Stephen Hawking pronostica el fin de la humanidad

El pasado 29 de Junio durante la inauguración de la conferencia en Starmus que se realizó en Tenerife, España, y que reúne a científicos, entre ellos once premios Nobel y músicos,  el físico británico Stephen Hawking ha mostrado su pesimismo sobre el futuro de la humanidad y ha pronosticado que su supervivencia estará condicionada al agotamiento de recursos que está sufriendo la Tierra. Textualmente él ha mencionado: "No creo que vivamos mil años más sin que tengamos todos que dejar este planeta".

El científico en los últimos años ha seguido con creciente interés los progresos en la carrera espacial. En el festival Starmus, el astrofísico ha mostrado de nuevo su preocupación por el futuro de la especie humana, por lo que considera importante fomentar el interés porque nos acerquemos más hacia el espacio y al desarrollo de tecnologías que nos permitan explorar mundos diferentes.

Stephen Hawking considera que esta generación se enfrenta a diversas amenazas, como la sobre-población mundial y el problema que la falta de recursos naturales provocará, por lo que cree que habrá que descubrir nuevos mundos habitables.

"Los humanos —continuó el físico— no somos más que colecciones de partículas que, sin embargo, estamos cerca de comprender las leyes que nos gobiernan y ese es un gran triunfo.”

Además el científico habló de su vida y de cómo desde temprana edad tuvo debates acerca de la existencia de Dios. También mencionó algo de su historia personal en la cual hizo una reseña del deterioro que fue sufriendo su cuerpo debido a la esclerosis lateral amiotrófica que padece.

Sin duda que varias de las afirmaciones de este científico son ciertas. Este planeta está en franco deterioro para pensar que el hombre podrá vivir 1000 años más en este mismo astro en las condiciones que se encuentra.

 Desde 1998 ya existen estudios serios acerca de la poca sustentabilidad que tiene la vida en el planeta Tierra. El señor Ramón Folch, biólogo y ecólogo británico español, escribió lo siguiente para la Comisión Mundial del Medio Ambiente y el Desarrollo: “El agotamiento de muchos recursos vitales para nuestra especie a consecuencia de su dilapidación o de su destrucción, fruto de comportamiento consciente o inconsciente de depredadores, orientados por la búsqueda de beneficios particulares a corto plazo, constituye uno de los más preocupantes problemas de la actual situación de emergencia planetaria”.

Al parecer disponemos del conocimiento fundamentado acerca del camino que debemos tomar y cómo superar los obstáculos, pero lamentablemente el egoísmo y el deseo de obtener del hombre ciegan la posibilidad de acuerdos que den sustentabilidad a la vida siquiera para los próximos 50 años en la Tierra.

La gran realidad es que este planeta tal como va no sobrevivirá, necesita un gran cambio que el hombre no es capaz de generar. Dios desde el comienzo ha tenido un buen deseo para el hombre en la Tierra.

En Salmos 65: 7-13 Dios dice, “Visitas la tierra, y la riegas; en gran manera la enriqueces; con el río de Dios, lleno de aguas, preparas el grano de ellos, cuando así la dispones. Haces que se empapen sus surcos, haces descender sus canales; la ablandas con lluvias, bendices sus renuevos. Tú coronas el año con tus bienes, y tus nubes destilan grosura. Destilan sobre los pastizales del desierto, y los collados se ciñen de alegría. Se visten de manadas los llanos, y los valles se cubren de grano; dan voces de júbilo, y aun cantan”.

Nuestro Creador ha tenido una intención amorosamente sustentable para la Tierra, sin embargo, las palabras de Mahatma Gandhi hoy cobran más valor que antes al mencionar, “En la tierra hay lo suficiente como para satisfacer las necesidades de todos, pero no tanto como para satisfacer la avaricia de todos”. Este planeta necesita un cambio total, lo cual Dios pronto realizará. Afortunadamente la Tierra no tendrá que esperar 1000 años para ese cambio.

Existirá pronto un reino en la Tierra que tendrá paz y estará provisto con el equilibrio para sustentar a toda la humanidad.

Cabe mencionar finalmente que en su conferencia, el físico Stephen Hawking, hizo unas recomendaciones sobre cómo vivir. "Recuerden mirar a las estrellas y no a sus pies. Pregúntense qué es lo que hace que exista el universo. Tengan curiosidad.” 

El rey David escribió en el Salmo 8:3-4, “Cuando veo tus cielos, obra de tus dedos, la luna y las estrellas que tú formaste, digo: ¿Qué es el hombre, para que tengas de él memoria,
y el hijo del hombre, para que lo visites?”

El Reino de Dios pronto vendrá y atacará la raíz de los problemas que hay en la Tierra. ¿Cómo? Cambiando el corazón de los hombres. ¡Es una maravilla lo que ocurrirá! Existe un hermoso futuro para todos los que deseen de corazón obedecer a Dios y acercarse a Él.

De seguro usted quiere una mejor vida en la Tierra para sus hijos y nietos. Muchos quieren paz y justicia, y algo que verdaderamente haga un cambio que revierta la realidad actual de este mundo. Si usted desea conocer más de estos temas le recomendamos leer los siguientes artículos: Cielo nuevo y tierra nueva y La paz mundial: ¿Cómo vendrá?