Después de la tormenta viene la calma

Foto: Posta
El estado de Texas en los Estados Unidos de América, ha sufrido en los últimos días lluvias torrenciales históricas.  Hasta el pasado tres de junio las inundaciones habían dejado al menos 17 muertos y más de 40 desaparecidos. Miles de vehículos quedaron abandonados en las inundadas calles y se reportan varios millones de dólares en daños a propiedades.  

Rick Flanagan, coordinador administrativo del Departamento de Emergencia de Houston Texas, dijo que dada la magnitud y el corto tiempo en que sucedieron las cosas, jamás habían visto algo semejante.  El gobernador de Texas, Greg Abbott,  comentó que los desastres reportados por las inundaciones se extienden desde el Río Rojo hasta el Río Grande. Las tormentas arrojaron cifras históricas en cuanto a pulgadas de lluvia por hora en gran parte del estado de Texas hasta la frontera con México. 

¿Cuál es la razón de tantas calamidades climáticas?

Muchos de los estudiosos de la Biblia han reconocido que los Estados Unidos de América y Gran Bretaña han recibido bendiciones nacionales que fueron profetizadas hace más de 3,500 años (Génesis 49:22-26).  Dios les prometió a Abraham y a su descendencia grandes bendiciones por la obediencia a sus leyes, pero a la vez les advirtió que estas bendiciones les serían retiradas y serían reemplazadas por maldiciones si desobedecían y se olvidaban de ellas.

En las últimas décadas, el mundo entero ha sido testigo de la decadencia de la Unión Americana. La  decadencia moral de la nación, así como los pecados nacionales, son la razón por la que ahora Dios ha comenzado a castigarlos directamente (Ezequiel 14:13, 21). Además de los dramáticos cambios climatológicos hay otras indicaciones de que la profecía bíblica comienza a tomar fuerza. Por un lado, en algunos estados se presentan abrumadoras lluvias torrenciales, mientras que en lugares como California sufren de sequías históricas. Estos cambios dramáticos y contrastantes irán en aumento.

Estados Unidos está enfrentando ahora también una crisis de gobierno, con luchas políticas internas en el proceso de elección del próximo candidato a la presidencia, y además está sumergido en una tremenda crisis moral.  La nación entera se ha embarcado no sólo en asesinar a millones de bebés por medio del aborto, sino que también se ha sumergido en las profundidades de la perversión abrazando el estilo de vida homosexual como algo normal y aceptable. Ahora, en muchos estados de la nación miles de personas  pueden  legalmente contraer matrimonio con personas de su mismo sexo, adoptando una vida pecaminosa desde el punto de vista de Dios (Romanos 1:21-28). Conductas que antes se consideraban ilegales, como es el caso del consumo de la marihuana, se consideran cada vez más normales y hasta deseables por la mayoría de la población.

¿Qué podemos hacer?

Los cambios climáticos no deben ser algo que nos tome por sorpresa. La profecía bíblica prevé una gran tormenta correctiva divina que se avecina sobre el mundo entero.  Esta tormenta se conoce como la Gran Tribulación, que será un tiempo tan devastador como nunca se ha visto ni jamás se verá.

Será un tiempo de corrección para los descendientes de Abraham, Isaac y Jacob (Israel),  a quienes identificamos principalmente como Estados Unidos de América y Gran Bretaña. Esta tribulación afectará también al resto de mundo. 

En Lucas 21:36 leemos que aun y cuando las naciones no se arrepientan, cada uno de nosotros podemos arrepentirnos y escapar de la corrección de Dios por la desobediencia a sus mandamientos. Cada uno de nosotros podemos tomar la decisión de que nuestras vidas no sigan la corriente moral incorrecta que Estados Unidos y las naciones de occidente están siguiendo.

El clima no mejorará pronto, sino al contrario, empeorará. Pero recuerde que siempre, “después de la tormenta, viene la calma”. Jesucristo regresará pronto a este mundo para traer paz, bienestar y abundancia para siempre, cuando comience Él a gobernar en el Reino de Dios sobre el mundo entero.

Para entender más acerca de estos temas, le sugerimos los siguientes artículos que le ayudarán a entender mejor lo que viene en un futuro no muy lejano: Distinguir las señales de los tiempos y Como en los días de Noé: advertencias para nuestros días