Vida, Esperanza y Verdad

Coronavirus y profecía: ¿Nos dirigimos hacia un “territorio inexplorado”?

Por Issac Khalil

El mundo parece más incierto que nunca. ¿Es esto sólo un ciclo normal de la vida, o estamos entrando en un "territorio desconocido" en la historia humana?

Un cliente encuentra estantes vacíos debido a las compras de pánico en un supermercado en Bangkok, Tailandia.

A principios de este mes, la Organización Mundial de la Salud (OMS) dijo que el mundo se encuentra ahora en un "territorio desconocido" debido a la propagación del coronavirus (COVID-19). El 11 de marzo, el coronavirus fue designado oficialmente como una pandemia por la OMS. En ese momento, el virus había golpeado a China (donde se originó) con fuerza y ​​se extendió a más de 100 naciones, con brotes importantes en Italia, Corea del Sur e Irán. Nadie parecía saber lo que sucederá después.

Actualmente, la tasa de mortalidad es de alrededor del 3,4 por ciento, y la mayoría de los que se contagian sufrirán sólo una enfermedad leve o moderada. Sin embargo, el virus ha provocado el pánico y la incertidumbre en todo el mundo, y los mercados financieros están sufriendo grandes oscilaciones. Los mercados bursátiles de todo el mundo han tenido un tremendo desplome generalizado debido a los temores del coronavirus.

El coronavirus no parece ser tan mortal como algunos virus, como el brote de SARS de 2003, que mató al 9,63 por ciento de sus víctimas, o el brote de MERS de 2012, que mató al 34,45 por ciento. Pero este coronavirus es más mortal que la gripe y es mucho más peligroso para los ancianos y aquellos que sufren de otras afecciones de salud con sistemas inmunes debilitados. Esto, y el hecho de que COVID-19 parece ser más contagioso que la gripe, ha creado una atmósfera de miedo sin precedentes en la historia reciente.

La profecía bíblica muestra que el mundo está a punto de entrar en lo que realmente es "territorio desconocido".

El "principio de dolores" precede a la "Gran Tribulación"

Jesús advirtió que a medida que nos acercamos al final de esta era, seremos testigos de un período de "Gran Tribulación" (Mateo 24:21). Jesús lo describió como un tiempo diferente a cualquier otro momento que el mundo haya experimentado, y sólo ocurrirá una vez y nunca más.

Los profetas Jeremías y Daniel también previeron este "tiempo de angustia" y lo describieron como un tiempo como ningún otro (Jeremías 30:7; Daniel 12:1).

Antes de esta Gran Tribulación, Jesús profetizó otro período de tiempo que llamó "principio de dolores".Será un momento de gran agitación, cuando las guerras y los asesinatos, las hambrunas, los desastres naturales, las pandemias y el caos generalizado devastarán a la población y llevarán a la humanidad al borde la extinción. Sin embargo, Jesús prometió que intervendrá para detener la aniquilación humana (Mateo 24:22).

Pero antes de esta Gran Tribulación, Jesús profetizó otro período de tiempo que llamó "principio de dolores" (Mateo 24:8). Dio cuatro señales de cómo esto sería posible.

Cuatro señales del "principio de dolores":

Engaño religioso

La primera señal que dio Jesús es el engaño religioso. Él advirtió: "Mirad que nadie os engañe" (Mateo 24:4). Luego explicó más ​​sobre el tipo específico de engaño que sería el más frecuente y peligroso: "Porque vendrán muchos en mi nombre, diciendo: Yo soy el Cristo; y a muchos engañarán" (versículo 5).

Más tarde, el apóstol Pablo advirtió que los falsos maestros religiosos estaban predicando acerca de "otro Jesús" y un "evangelio diferente" (2 Corintios 11:4; Gálatas 1:6-7).

En el libro de Apocalipsis, esta primera señal es representada por un jinete en un caballo blanco con un arco (Apocalipsis 6:2). El verdadero Cristo está representado con una espada (no un arco), que representa la Palabra de Dios (Apocalipsis 19:11-15; Efesios 6:17; Hebreos 4:12).

Para obtener más información sobre la naturaleza del engaño religioso de los últimos tiempos, lea nuestro artículo acerca del "Surgimiento de un falso cristianismo".

Guerra

La siguiente señal que Jesús dio fue: "guerras y rumores de guerras" (Mateo 24:6). Jesús reveló que las guerras van a aumentar en gravedad y en tamaño a medida que nos acercamos a la Gran Tribulación.

Actualmente, el mundo está experimentando principalmente conflictos regionales localizados y guerras civiles.

Estas son algunas de las principales áreas de conflicto que vemos hoy en todo el mundo:

  • Irán desafía al mundo, casi triplicando su arsenal de uranio, mientras continúa con su programa de armas nucleares.
  • Corea del Norte continúa realizando pruebas con misiles y amenaza con desarrollar una nueva "arma estratégica".
  • Los conflictos entre sunitas y chiitas continúan en el Medio Oriente, con puntos críticos en Yemen e Irak.
  • Israel se está preparando para la guerra con Hezbolá en el Líbano.
  • Las relaciones entre India y Pakistán siguen siendo tensas debido al territorio en disputa de Cachemira.
  • El conflicto de Siria está escalando, puede terminar en una guerra, con Turquía involucrada.
  • China continúa ejerciendo presión sobre sus vecinos en el Mar Meridional de China.

A medida que nos acercamos al final de los tiempos, la profecía bíblica indica que surgirán tres grandes potencias regionales que entrarán en conflicto entre sí: el rey del norte (en Europa), el rey del sur (en Oriente Medio y el norte de África), y un ejército masivo de 200 millones, conocido como los reyes del oriente (en Asia). Los conflictos entre estos poderes "matarán a un tercio de la humanidad" (Daniel 11:40; Apocalipsis 9:14-16; 16:12).

En el libro de Apocalipsis, esta segunda señal está representada por un jinete sobre un caballo rojo, a quien se le da una "gran espada" para "quitar la paz de la tierra" (Apocalipsis 6:4).

Hambruna

Un enjambre de langostas en Kenia. La plaga de langostas en África Oriental ha sido llamada "flagelo de proporciones bíblicas" por la ONU.

La ONU ha descrito la actual plaga de langostas en el cuerno de África como un "flagelo de proporciones bíblicas", la peor infestación que ha afectado al oriente de África en 70 años. El brote también abarca otras naciones. Pakistán, Somalia y Jordania han declarado emergencias nacionales debido a la invasión de langostas. El temor es que, si este problema no se resuelve pronto, para junio, el brote podría expandirse hasta convertirse en 500 veces más grande y posiblemente afectar a 30 naciones.

Un enjambre generalmente tiene alrededor de 80 millones de langostas, pero se estima que uno de los enjambres contiene alrededor de 200 mil millones de langostas. ¡En un día, estos enjambres pueden comer suficiente comida para alimentar a 84 millones de personas! Se ha observado en Kenia que los enjambres pueden devorar un campo completo de cultivos en 30 segundos.

Jesús advirtió acerca de las hambrunas, representadas por el jinete del caballo negro en el libro de Apocalipsis, lo que trae escasez de alimentos y hace que los precios alcancen niveles récord (Mateo 24:7; Apocalipsis 6:5-6).

Pestilencias y desastres naturales

Las siguientes señales que Jesús dio fueron las pestes y los desastres naturales (Mateo 24:7). En el libro de Apocalipsis, las pestes están representadas por el jinete, llamado "Muerte", en un caballo amarillento y enfermo (Apocalipsis 6:7-8).

Es interesante que los brotes de enfermedades que el mundo ha visto recientemente (incluidos COVID-19, MERS, SARS, gripe aviar, gripe porcina y ébola) se clasifiquen como virus zoonóticos, lo que significa que se transmitieron de animales a seres humanos. Curiosamente, el libro de Apocalipsis dice que la muerte por el "caballo amarillo" vendrá parcialmente de "las bestias de la tierra" (Apocalipsis 6:8). Si bien esto puede referirse a ataques de animales, también podría referirse a muertes por enfermedades que se originan en animales.

Nuestra publicación "¿Qué hay detrás del brote de coronavirus? " explica cómo el comer alimentos bíblicamente inmundos está conectado con la pandemia actual.

Jesús también mencionó que habría desastres naturales: "terremotos en diferentes lugares" (Mateo 24:7). La palabra griega para el terremoto es seismos (de la que la palabra en español sismos se deriva). Pero esta palabra puede significar más que sólo terremotos. Su significado literal es "moverse de aquí para allá, sacudirse", y se traduce como "una tempestad en el mar" en Mateo 8:24, que describe a una violenta tormenta de viento.

A medida que nos acercamos a los últimos tiempos, estamos viendo un aumento en la frecuencia e intensidad de los fenómenos geológicos y climáticos (incluyendo tornados, huracanes, erupciones volcánicas, tsunamis y terremotos).

Para obtener más información sobre los desastres naturales en el tiempo del fin, lea nuestras publicaciones "Señales en el cielos" y "Catástrofe climática mundial".

El problema más grande: el carácter humano

La actual pandemia de coronavirus ha revelado (como a menudo lo hacen las tragedias) el lado oscuro de la naturaleza humana. Hemos visto el miedo que impulsa a las personas a aprovecharse de los demás o a pensar sólo en sí mismos. Considere los siguientes titulares:

Todavía estamos en los primeros días de esta pandemia y nadie está seguro de si continuará empeorando. Es preocupante imaginar a qué podría conducir el pánico, si las circunstancias empeoran.

Nuevo llamado a la acción

Recuerde, Jesús se refirió a estas señales como sólo el "principio de dolores". La esperanza sería que estas señales atraigan nuestra atención y lleven a la humanidad a volverse a Dios. Pero, lamentablemente, la profecía no muestra que eso sucederá. Eventualmente, estas tendencias —engaño religioso, guerra, hambrunas, pestilencias y desastres naturales— se intensificarán para llevarnos al borde de la auto aniquilación (Mateo 24:22).

Pero usted, en lo personal, puede cambiar su vida y volverse a Dios. Todavía hay tiempo para "buscar al Eterno mientras puede ser hallado" (Isaías 55: 6).

Si usted está interesado en aprender más acerca de cómo volverse a Dios en un arrepentimiento sincero y comenzar el proceso de cambiar su vida, descargue, sin costo de su parte, nuestro folleto Cambie su vida.

Sepa más

Distinguir las señales de los tiempos

Jesucristo señaló la importancia de entender las señales de los tiempos. ¿Por qué dijo Él esto y cuáles son las señales de advertencia de los tiempos del fin?

×

Suscríbase a Discernir