Vida, Esperanza y Verdad
Suscríbase a nuestro Boletín de Noticias

¿Cómo pudimos saberlo antes que sucediera?

Por Daniel Campos

Quienes publican en este portal enseñan la profecía bíblica. ¿Se ha preguntado usted por qué es tan importante estudiar y entender las profecías de la Biblia? Ésta es la única forma de saber por anticipado las cosas que están afectando y que todavía afectarán a nuestro mundo.

El 23 de junio de 2016 se celebró en el Reino Unido un referéndum sobre su permanencia en la Unión Europea. Quizás usted no recuerde ese día, pero para muchos de nosotros esa votación era trascendental.

Debido a los cambios de hora entre países, me quedé dormido aquella noche sin saber los resultados del referéndum. Siendo aún muy oscuro, y sin tenerlo planeado, desperté de madrugada. Había dejado mi teléfono móvil en una mesita al lado de mi cama. Instintivamente lo tomé y busqué información del plebiscito. Los resultados eran sorprendentes, el Brexit había sido aprobado. Aun dormitando, una sonrisa se me dibujó en el rostro y me dije: “Estoy siendo testigo del cumplimiento de la profecía bíblica”. Emocionado, mandé un mensaje por teléfono al pastor de mi área para avisar del resultado. Aunque no era mi intención, el sonido de su teléfono lo despertó como que fuera una emergencia (¿es tarde para pedir disculpas?).

Cuando yo era un adolescente solía leer una revista, la antecesora a la actual revista Discernir. En ella había leído varias veces que el Reino Unido no sería finalmente parte de una Europa unida. No daban fecha, pero sabían que la separación sucedería. Cuarenta años después de haber leído aquello, esa profecía bíblica empezaba a cobrar vida delante de mis ojos. La reciente votación, de hace algunos días, en el parlamento de Gran Bretaña confirma la fecha de la salida, este 31 de enero. ¿Cómo pudimos saberlo cuarenta años antes de que sucediera?

La reunificación de Alemania

La caída del Muro de Berlín, el 9 de noviembre de 1989, fue un acontecimiento bisagra en la historia mundial. Marcó la caída de la Cortina de Hierro y el fin de la frontera entre la llamada Alemania Democrática y la Alemania Federal, que tuvo lugar poco tiempo después.

Para muchos, este acontecimiento fue una gran sorpresa. Esto inició una serie de transformaciones que cambiaron la perspectiva del mundo. Sin embargo, en una revista publicada por la Iglesia de Dios de abril de 1952, se había escrito que Alemania Oriental estaría nuevamente unida con Alemania Occidental. ¡Ese artículo fue escrito en plena Guerra Fría! En aquel momento absolutamente nada permitía presumir que Alemania se unificaría. ¡Esto fue escrito más de 37 años antes que sucediera! ¿Cómo es posible que supiéramos con tanta anticipación sobre estos acontecimientos?

Guardar los mandamientos de Dios

Solamente se han dado dos ejemplos modernos de cómo se ha cumplido la profecía bíblica anunciada por la Iglesia de Dios, que patrocina el portal de internet Vida, Esperanza y Verdad. Yo podría citar varios ejemplos más.

¿Sabía usted que un tercio de la Biblia es profecía? ¡Y buena parte de la profecía bíblica aún no se ha cumplido! Esto nos debería llamar a la reflexión. ¿Entiende usted la profecía bíblica? ¿Debería entenderla?

Quienes anunciaron con claridad y precisión lo que sucedería con décadas de anticipación, fueron personas que guardaban los mandamientos de Dios (Apocalipsis 12:17).Un pasaje olvidado por el cristianismo tradicional se encuentra en Salmos 111:10. Dice así: “El principio de la sabiduría es el temor del Eterno; buen entendimiento tienen todos los que practican sus mandamientos”. Quienes anunciaron con claridad y precisión lo que sucedería con décadas de anticipación, fueron personas que guardaban los mandamientos de Dios (Apocalipsis 12:17). Esta es una de las principales razones por las cuales en este portal de internet hay un entendimiento de las Escrituras que usted no encontrará en otro lado. ¿Guarda usted los mandamientos de Dios?

El Espíritu Santo

Desde la fiesta de Pentecostés del año 31 el Espíritu Santo ha estado disponible a quienes se arrepienten, reconocen a Jesucristo como su Salvador y se bautizan. Sin embargo, es necesaria la imposición de manos para recibir el Espíritu de Dios (Hechos 8:14-17). Desde el primer siglo, el Espíritu Santo ha sido impartido, vez tras vez, por imposición de manos de los ministros de la Iglesia que Jesucristo edificó. Tener el Espíritu Santo es clave para entender la profecía bíblica. Observe lo que dice la Biblia: “Pero cuando venga el Espíritu de verdad, él os guiará a toda la verdad” (Juan 16:13). ¿Por qué en Vida, Esperanza y Verdad entienden y enseñan la profecía bíblica? La respuesta es que son personas que han recibido el Espíritu de Dios y son guiadas a la verdad.

¿Por qué tanta confusión?

Hace unas décadas un libro se hizo famoso. Se titulaba: “88 razones por las que el Rapto ocurrirá en 1988”. Quienes promocionaban este libro no guardaban los mandamientos de Dios y tampoco tenían el Espíritu Santo. Su falta de entendimiento de las profecías de la Biblia es hoy manifiesta: el Rapto no llegó… y de hecho no hay tal Rapto en la Biblia. Seguramente usted sabe de múltiples ejemplos de falsas profecías.

En este tiempo existen miles de iglesias legalmente establecidas que no obedecen los mandamientos de Dios y como consecuencia hacen predicciones supuestamente basadas en la Biblia, pero que en realidad son falsas predicciones.¿Tienen el Espíritu de Dios quienes hacen todas estas predicciones que no suceden? La pura verdad es que muy rápido después de la muerte de los primeros apóstoles, el mundo religioso se llenó de personas que no querían obedecer a Dios. Finalmente, ese grupo religioso, que carecía del Espíritu de Dios, fue reconocido como religión oficial a fines del siglo IV d.C. Este grupo de religiosos ha hecho todo tipo de predicciones que no han sucedido. La falsa religión y las falsas predicciones bíblicas siguen vigentes hasta el día de hoy.

En este tiempo existen miles de iglesias legalmente establecidas que no obedecen los mandamientos de Dios y como consecuencia hacen predicciones supuestamente basadas en la Biblia, pero que en realidad son falsas predicciones. De estas religiones que nada tienen que ver con la Biblia, la Palabra de Dios dice: “Y en su frente un nombre escrito, un misterio: Babilonia la grande, la madre de las rameras y de las abominaciones de la tierra” (Apocalipsis 17:5). Babilonia quiere decir confusión. A lo largo de los años, más y más grupos religiosos han ido surgiendo. ¡Se calculan en más de 30.000 las denominaciones denominadas “cristianas” o “mesiánicas”! ¡Qué enorme confusión!

Jesús dijo: “Edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades (el sepulcro, la muerte) no prevalecerán contra ella”. La Iglesia de Dios, que nació en Jerusalén, no en Roma, aún existe y, como señaló Jesucristo, nunca dejaría de existir. Hoy en día, aún predica el evangelio del Reino de Dios y entiende y enseña las profecías bíblicas, las que sí nos muestran el futuro.

Descubra más sobre esa Iglesia de Dios, leyendo nuestro folleto: “¿Dónde está la Iglesia que Jesucristo edificó?”. Usted se sorprenderá de lo que leerá en este folleto.

Sepa más

¿Qué es el Espíritu Santo?

Las ideas acerca del Espíritu Santo han cambiado desde que éste fue dado a la Iglesia del Nuevo Testamento en el Día de Pentecostés. ¿Qué podemos aprender del Espíritu Santo de los creyentes del primer siglo?

×

Discern is published every two months and is available in digital and print versions. Choose your preferred format to start your subscription.

Print subscriptions available in U.S., Canada and Europe

×

Please choose your region:

×

Suscríbase a Discernir

×
Fill out the form below to start your subscription.
×
Por favor, introduzca su nombre de pila.
Por favor ingrese su apellido.
Se requiere una dirección de correo electrónico válida.