Vida, Esperanza y Verdad

La maravillosa e increíble “Nueva Normalidad” venidera

Por Daniel Campos

Después de la terrible pandemia del COVID-19, todos los gobiernos están hablando de empezar a vivir una “nueva normalidad” en todo el mundo, que incluirá el uso de mascarillas, distanciamiento social, autocuidado extremo, etcétera. Casi nadie imagina la “nueva normalidad” que se avecina como resultado del regreso de Jesucristo a esta Tierra.

"Un mundo sin políticos y sin campañas proselitistas. La mentira ha sido abolida. Los robos y los asesinatos han desaparecido. La pobreza ya no existe. Desde la llegada de Jesucristo una extraordinaria “nueva normalidad” se ha establecido. Hay honestidad y justicia en toda la Tierra. La cortesía, la consideración y el respeto son la norma. Incluso la naturaleza de los animales ha cambiado. Los animales salvajes también tienen paz y armonía entre sí. Estos animales son ahora mansos, ya no matan ni se comen los unos a los otros. Los niños juegan en las calles con seguridad.

Una maravillosa forma de vida se extiende por todo el mundo. Hay verdadera enseñanza. El robo, el asesinato y la violencia ya no llenan los titulares de los periódicos. La “nueva normalidad” es un tiempo de paz, alegría y prosperidad. La contaminación del agua, del aire y del suelo ha sido corregida. El crimen, la enfermedad, el dolor y el sufrimiento han desaparecido, el mundo está lleno de gente sonriente. ¡Ésta es la maravillosa “nueva normalidad”!

No hay más guerras y las armas se han convertido en instrumentos agrícolas. Desde la llegada de Jesucristo nadie vive con miedo, hay abundante comida sana para todo el mundo. En las calles se ven muchas sonrisas y niños jugando. Las personas viven largos años, con dignidad y respeto en casas confortables. Este nuevo mundo es extraordinario. Las personas ya no pasan todo su tiempo luchando sólo para ganar suficiente dinero para las necesidades básicas. En esta “nueva normalidad” hay más tiempo para pasar con la familia en actividades constructivas, educativas, culturales y recreativas. Hay oportunidades de educación para que todos alcancen su máximo potencial.

Los niños ahora se sorprenden con objetos que antes eran comunes. Sus rostros se llenan de asombro cuando en un museo ven candados, sillas de ruedas, respiradores artificiales, máscaras antigases y mascarillas contra los virus. Todas las personas se sorprenden de ver esas “cosas extrañas”. En la “nueva normalidad” hay muchos objetos que se han vuelto obsoletos: también hay algunas pistolas, ametralladoras y tanques de guerra en los museos. Estos instrumentos son sólo recuerdos de un tiempo que nunca volverá.

Muchos desiertos han sido convertidos en fértiles vergeles con árboles, arbustos, arroyos y fuentes. Algunas montañas han descendido de nivel y ahora son zonas habitables y fértiles".

La anterior es la descripción de la “nueva normalidad” que pronto será establecida sobre esta Tierra, cuando Jesucristo regrese. En esa extraordinaria “nueva normalidad” venidera los seres humanos vivirán en un mundo laborioso, de abundancia y plenitud. Desde la llegada de Jesucristo los seres humanos ya no gobernarán el mundo. El planeta tendrá un gobierno mundial y los que gobernarán serán seres espirituales divinos, pertenecientes al Reino de Dios. Toda la Tierra tendrá un Rey mundial.

¿Está usted sorprendido?

¿Piensa usted que acaba de leer un relato de ficción, que es producto de mentes locas, y que nunca será realidad? Si usted cree en los profetas de la Biblia, siga leyendo y compruebe por usted mismo cómo será el mundo venidero, el maravilloso mundo de mañana.

Lo que los profetas anunciaron

¡Un tercio de la Biblia es profecía! Y la mayoría de esas profecías están por cumplirse. Para saber cómo será el futuro, consideremos algunas de ellas:

  • Jesucristo regresará como Rey de reyes y establecerá un gobierno mundial con los santos resucitados: Isaías 11:2-5; Daniel 2:44; Apocalipsis 5:10.
  • Habrá una única religión: Isaías 2:3.
  • Las guerras habrán terminado y la reconstrucción de las ciudades será generalizado: Miqueas 4:3-4.
  • Será transformada la naturaleza salvaje de los animales: Isaías 11:6-9.
  • Desaparecerán las enfermedades: Malaquías 4:2, Jeremías 33:6.
  • Cambiará el relieve y la fertilidad de la tierra: Isaías 35:6-7.
  • Habrá abundancia de cosechas y comida sana: Isaías 35:1, Amos 9:13.
  • Desparecerán las terribles condiciones de pobreza y hacinamiento: Salmos 69:35, Isaías 61:4.

Estos son sólo algunos aspectos de lo que al regreso de Jesucristo se irá transformando en “normal” en todo el mundo. ¡Hay muchos otros aspectos del maravilloso mundo venidero!

De la tragedia a la transformación

Necesitamos enfocarnos en las promesas bíblicas reveladas por los profetas. ¡Hay una esperanza mucho más grande que una vacuna!Como un grano de mostaza que va creciendo, algunos cambios serán graduales, como consecuencia natural de obedecer las instrucciones de Dios, reveladas en sus mandamientos y estatutos. En otros casos habrá transformaciones milagrosas por la intervención misma de Dios todopoderoso. Pero el cambio más profundo, y que garantiza el éxito de este proyecto, será la conversión interna de las personas. Los profetas han anunciado: “Y después de esto derramaré mi Espíritu sobre toda carne” (Joel 2:28). Es el poder transformador de Dios el que cambiará la mente y corazón de los hombres y producirá la extraordinaria “nueva normalidad” venidera.

Hoy, los gobiernos desesperados en no perder popularidad, ponen su esperanza en una vacuna salvadora. Con motivo de tragedia de la expansión del coronavirus, y en referencia a la post-cuarentena (o aun conviviendo con el virus), diversas autoridades llaman “nueva normalidad” a este período de retorno paulatino, por etapas, a diversas actividades sociales y económicas. Esta etapa se caracteriza por el distanciamiento social y el uso obligatorio de mascarillas o tapabocas por parte de la población. Pero, todo esto es tan sólo un paliativo circunstancial y decadente. Lo que se nos propone no es una solución a largo plazo.

Una esperanza sólida

Mientras a nuestro alrededor vemos nuevas costumbres afianzarse y observamos cómo el miedo provoca cambios de conducta, ¡necesitamos mirar un poco más adelante! Necesitamos enfocarnos en las promesas bíblicas reveladas por los profetas. ¡Hay una esperanza mucho más grande que una vacuna! ¡Estas son buenas noticias!

De eso se trata este portal de internet, de anunciar la esperanza de un nuevo mundo a esta sociedad decadente y enferma. Si usted está leyendo este panorama con interés, es muy probable que el Padre eterno lo esté llamado a ser parte de los protagonistas de los cambios que se avecinan. No tenga dudas: hay una esperanza sólida mucho más gloriosa que cualquier expectativa humana. Conozca más de los pasos que usted necesita dar para formar parte del grupo que participará directamente en el establecimiento de la nueva normalidad de que estamos hablando en este pequeño artículo. Descargue sin costo ni compromiso de su parte nuestros folletos: Cambie su vida y Cómo encontrar esperanza en un mundo que no la tiene. Recuerde que siempre estaremos dispuestos a ayudarle en todo lo que esté a nuestro alcance.

Sepa más

Nuestra esperanza para el futuro

El futuro no parece muy esperanzador en realidad, pero Dios revela una visión diferente. ¡Cuatro acontecimientos van a revertir dramáticamente la caída de la humanidad al abismo y traerán esperanza para siempre!

×

Suscríbase a Discernir