Vida, Esperanza y Verdad

¿Qué es la levadura y qué es lo que representa?

¿Qué es la levadura? Ésta pregunta se puede responder fácilmente. Lo que la levadura representa en el plan de salvación es más complejo y notable.

La mayoría de panes y galletas tiene en sus ingredientes “levadura” (en una de sus formas). Esto es lo que hace que la masa crezca. Lo que representa en la Biblia lo va a sorprender. ¿Puede algo tan común convertirse en una metáfora espiritual tan importante que Dios apartó toda una semana para hacer y una celebración santa en torno a ella?

¡Sorpresivamente, la respuesta es sí! En Levítico 23:4-8 Dios proclama que debemos celebrar siete días durante la primavera en el hemisferio norte (el primer mes del año según el calendario hebreo) en los cuales no comer nada leudado y comer panes sin levadura adquiere un significado muy profundo a nivel espiritual. Lamentablemente ésta y las demás “fiestas del Señor” que se encuentran en el mismo capítulo de Levítico son ignoradas por muchas personas.

Aunque este pasaje viene del Antiguo Testamento, estos mismos días eran guardados por la Iglesia del Nuevo Testamento. Más de 20 años después de la muerte y resurrección de Jesucristo, el apóstol Pablo enseñó a la congregación gentil de Corinto a guardar los días de Panes Sin Levadura. Después les explicó su aplicación espiritual para los cristianos del Nuevo Testamento (1 Corintios 5:6-8).

¿Qué es la levadura en sí?

La definición de levadura es: “Un agente, como la levadura, que hace que una masa o una pasta crezcan, especialmente por fermentación”.

La levadura incluye levadura y agentes leudantes químicos, tales como el polvo de hornear, bicarbonato de sodio y bicarbonato de potasio.

(Otros ingredientes que pueden ser confundidos con levadura son: levadura de cerveza, extracto de levadura, levadura de torula, levadura autolizada de levadura, crémor tártaro y almidón de maíz. Estos no son agentes leudantes). ¿Por qué Dio usa la levadura como el tema de una serie de días que son santos para Él? La levadura es un producto de uso doméstico que consumimos casi a diario. ¿Qué lección espiritual quiere Dios que aprendamos? Para entender esto debemos analizar un poco la historia y su contexto.

La historia antigua de Israel

La Biblia nos enseña acerca de la antigua nación de Israel. Fue a los descendientes del fiel Abraham que Dios reveló su ley en el Monte Sinaí. Sus ancestros fueron a Egipto buscando solucionar una terrible hambruna y posteriormente se quedaron. Posteriormente fueron esclavizados. Buscaron un libertador que los librara de la esclavitud y los llevara a la Tierra Prometida, la tierra que Dios había prometido a Abraham.

Moisés había sido designado para guiarlos fuera de Egipto, y después de una serie de plagas mandadas por Dios, incluyendo la muerte de los primogénitos de Egipto, el faraón les ordenó que se fueran. Salieron a prisa de noche, y tomaron la masa de pan, pero esta no tuvo tiempo de leudarse (Éxodo 12:33-34).

Finalmente habían sido liberados de la esclavitud y opresión de Egipto.

Celebrando la salida de Egipto con panes sin levadura

Dios le dio a Moisés órdenes muy específicas acerca de cómo los israelitas debían prepararse para salir de Egipto. Dios más adelante explicó que para conmemorar la salida de la esclavitud en Egipto se debían guardar siete días de Panes Sin Levadura como fiesta o conmemoración.

“Y este día os será en memoria, y lo celebraréis como fiesta solemne para Jehová durante vuestras generaciones; por estatuto perpetuo lo celebraréis. Siete días comeréis panes sin levadura; y así el primer día haréis que no haya levadura en vuestras casas; porque cualquiera que comiere leudado desde el primer día hasta el séptimo, será cortado de Israel. El primer día habrá santa convocación, y asimismo en el séptimo día tendréis una santa convocación; ninguna obra se hará en ellos, excepto solamente que preparéis lo que cada cual haya de comer.

“Y guardaréis la fiesta de los panes sin levadura, porque en este mismo día saqué vuestras huestes de la tierra de Egipto; por tanto, guardaréis este mandamiento en vuestras generaciones por costumbre perpetua. 

“En el mes primero comeréis los panes sin levadura, desde el día catorce del mes por la tarde hasta el veintiuno del mes por la tarde. Por siete días no se hallará levadura en vuestras casas; porque cualquiera que comiere leudado, así extranjero como natural del país, será cortado de la congregación de Israel. Ninguna cosa leudada comeréis; en todas vuestras habitaciones comeréis panes sin levadura.” (Éxodo 12:14-20).

La levadura representa el pecado

La salida de los israelitas de la esclavitud en Egipto simboliza una persona dejando atrás la esclavitud de una vida llena de pecado. Romanos 6:17-18 explica: “Pero gracias a Dios, que aunque erais esclavos del pecado, habéis obedecido de corazón a aquella forma de doctrina a la cual fuisteis entregados; y libertados del pecado, vinisteis a ser siervos de la justicia.”

A Dios le preocupa más que nosotros aprendamos a vivir de manera recta, que la forma en que preparamos el pan que comemos. Aun así, Dios le enseña al ser humano por medio de ejemplos físicos o analogías para explicarlo claramente.

Miremos este principio en 1 Corintios 5:6-8: “No es buena vuestra jactancia. ¿No sabéis que un poco de levadura leuda toda la masa? Limpiaos, pues, de la vieja levadura, para que seáis nueva masa, sin levadura como sois; porque nuestra pascua, que es Cristo, ya fue sacrificada por nosotros.

“Así que celebremos la fiesta, no con la vieja levadura, ni con la levadura de malicia y de maldad, sino con panes sin levadura, de sinceridad y de verdad.”

Guardar la Fiesta de los Panes Sin Levadura hoy en día sigue siendo importante, y definitivamente Dios nos enseña una lección muy profunda a nivel espiritual al guardarla.

La levadura representa hipocresía

Jesucristo mostraba poca tolerancia con los líderes religiosos de su época que se mostraban a sí mismos como justos pero no tenían consideración con el prójimo cuando de amor, misericordia y bondad se trataba. En Mateo 23 Cristo se refiere a ellos como hipócritas que debían saber más acerca de esto.

Él advirtió a sus discípulos que debían evitar esta clase de comportamiento, usando la levadura como metáfora de este comportamiento pecaminoso: “Llegando sus discípulos al otro lado, se habían olvidado de traer pan. Y Jesús les dijo: Mirad, guardaos de la levadura de los fariseos y de los saduceos. Ellos pensaban dentro de sí, diciendo: Esto dice porque no trajimos pan.”

“Y entendiéndolo Jesús, les dijo: ¿Por qué pensáis dentro de vosotros, hombres de poca fe, que no tenéis pan? ¿No entendéis aún, ni os acordáis de los cinco panes entre cinco mil hombres, y cuántas cestas recogisteis? ¿Ni de los siete panes entre cuatro mil, y cuántas canastas recogisteis? ¿Cómo es que no entendéis que no fue por el pan que os dije que os guardaseis de la levadura de los fariseos y de los saduceos? Entonces entendieron que no les había dicho que se guardasen de la levadura del pan, sino de la doctrina de los fariseos y de los saduceos.” (Mateo 16:5-12).

La levadura representa desobediencia

El apóstol Pablo también se refirió a la levadura cuando estaba enseñando en Gálatas acerca de la obediencia a Dios y sus leyes. Había unos que malinterpretaban la gracia de Dios como licencia para el pecado. Pablo decía que una pequeña tergiversación de la verdad llevaba a una gran confusión y engaño.

Gálatas 5:7-10: “Vosotros corríais bien; ¿quién os estorbó para no obedecer a la verdad? Esta persuasión no procede de aquel que os llama. Un poco de levadura leuda toda la masa. Yo confío respecto de vosotros en el Señor, que no pensaréis de otro modo; más el que os perturba llevará la sentencia, quienquiera que sea.”

Una vez más, el pecado se muestra como algo parecido a la levadura, creciendo dentro del “pan” que la rodea, en este caso los cristianos. Dios tiene poca paciencia con aquellos que desalientan a los demás, y hacen que otros tergiversen y desobedezcan su palabra.

¿Tiene usted levadura?

La pregunta bíblica que debemos hacernos es: ¿Tengo levadura? En otras palabras, ¿es mi vida una vida de pecado a los ojos de Dios? ¿He aprendido a adorar a Dios con “los panes sin levadura de sinceridad y verdad”?. O, ¿estoy viviendo una vida llena de pecado e hipocresía? ¿Si de verdad estoy espiritualmente “sin levadura”, no debería estar celebrando las trascendentales fiestas santas de Dios, que incluyen la de Panes Sin Levadura?

Si desea aprender más no deje de leer otros artículos en esta sección acerca del “Cómo las fiestas santas de Dios nos revelan su plan de salvación”.

Continuar leyendo

×

Discern is published every two months and is available in digital and print versions. Choose your preferred format to start your subscription.

Print

Print subscriptions available in U.S., Canada and Europe

×

Suscríbase a Discernir

×
Fill out the form below to start your subscription.
×
Por favor, introduzca su nombre de pila.
Por favor ingrese su apellido.
Se requiere una dirección de correo electrónico válida.