro que tantos tenemos en nuestros hogares. El libro más publicado de toda la historia, la Biblia. ¿Es la verdad? ¿Es la palabra de Dios? Dice la Escritura “tu palabra [la palabra de Dios] es verdad” (Juan 17:17). ¿Cómo comprobarlo?

¿Se puede confiar en las palabras registradas en la Biblia? ¡Necesitamos saber, a ciencia cierta!

La buena noticia es que la verdad se puede conocer. El mismo Hombre, el que declaró que era el Salvador del mundo, dijo, “todo aquel que es de la verdad, oye mi voz”.

¿Es usted de la verdad? ¿Oye usted la voz del Salvador? ¿Desea saber las respuestas a estos interrogantes?

El nombre de este sitio es vida, esperanza, y verdad. Lo que enseñamos aquí no es nuestra filosofía. Es la verdad de Dios. Pero no le pedimos que acepte a ciegas nuestras conclusiones. Lo invitamos a que compruebe el asunto, para satisfacción suya. ¡Y que encuentre la verdad!

Para Vida, Esperanza y Verdad les habló Ralph Levy