Vida, Esperanza y Verdad

Navidad: ¿Deben celebrarla los cristianos?

Tal vez le parezca extraño preguntar si los cristianos deben celebrar la Navidad, ya que se celebra en nombre de Cristo. ¿Nació Él el 25 de diciembre?

La Navidad parece ser la festividad más Cristiana de todas, porque se celebra en nombre de Cristo. ¿Por qué los cristianos no deberían celebrar la Navidad? ¿Podría ser posible que Cristo no hubiera nacido el 25 de diciembre? ¿Pudiera ser posible que la cantidad de artículos que cada año se escriben en los diarios acerca de los orígenes paganos de la Navidad fueran ciertos?

Aun las personas religiosas que celebran la Navidad han escrito acerca de este tema. Veamos lo que dice al respecto el sitio en la red, “Grace to You”: “La decisión de celebrar Navidad el 25 de diciembre fue tomada durante el siglo cuatro por obispos de la iglesia en Roma. Ellos tenían una razón específica para hacerlo.

“Después de haberse vuelto de la adoración al Dios verdadero y creador de todas las cosas, muchas culturas primitivas en el imperio Romano habían caído en la adoración al sol. Al reconocer su dependencia del curso anual del sol en los cielos, ellos celebraban fiestas alrededor del solsticio de invierno en diciembre, cuando los días son más cortos. Como parte de sus festivales, ellos hacían fogatas para darle fuerza al sol y hacer que volviera a renacer. Cuando era evidente que los días se alargaban, había gran regocijo entre ellos.

“Los líderes de la iglesia en Roma decidieron celebrar el nacimiento de Cristo durante el solsticio de invierno en un intento por cristianizar estas populares celebraciones paganas. En gran parte, sus esfuerzos por hacer que las personas se adaptaran fallaron, y los festivales paganos continuaron celebrándose”.

Muchas personas en la actualidad quisieran que Jesús estuviera presente en la Navidad, pero el hecho real es que en primer lugar Él nunca tuvo nada que ver con la Navidad. El 25 de diciembre era una festividad politeísta basada en el mito.

¿Es aceptable para Dios que adoptemos costumbres paganas?

Entonces, ¿qué debe hacer un cristiano con este conocimiento? ¿Deben los cristianos celebrar la Navidad? En diciembre de 2007, el reportero de AP, Tom Breen citó a Clyde Kilough, quien es un ministro en la Iglesia de Dios, una Asociación Mundial: “Es de conocimiento común que la Navidad y sus costumbres no tienen nada que ver con la Biblia… la pregunta teológica es bastante sencilla: ¿es aceptable para Dios que los seres humanos decidan adorarlo a Él, adoptando para ello las celebraciones paganas más importantes y llamándolas cristianas?

La Biblia revela que Dios no quiere que los seres humanos lo adoren de la misma forma en que los paganos adoran a sus dioses. Por lo tanto, basados en lo que las escrituras nos revelan, creemos que a Dios y a Su hijo no les agrada que los cristianos celebren la navidad.

Dios le advirtió explícitamente a Israel que no debía incorporar costumbres paganas en su adoración al Dios verdadero.

“Cuando el Eterno tu Dios haya destruido delante de ti las naciones adonde tú vas para poseerlas, y las heredes, y habites en su tierra, guárdate que no tropieces yendo en pos de ellas, después que sean destruidas delante de ti; no preguntes acerca de su dioses, diciendo: De la manera que servían aquellas naciones a sus dioses, yo también les serviré. No harás así al Eterno tu Dios; porque toda cosa abominable que el Eterno aborrece, hicieron ellos a sus dioses; pues aun a sus hijos y a sus hijas quemaban en el fuego a sus dioses. Cuidarás de hacer todo lo que yo te mando; no añadirás a ello, ni de ello quitarás” (Deuteronomio 12:29-32).

Más adelante, Jesucristo le advirtió esto a un grupo religioso muy devoto, los fariseos, en Marcos 7:6-9: “Hipócritas, bien profetizó de vosotros Isaías, como está escrito: Este pueblo de labios me honra, mas su corazón está lejos de mí. Pues en vano me honran, enseñando como doctrinas mandamientos de hombres. Porque dejando el mandamiento de Dios, os aferráis a la tradición de los hombres…bien invalidáis el mandamiento de Dios para guardar vuestra tradición”.

¿Qué tiene de erróneo la escena tradicional de Navidad?

Los cristianos deberían entender que la Biblia misma revela que la mayoría de las escenas tradicionales de Navidad no son correctas.

Veamos Lucas 2:8-11: “Había pastores en la misma región, que velaban y guardaban las vigilias de la noche sobre su rebaño. Y he aquí, se les presentó un ángel del Señor, y la gloria del Señor los rodeó de resplandor; y tuvieron gran temor. Pero el ángel les dijo: No temáis; porque he aquí os doy nuevas de gran gozo, que será para todo el pueblo: que os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, que es Cristo el Señor”.

Un comentario bíblico afirma: “como esos pastores no habían regresado a sus casas con sus rebaños, podemos argumentar que octubre todavía no había comenzado, y por consiguiente, que nuestro Señor no nació el 25 de diciembre, cuando no había rebaños en el campo. Con este argumento sólido, la natividad en diciembre puede ser descartada” (Comentario de Adam Clarke, nota acerca de Lucas 2:8).

Otra fuente de estudio está de acuerdo: “Esos humildes pastores afuera en el campo por la noche con sus rebaños —se constituyen en una característica de la historia que es un argumento válido en contra de que el nacimiento (de Cristo) hubiera podido ocurrir el 25 de diciembre, ya que el clima no lo hubiera permitido” (The Interpreter´s One-Volume Commentary [El comentario de un volumen del intérprete] nota acerca de Lucas 2:4-7).

En cuanto a otro aspecto de las escenas de Navidad, Joe Kovacs, autor de Shocked by the Bible [Asombrado con la Biblia], señala: “usted no encontrará a tres magos presentándose en el pesebre cuando Jesús nació”.

Ésta afirmación está basada en lo que leemos en Mateo 2:1, 11: “Cuando Jesús nació en Belén de Judea en días del rey Herodes, vinieron del oriente a Jerusalén unos magos…Y al entrar en la casa, vieron al niño con su madre María, y postrándose, lo adoraron: y abriendo sus tesoros, le ofrecieron presentes: oro, incienso y mirra”.

La Biblia no dice cuántos magos estaban presentes; dice que cuando vinieron a la casa (no al pesebre), ellos vieron al niño. Así, la historia tradicional de los tres magos que llegan al pesebre no se encuentra en la Biblia.

¡Tenemos que entender que algo no se convierte en cristiano con sólo decir que si lo es, no importa cuales hayan sido nuestras tradiciones o qué clase de razonamiento utilicemos!

Por ejemplo, durante mucho tiempo, los padres les han hablado a sus hijos acerca del Papá Noel. El problema es —que él no existe de verdad, y no tiene su oficina en el polo norte. ¿En qué parte de la Biblia nos excusa Dios por mentir, especialmente a nuestros hijos?

Otros también creen que no debiera existir ningún problema con dar un regalo en esta época del año. Sin embargo, en su libro “4,000 Years of Christmas: A Gift From the Ages [ 4.000 años de Navidad: un regalo de los tiempos], el sacerdote episcopal Earl Count, relata de una forma vehemente las conexiones históricas entre el intercambio de regalos en los 12 días de Navidad y las costumbres originadas en la antigua y pagana Babilonia. Él también muestra que el muérdago fue adoptado de un ritual de los misterios druidas y que el 25 de diciembre está más relacionado con la celebración de las antiguas saturnales romanas que con Jesús.

¿Qué les digo a mis parientes?

Entonces, ¿deben los cristianos celebrar la Navidad? Después de examinar el tema, muchos llegan a la conclusión de que no deberían hacerlo. Muchos entonces preguntan luego, bueno, ¿cómo les digo a mis parientes y familiares que ya no voy a celebrar más la Navidad? Les recomendamos explicarles de una forma amable que ya no pueden en toda conciencia seguir celebrando una festividad que no está autorizada en la Biblia. Si ellos preguntan acerca de los regalos, usted puede responder que a lo largo del año hay muchas otras oportunidades para darle regalos a los seres amados.

Algunos parientes aceptarán la decisión y otros no la entenderán; entonces es mejor no tratar de cambiar sus creencias para que no se incomoden. Muchos que admiten el origen no bíblico de la Navidad tratan de evitar una discusión acerca del tema a menos que alguien les pregunte por qué. Tratamos de aplicar el principio de 1 Pedro 3:15: “Sino santificad a Dios el Señor en vuestros corazones, y estad siempre preparados para presentar defensa con mansedumbre y reverencia ante todo el que os demande razón de la esperanza que hay en vosotros”. Si alguien quiere saber más, está bien explicarle los orígenes paganos de esta festividad y el mandamiento que Dios nos ha dado de no adorarlo de una forma similar.

Los miembros de la Iglesia de Dios, una Asociación Mundial (que patrocina este sitio en la red), no celebran las costumbres navideñas. En lugar de ello, se nos exhorta a honrar a Cristo en el aniversario de su muerte (no su nacimiento). Lea 1 Corintios 11:23-29. Jesucristo les recordó a sus discípulos (cuando comieron del pan durante la Pascua del Nuevo Testamento) “haced esto en memoria de mí” (Lucas 22:19).

Jesucristo nació como nuestro Salvador, pero volverá nuevamente como el gran Rey de Reyes y Señor de Señores (Apocalipsis 19:15-16). El reinado milenial de Cristo comenzará entonces en la Tierra. Este evento profetizado está representando y enfatizado anualmente durante la Fiesta de Tabernáculos (levítico 23:33-35). Cristo les dijo a sus discípulos que debían guardar esta Fiesta, y Él también la celebró (Juan 7:2, 14, 37-39). Por lo tanto, en vez de celebrar la festividad de la Navidad, un cristiano debería celebrar las fiestas santas anuales ordenadas por Dios.

Usted puede aprender más acerca de estos festivales en esta sección de cómo las fiestas santas de Dios revelan su plan de salvación.

Continuar leyendo

×

Discern is published every two months and is available in digital and print versions. Choose your preferred format to start your subscription.

Print subscriptions available in U.S., Canada and Europe

×

Please choose your region:

×

Suscríbase a Discernir

×
Fill out the form below to start your subscription.
×
Por favor, introduzca su nombre de pila.
Por favor ingrese su apellido.
Se requiere una dirección de correo electrónico válida.