Vida, Esperanza y Verdad

La Gran Bretaña post-Brexit

El Reino Unido salió oficialmente de la Unión Europea y el intercambio comercial entre ambos está experimentando un retroceso muy fuerte en el 2021. ¿Estamos viviendo los resultados de la advertencia de Dios acerca de Efraín en los tiempos de fin?

El 23 de junio de 2016 la voluntad del pueblo británico se hizo saber. Tras una fuerte campaña, cerca del 52 por ciento de los británicos aprobó el abandonar la Unión Europea en el referéndum por el "brexit". El primer ministro de entonces, David Cameron, quien rechazaba el "brexit", reconoció la "voluntad del pueblo" y presentó su renuncia, quien fue posteriormente reemplazado por Theresa May.

 El 29 de marzo de 2017, Theresa May firmó una carta diplomática para activar el Artículo 50, dando así inicio al proceso de salida de Gran Bretaña de la Unión Europea. Horas después, el embajador británico ante la UE, Tim Barrow, le entregó la nota al presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk. Tusk terminó su breve declaración diciendo: "ya los extrañamos. Gracias y adiós". El "brexit" quedó oficialmente establecido para el 29 de marzo de 2019.

El 16 de enero de 2019 el Parlamento Británico rechazó el acuerdo alcanzado por Theresa May con la UE. En respuesta a ello, el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, sugirió que la única solución al conflicto era que el Reino Unido permaneciera en la UE.

El 12 de Marzo de 2019, Theresa May sufrió una segunda derrota. La primera ministra había obtenido mejoras en la idea de no imponer una frontera "dura" entre ambas Irlandas. De hecho, logró garantías de que Londres podría suspender esta salvaguarda bajo ciertas condiciones. Pero el Parlamento nuevamente votó en contra. La Unión Europea advirtió que crecía el riesgo de un "brexit" sin acuerdo, pero dos días después, el Parlamento volvió a retrasar la salida.

El 29 de marzo de 2019, día en el que el Reino Unido supuestamente abandonaría la UE, los parlamentarios volvieron a rechazar el acuerdo de Theresa May. En un intento por superar el bloqueo a la decisión, May negoció con el líder opositor Jeremy Corbyn, lo cual enfureció a los conservadores más duros.

Con la fecha límite del 12 de abril acercándose, tras la tercera derrota de May, los líderes de la UE se reunieron nuevamente en Bruselas para discutir una segunda prórroga. La única duda era cuán larga debía ser. Al final, Londres y la UE acordaron una extensión "flexible" hasta el 31 de octubre.

El 24 de Mayo de 2019, Theresa May renunció a su cargo. Semanas de conversaciones entre la premier y el Partido Laborista no condujeron a ningún acuerdo. Estas conversaciones, de hecho, generaron un terremoto en su propio partido, al intentar poner sobre la mesa la opción de un nuevo referéndum. Esta serie de errores derivó en la renuncia de la primera ministra, que se hizo efectiva el 7 de junio.

El 24 de julio de 2019, Boris Johnson (líder del partido conservador) asumió oficialmente como primer ministro. En su primer discurso declaró: "Vamos a dinamizar el país, vamos a concretar el 'brexit' el 31 de octubre".

En octubre de 2019, Johnson logró un acuerdo con los negociadores europeos para permitir que el Reino Unido abandonara la UE de manera ordenada. El pacto recibió el respaldo unánime de los líderes de los otros 27 estados miembro de la UE, pero el primer ministro fracasó al intentar obtener el apoyo del Parlamento Británico. En cambio, los legisladores presionaron para extender la fecha de salida hasta el 31 de enero de 2020. Terminaba, por fin, la “teleserie del brexit", pero comenzaba otra: la del proceso de transición.

31 de enero de 2020: con una fiesta de despedida, los partidarios del "brexit" celebraron en Londres el día oficial en que el Reino Unido dejó la Unión Europea, 188 semanas después del referéndum a favor del brexit, celebrado en junio de 2016.

A más de un año del brexit

Luego de 14 meses desde que el Reino Unido salió oficialmente de la Unión Europea, el intercambio comercial entre la Unión Europea y el Reino Unido experimentó un retroceso récord en enero del presente año.

La oficina europea de estadísticas, Eurostat, informó este jueves (18 de marzo del 2021), que en enero recién pasado las exportaciones europeas hacia el Reino Unido retrocedieron un 27,4 por ciento con relación a enero de 2020, al tiempo que la importación de productos británicos en Europa se desplomó un 59,5 por ciento.

El Reino Unido ya había salido de la UE el año pasado, pero el 1 de enero de 2021 se retiró formalmente de la unión aduanera y del mercado único europeo, después de negociar con Bruselas los términos de la relación comercial bilateral. No obstante, los números estimados por Eurostat son más drásticos que los divulgados por las autoridades económicas británicas, debido a diferencias de metodología de medición.

No existe ninguna fuerza humana, política o económica que pueda cambiar el rumbo de las profecías establecidas por Dios.La oficina nacional británica de estadísticas (ONS) había anunciado el 12 de marzo recién pasado una caída de casi un 41 por ciento en las exportaciones del Reino Unido hacia la UE y una caída del 29 por ciento en las compras británicas de productos europeos.

Según Eurostat, las importaciones de la Unión Europea desde el resto del mundo habían caído un 16,9 por ciento en el primer mes de este año, mientras que sus exportaciones retrocedieron un 10,8 por ciento respecto a enero de 2020.

Las profecías siguen su rumbo

No existe ninguna fuerza humana, política o económica que pueda cambiar el rumbo de las profecías establecidas por Dios. En la Biblia encontramos varias referencias acerca de la situación de Inglaterra en el final de los tiempos. Como descendientes de Efraín, Inglaterra y otros países de habla inglesa, no podían formar parte permanentemente de la Unión Europea. La Biblia nos indica que Europa es el “rey del norte” y, este “rey” se mostraría como enemigo a los hijos de Israel. Dado que Efraín, o Inglaterra, es uno de los hijos de Israel, no podía formar parte de los enemigos. Esto explica claramente porqué el brexit era inminente.

Respecto al futuro del Reino Unido, Dios nos advierte en Isaías 28:3 que: “con los pies será pisoteada la corona de soberbia de los ebrios de Efraín”. Efraín en la profecía es Inglaterra, incluyendo a varios países de habla inglesa que conforman la Commonwealth (o mancomunidad de naciones).

En Oseas 12:14 vemos que: “Efraín ha provocado a Dios con amarguras; por tanto, hará recaer sobre él la sangre que ha derramado, y su señor le pagará su oprobio”.

Lamentablemente son palabras duras y situaciones difíciles las que la descendencia de Efraín enfrentaría al final de los tiempos. Ahora mismo estamos viendo cómo las advertencias de Dios acerca de Efraín se están llevando a cabo ante nuestros propios ojos y cómo el escenario de los tiempos del fin se va preparando con cada vez más fuerza.

En nuestro artículo “Reordenamiento de Europa” usted podrá conocer la situación de la Unión Europa en su fase final, antes del retorno de Jesucristo a la Tierra y lo que ha de acontecer también con la Gran Bretaña al final de los tiempos.

×

Suscríbase a Discernir