Vida, Esperanza y Verdad

La “enfermedad X” y el caballo amarillo de Apocalipsis

Por Daniel Campos

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha denominado “enfermedad X” a una enfermedad prioritaria de un patógeno hipotético y desconocido que podría causar una epidemia futura. ¿Se hará realidad la predicción de otra pandemia?

La pandemia de COVID-19 está aún muy presente en nuestras vidas. Quizá lentamente, con algunos contratiempos y muchas tragedias, pasará a la historia. Pero parece que eso todavía está por suceder. ¿Habrá nuevas circunstancias que pongan en jaque a los sistemas de salud y a la humanidad en su conjunto?

 La Organización Mundial de la Salud ha advertido de una enfermedad que podría causar otra epidemia en los próximos años. Aún es desconocida y sin nombre, pero puede que ya esté entre nosotros. La OMS utiliza la designación “Enfermedad X” para esa enfermedad que podría causar otra pandemia, debido a un patógeno actualmente desconocido que provocará enfermedades “raras” y desconocidas para los seres humanos.

Buscando lo desconocido

Para poner de relieve el peligro y priorizar la investigación, cada año la OMS designa a un comité de expertos que actualice su lista de enfermedades infecciosas más amenazadoras y que carecen de tratamientos o vacunas eficaces. La lista del año pasado incluyó al COVID-19, aunque actualmente varios laboratorios han desarrollado apresuradamente vacunas de distinto tipo.

Con la experiencia del coronavirus aún a cuestas, la humanidad se está preparando para la llegada de una nueva enfermedad de impacto internacional grave. Los científicos buscan diligentemente identificar estos patógenos con rapidez y movilizar al personal de salud y a la población para luchar contra cualquier calamidad provocada por un posible patógeno aún desconocido.

Las pandemias del pasado

A lo largo de la historia, las epidemias han sido uno de los mayores enemigos del hombre, en términos de pérdida de vidas. Se estima que la infame peste negra del siglo XIV acabó con un tercio o, quizás, la mitad de la humanidad. El mundo vivió el peor brote de esta enfermedad a mediados del siglo XIV (entre 1346 y 1353), constituyéndose en una de las peores pandemias de la historia. La población europea pasó de 80 a 30 millones de personas.

La viruela fue otra grave enfermedad que diezmó a la población mundial desde su aparición y se expandió masivamente en el nuevo mundo, cuando los conquistadores empezaron a cruzar el océano, afectando de manera terrible a una población con defensas inmunes muy bajas frente a nuevas enfermedades.

La primera gran pandemia del siglo XX fue la llamada “gripe española”. Fue bautizada así porque España se mantuvo neutral en la Primera Guerra Mundial y la información acerca de la pandemia circulaba con libertad, a diferencia de los demás países implicados en la contienda, que trataban de ocultar los datos. Esta virulenta cepa del virus de la gripe se extendió por todo el mundo, al mismo tiempo que las tropas se repartían por los frentes europeos. Los sistemas de salud se vieron desbordados y las funerarias no daban abasto.

Otra de las pandemias más graves y más reciente es la del Virus de Inmunodeficiencia Adquirida, el VIH, más conocido como SIDA (Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida). Sus efectos son algo que podría describirse como el agotamiento del sistema inmunológico, de modo que el propio virus no es letal, pero sí lo son sus consecuencias, pues dejan al organismo desprotegido frente a otras enfermedades. Se calcula que el VIH ha causado ya alrededor de 25 millones de muertes en todo el mundo.

El galope del caballo amarillo

En el libro del Apocalipsis se describen siete sellos que mencionan acontecimientos cronológicos que llevan paulatinamente al fin del gobierno humano sobre la Tierra y al inicio del Reino de Dios. Apocalipsis 6:7-8 dice: “Cuando abrió el cuarto sello, oí la voz del cuarto ser viviente, que decía: Ven y mira. Miré, y he aquí un caballo amarillo, y el que lo montaba tenía por nombre Muerte, y el Hades le seguía; y le fue dada potestad sobre la cuarta parte de la tierra, para matar con espada, con hambre, con mortandad, y con las fieras de la tierra”.

En el evangelio de Mateo hay una profecía paralela que explica estos acontecimientos con más detalle. En Mateo 24, Jesucristo explicó que a raíz del engaño religioso, la guerra y el hambre vendrían "pestilencias" o epidemias (versículo 7).

Por muchos años las pestes han asolado a la humanidad. Muchos de los que leen este artículo sólo han vivido la última pandemia de COVID-19, pero de acuerdo a la profecía bíblica ésta no será la última ni la más mortífera. En Apocalipsis 6:8 se nos dice que cuando los cuatro jinetes del Apocalipsis alcancen su esplendor, un cuarto de los habitantes de la Tierra experimentará su devastación.

Las Escrituras revelan un plan maestro para rescatar a la humanidad y establecer un mundo sin pandemias.La “Enfermedad X”, actualmente desconocida, será una realidad en un tiempo que podría ser cercano. Los mejores esfuerzos de los organismos internacionales y los gobiernos nacionales no alcanzarán para evitar la tragedia.

Finalmente buenas noticias

Hace casi 6.000 años nuestros antepasados decidieron desobedecer las indicaciones de nuestro Creador. Se dejaron influenciar por la serpiente antigua, el adversario, Satanás el diablo y comenzaron a decidir por ellos mismos qué es lo correcto y qué no. Rechazar la revelación a las leyes de Dios fue el origen de la maldad y de todas las fatalidades que han sucedido hasta hoy. Desde Adán y Eva los seres humanos hemos estado quebrantando las leyes de Dios y las consecuencias están a la vista.

El galope del jinete del caballo amarillo aún se acelerará. El tiempo para la “Enfermedad X” se acerca, pero las Escrituras revelan un plan maestro para rescatar a la humanidad y establecer un mundo sin pandemias.

Volvernos a los mandamientos y estatutos de Dios es la única manera de reconciliarnos con nuestro Creador, a través del sacrificio de Jesucristo. Las más extraordinarias buenas noticias que el hombre haya oído alguna vez, serán una realidad muy pronto. Dejaremos atrás las enfermedades y las muertes. Un nuevo amanecer de paz, prosperidad y salud radiante llegarán. Ésta es la promesa de Dios… y Él no miente.

Hemos preparado una serie de lecturas diarias a las que llamamos “Viajes”, que lo llevarán a descubrir en profundidad cómo se solucionarán las pandemias y otros graves problemas que enfrentamos. Inscríbase gratuitamente en estos “Viajes” y encontrará las mejores noticias que usted puede escuchar.

×

Suscríbase a Discernir