Vida, Esperanza y Verdad
Suscríbase a nuestro Boletín de Noticias

¿Cuál es el futuro de Latinoamérica?

Por Daniel Campos

La situación social y económica de América Latina es crítica. Al finalizar este año habrá seis nuevos presidentes en la región. ¿Hay esperanza de una vida mejor con estos nuevos gobiernos? ¿Cuál es el futuro de América Latina?

Padre e hija salvadoreños yacen muertos en las lodosas aguas de la orilla del río Bravo. La pequeña cabeza de la niña está metida dentro de la camiseta del hombre y un brazo de la bebé está colocado sobre el cuello de él. Este evento sucedió apenas la semana pasada y temporalmente conmovió al mundo. La imágen de estos dos cuerpos muestra parte del gran drama que vive gran parte de Latinoamérica. Hay muchos pueblos desesperados por un futuro mejor, por un poco de dignidad. Para muchos, llegar a Estados Unidos, aún para vivir ilegalmente y permanentemente temerosos de una deportación, es lo que los motiva a abandonar sus hogares natales.

América Latina parece no tener futuro ni esperanza. Aunque hay países en la región que aún conservan cierta paz y relativa prosperidad, aún en ellos las desigualdades sociales y la pobreza abundan por doquier. Periódicamente los pueblos latinoamericanos van a las urnas para elegir a alguien con la esperanza que la situación cambie. ¿Podrá América Latina tener un futuro mejor alguna vez?

En el año 2018 eligieron nuevo mandatario los tres países más poblados de la región (Brasil, México y Colombia), y cuando termine 2019 habrá seis países latinoamericanos que habrán elegido nuevo presidente. Todos estos países eligen nuevos gobernantes con la esperanza de lograr una sociedad más próspera y en paz.

El Salvador cuenta, desde febrero, con el presidente más joven de América Latina, Nayib Bukele, quien llegó al poder con la promesa de "Vamos a gobernar sin robar". Laurentino Cortizo, fue elegido como nuevo presidente de Panamá en mayo. El pueblo lo eligió con la esperanza de poder tener una mejor distribución de la riqueza y una sociedad más justa. Por otro lado, agobiada por la pobreza y la corrupción, Guatemala elegirá presidente en una segunda vuelta en agosto de este año.

En octubre habrá tres elecciones más: en Uruguay, Argentina y Bolivia. Las elecciones presidenciales en Uruguay se llevarán a cabo a fines de octubre. En caso de que ninguno de los candidatos llegue a una adhesión de más de la mitad de votos se realizará una segunda vuelta, en noviembre. Las elecciones presidenciales de Argentina también serán en octubre. Podría haber una segunda vuelta donde competirán las dos fórmulas más votadas. La economía de este país ha sido un gravísimo problema en los últimos años. En Bolivia, un eventual balotaje presidencial sería a mediados de diciembre.

¿Son las elecciones la esperanza?

Frustración tras frustración, los caminos para un futuro de prosperidad parecen cerrase para los latinoamericanos.

Periódicamente parece renovarse la esperanza de la población de nuestros países latinos de que las cosas cambiarán. En cada elección las mismas promesas electorales se reiteran. Sin embargo, dependiendo de cada país, son cada vez menos los que se interesan y participan en las elecciones. Muchos están decepcionados de todos los políticos. Luego de una oleada de dictaduras militares, se presentó a la “democracia” y la “república” como la panacea que podría solucionar todos los problemas sociales, económicos y políticos de la región. Aquella esperanza hoy yace destrozada por una realidad acuciante. Frustración tras frustración, los caminos para un futuro de prosperidad parecen cerrase para los latinoamericanos. El río Bravo es el cruel testigo de estos fracasos. Casi todos quisieran viajar a Estados Unidos, a la Tierra de la esperanza… según ellos.

Futuro para los latinoamericanos

El enlace familiar de América Latina es mayormente con los pueblos europeos. El idioma y la religión son originalmente provenientes de Europa. Debido a los vínculos culturales, étnicos, lingüísticos y religiosos entre Europa y América Latina, las dos regiones probablemente cooperarán más en el futuro. Estos vínculos serán principalmente económicos, pero seguramente también religiosos y culturales.

Es muy probable que América Latina prospere junto con Europa por un corto tiempo. Si usted es lector de Vida Esperanza y Verdad, sabe que pronto una bestia profética ─un conjunto de naciones que conforman la Unión Europea─ se levantará para dominar el mundo. El mundo entero se sorprenderá al ver una nueva resurrección del Imperio Romano. ¡Muy seguramente los países latinoamericanos caerán postrados a los pies de esta bestia!

Las necesidades económicas históricas por parte de Latinoamérica han sido reconocidas por muchos y han tratado de resolverlas a través de una relación cercana con los Estados Unidos. Pero el país del norte ya no es tan próspero como solía serlo y también, con todo derecho, ha tratado de auto protegerse aun a través de murallas literales. Esto ha puesto aún más distancia entre Estados Unidos y América Latina. Latinoamérica, como consecuencia ha buscado relacionarse más con otras regiones del mundo, especialmente con Europa. Por supuesto que esto afectará el futuro de nuestra región.

¡Usted debe actuar!

El capítulo 18 del libro de Apocalipsis describe un sistema económico europeo mundial al fin de esta era. Tendrá una potencia similar a la que tuvo la antigua Babilonia hace 2.500 años sobre el mundo antiguo. Sera una nueva versión del todopoderoso Imperio Romano. Será un nuevo orden económico que abarcará gran parte del mundo y alcanzará su esplendor después del declive y caída de los países de habla inglesa. Las materias primas y la economía en general de América Latina se integrarán necesariamente en dicho sistema. Los versículos 11 a 13 de Apocalipsis 18 mencionan incluso algunas de las riquezas exportables que enriquecerán a la bestia: minerales, madera, hierro, trigo, ganado y ovejas.

Es muy seguro que los países de América Latina se involucrarán con esa moderna Babilonia, ¿y usted qué hará?

Las profecías muestran que estas naciones de Europa y sus aliados serán, finalmente, afectadas por los castigos de Dios. Pero la relación personal de usted con Dios no está determinada por lo que hacen sus compatriotas. Usted y sus seres queridos pueden escapar y ser protegidos de las cosas terribles que vendrán.

No deje de leer el folleto gratuito “Cambie su vida”, donde explicamos los pasos a seguir para poder recibir las promesas que Dios ha hecho a quienes se arrepienten y obedecen sus mandamientos.

Ni el actual sufrimiento, ni la prosperidad temporal, ni el castigo del Altísimo serán permanentes para las naciones de América Latina. Cuando regrese Jesucristo como Rey de reyes, la esperanza de millones de latinoamericanos será realidad. El gobierno justo del Mesías pondrá fin a la explotación, a la corrupción y a la pobreza. El conocimiento del Dios verdadero llenará toda la Tierra y los pueblos latinoamericanos ─y todas las naciones del mundo─ alcanzarán un desarrollo y felicidad nunca antes vistos. No deje de leer más sobre este tiempo, en el folleto “El misterio del Reino”. ¡Que pronto llegue ese tiempo!

Sepa más

Señales de los tiempos

Los líderes religiosos de la época de Jesús le pidieron una señal milagrosa, pero Él los reprendió por no discernir las “señales de los tiempos”. ¿Qué quería decir con esto? ¿Podemos discernirlas?

×

Discern is published every two months and is available in digital and print versions. Choose your preferred format to start your subscription.

Print subscriptions available in U.S., Canada and Europe

×

Please choose your region:

×

Suscríbase a Discernir

×
Fill out the form below to start your subscription.
×
Por favor, introduzca su nombre de pila.
Por favor ingrese su apellido.
Se requiere una dirección de correo electrónico válida.