Hablando de... Vida, Esperanza & Verdad

¿Qué es lo nuevo del mandamiento de Cristo?

“Un mandamiento nuevo os doy, que os améis los unos a los otros”.

Esta declaración de parte de Cristo, ha sido muy mal entendida a través del tiempo. Algunas personas han argumentado que ese mandamiento no tiene nada de nuevo, pues viene del Antiguo Testamento, lo que en cierto sentido es correcto.

Entonces, ¿Dónde está lo nuevo de ese mandamiento que Cristo nos dejó?

Lo nuevo de ese mandamiento es la frase que le sigue: “Como yo os he amado”. 

¿Cómo podemos entonces cumplir con la instrucción de Jesucristo? ¿Cómo podemos obedecer Su mandamiento?

Una forma de amarnos los unos a los otros es dedicarnos tiempo para servirnos. Continuando la idea anterior, en Juan 15:13, el Apóstol escribió lo siguiente: “nadie tiene mayor que éste, que uno ponga su vida por sus amigos”.

¿Significa esto que debemos crucificarnos por otros? ¿Significa que debemos dar nuestra vida en sacrificio por los demás? No necesariamente.

Para comprender mejor la orden de Jesucristo, debemos entender  que nuestra vida se mide en tiempo: en años, meses, días, horas, minutos… el tiempo normal de vida cada ser humano es 70 años y 80 para los más robustos…

Lo que Cristo esta enseñándonos con ese mandamiento, es que debemos estar dispuestos a poner nuestra vida, o parte de ella, por nuestros amigos… es decir, estar dispuestos a dar de nuestro tiempo en beneficio de los demás.

Dedicarnos tiempo para atender las necesidades de otros, poner nuestra vida o parte de ella al servicio de otro, es una manera de amarnos los unos a los otros como Él nos amó.

En esta sociedad tan tecnológica e impersonal, pareciera ser que no tenemos tiempo para nosotros mismos y para nuestras familias, mucho menos para los demás.

Jesucristo nos instruyó que debemos amarnos los unos a los otros como Él nos amó y nos dejó un ejemplo: Él entregó Su vida por la humanidad…

Usted y yo podemos aprender a amarnos los unos a los otros como Él lo hizo, poniendo nuestras vidas, o un poco de ella, a disposición de nuestras familias, de nuestras amistades.

Al destinar un poco de nuestro tiempo al servicio de otros… estaremos cumpliendo con la instrucción de Cristo: amarnos los unos a los otros, como Él nos amó.

En este sitio usted podrá encontrar muchos artículos que desarrollan con más amplitud este y otros temas.

Para Vida Esperanza y Verdad, soy Jaime Guíñez.