Vida, Esperanza y Verdad

Conejos, huevos y… ¿Pascua?

Por Erik Jones

El Domingo de Resurrección se considera el día más sagrado del calendario cristiano. Pero hay muchos problemas con eso. Abordemos algunas preguntas importantes sobre la pascua católica.

En esta época, el mundo cristiano celebra la “Semana Santa” y el “Domingo de Pascua”. Aunque la Navidad tiene más publicidad y comercialismo, técnicamente el “Domingo de Pascua”, también llamado Domingo de Resurrección se considera el día más importante del calendario cristiano. Este año (2020), la “Pascua de Resurrección” se celebrará el domingo 12 de abril.

Pero ¿qué pasa con las costumbres que rodean a estas celebraciones religiosas? ¿Por qué se simboliza con huevos y conejitos de chocolate, y reuniones religiosas el domingo en la mañana?

¿Qué tienen que ver estos símbolos con la resurrección del Salvador de la humanidad? De hecho, ninguna de las tradiciones que rodean el “Domingo de Pascua” tiene algo que ver con la Biblia.

La verdad es que vemos serios problemas con la “Semana Santa” y el “Domingo de Resurrección” y nos sentimos obligados a informar a otros sobre estos temas. Esta publicación abordará cinco grandes preguntas que la gente se hace acerca de la pascua católica cada año.

1. ¿Qué relación tienen los conejos y los huevos?

Los conejos son mamíferos y no ponen huevos. Aunque hay cinco especies de mamíferos que ponen huevos, los conejos no son uno de ellos.

Una coneja hembra puede tener cuatro a doce bebés en una camada y puede quedar embarazada nuevamente poco después de dar a luz. La capacidad de los conejos para reproducirse con tanta frecuencia, con un número tan alto de crías, llevó a los conejos a estar asociados con la fertilidad en el antiguo mundo pagano.

2. ¿Por qué los conejos están asociados con “Semana Santa” y el “Domingo de Resurrección”?

Sabemos bien que la mayoría de las personas no cree que los conejos pongan huevos. Entonces, ¿por qué, cuando es tan fácil investigar en internet el proceso reproductivo del conejo, el mundo cristiano asocia las imágenes de conejos y huevos de chocolate, o huevos coloridos, con uno de los eventos más importantes registrados en la Biblia: la resurrección de Jesucristo?

La respuesta está relacionada con la primera pregunta.

El conejo era un símbolo de fertilidad en muchas religiones antiguas, debido a su conocida capacidad de reproducción. ¡Los conejos pueden producir más de 1.000 crías durante una vida útil de 9 a 12 años! Vivo en un área rural y casi cada vez que salgo de mi casa me acuerdo de estos animalitos. Siempre parece haber múltiples conejos que se salen rápidamente de sus cuevas, cuando paso.

Los huevos, como los conejos, también fueron utilizados por muchas religiones paganas para simbolizar la fertilidad y la vida nueva.

En alemán la palabra para la “Pascua de Resurrección” es Ostern, y en inglés es Easter. Estas palabras son derivaciones de la palabra Ostara, el nombre de una diosa germánica. Asimismo, ese nombre es otra forma del nombre Astarte o Astarot, uno de los títulos de una diosa pagana caldea que era, supuestamente, la reina del cielo, mencionada en la Biblia (Jueces 2:13; 1 Samuel 7:3,4; Jeremías 7:18).

Si usted es un cristiano que ama a Jesucristo realmente y valora mucho lo que hizo por nosotros, debe preguntarse: ¿muestra amor y respeto por Jesús el asociar antiguos símbolos paganos de fertilidad con su resurrección?

3. ¿Están la “Semana Santa” y el “Domingo de Pascua” en la Biblia?

Las palabras “Semana Santa” y “Domingo de Resurrección” no se mencionan en la Biblia. Si una máquina del tiempo pudiera llevarnos al tiempo del libro de los Hechos y usted pudiera preguntarle a cualquiera de los apóstoles o primeros cristianos acerca de la “Semana Santa” y el “Domingo de Resurrección” lo mirarían con rostros perplejos. Ellos no tendrían idea de lo que usted estaría preguntando. Esto se debe a que estas celebraciones religiosas, que supuestamente conmemoran la resurrección de Jesús, ni siquiera estaban en su vocabulario, ¡mucho menos en su calendario!

El “Domingo de Resurrección” fue adoptado oficialmente por la Iglesia Católica en el siglo IV, más de 200 años después de la finalización del Nuevo Testamento. La decisión de adoptar el” Domingo de Resurrección” se tomó en el Concilio de Nicea en el año 325 d.C., en respuesta a una gran controversia entre si iban a permanecer fieles a la Pascua bíblica, o alejarse de su observancia.

Los partidarios de adoptar el “Domingo de Resurrección” querían distanciarse completamente del judaísmo, promoviendo una festividad distinta de la Pascua bíblica. El Concilio de Nicea decidió adoptar el “Domingo de Resurrección” y fijó su fecha de celebración en el primer domingo después de la primera luna llena, después del equinoccio de primavera.

Debido a esta decisión, aquellos que defendían la Pascua bíblica fueron etiquetados como herejes, y fueron aislados y perseguidos.

4. ¿Fue incorrecto reemplazar la Pascua bíblica con el “Domingo de Resurrección”?

Hemos explicado brevemente que el Concilio de Nicea formalizó la decisión de abandonar la Pascua bíblica y adoptar el “Domingo de Resurrección”. Pero, ¿debería usted basar su adoración en la decisión de un concilio de obispos, dirigido por el emperador pagano Constantino? O ¿debería más bien basar su adoración en la Biblia?

En ninguna parte de la Biblia Dios nos da el derecho de abandonar sus días santos y reemplazarlos con días de nuestra propia invención.La Biblia, de acuerdo con las implicaciones de esa decisión, ¡sería etiquetada como herejía! La Palabra de Dios ordena la celebración de los festivales bíblicos, como "la Pascua del Eterno" y "la Fiesta de los Panes sin Levadura al Eterno" (Levítico 23:5-6).

Jesucristo instituyó los nuevos símbolos de lavado de pies, pan sin levadura y del vino, en su última Pascua (Juan 13:2-17; Lucas 22:17-21). De hecho, la noche antes de que lo mataran, dijo: "¡Cuánto he deseado comer con vosotros esta pascua" (versículo 15)!

El apóstol Pablo continuó hablando de la Pascua bíblica y los días de los Panes sin Levadura décadas después de que Cristo resucitó (1 Corintios 5:7-8). Los cristianos en Corinto (principalmente de origen gentil) guardaban los días santos bíblicos, no el “Domingo de Resurrección”.

Entonces, ¿estuvo mal reemplazar la Pascua bíblica con el “Domingo de Resurrección”? Sí, estuvo mal. En ninguna parte de la Biblia Dios nos da el derecho de abandonar sus días santos y reemplazarlos con días de nuestra propia invención. La “Semana Santa” y el “Domingo de Resurrección” fueron un invento del hombre y los impusieron como días de adoración "cristiana" en el Concilio de Nicea, más de 200 años después de los tiempos del Nuevo Testamento.

Lea nuestros artículos acerca de la Pascua y la Fiesta de los Panes sin Levadurapara saber más sobre el significado que las fiestas ordenadas por Dios tienen para los cristianos.

5. ¿Resucitó Jesús el “Domingo de Pascua”?

Todas las celebraciones de la “Semana Santa” están estrechamente vinculadas a la idea de que Jesucristo resucitó al amanecer del domingo por la mañana (ahora llamado "Domingo de Pascua o Resurrección"). Pero una lectura detallada de los Evangelios muestra que realmente esto es un mito.

Los relatos de los Evangelios muestran que la tumba ya estaba vacía al amanecer del "primer día de la semana" (Mateo 28:1, 6; Marcos 16:2, 6; Lucas 24:1, 6). ¡Estos relatos no dicen nada sobre Cristo resucitando en ese momento! El relato de Juan muestra que la piedra ya había sido quitada "siendo aún oscuro" aquel domingo (Juan 20:1).

¡Jesús había resucitado de la muerte horas antes de que amaneciera aquel domingo! Jesucristo había predicho que estaría sepultado exactamente por tres días y tres noches (Mateo 12:40). Puesto que fue sepultado antes del anochecer un miércoles (Lucas 23: 53-54), tuvo que resucitar antes del anochecer, exactamente 72 horas más tarde, un sábado.

Para una explicación detallada de la cronología de la muerte y resurrección de Cristo, lea nuestros artículos "La señal de Jonás" y "¿Cómo se cuentan tres días y tres noches?"

¿Deben los cristianos celebrar el “Domingo de Resurrección”?

Las cinco preguntas que hemos abordado nos llevan a la pregunta más importante: ¿Debería usted celebrar el “Domingo de Resurrección”? La evidencia es muy clara: “Semana Santa” y el “Domingo de Resurrección” no son observancias bíblicas. No tienen orígenes en una orden de Dios. No fueron celebradas por los cristianos en la Biblia. Están profundamente arraigados en los rituales paganos de la fertilidad e incluso se basan en un malentendido acerca de la muerte y resurrección de Cristo.

En pocas palabras, “Semana Santa” y el “Domingo de Resurrección” no tienen lugar en el calendario de un cristiano que realmente quiere obedecer a Dios. En lugar de eso, esperamos que estudie las fiestas santas que sí se enseñan en la Biblia.

×

Suscríbase a Discernir