Vida, Esperanza y Verdad
Suscríbase a nuestro Boletín de Noticias

Muchos creen en la Iglesia Católica… a pesar de todo

Por Daniel Campos

El papa Francisco visita Panamá en otra visita pastoral dedicada a la juventud. Miles de jóvenes de todo el mundo asisten a estos encuentros. ¿Representa el cristianismo tradicional las enseñanzas bíblicas?

El miércoles 23 de enero el papa Francisco partió del aeropuerto de Roma rumbo a Panamá, donde permanecerá hasta el domingo para liderar la 34ª Jornada Mundial de la Juventud (JMJ). Se espera que asistan al menos 200.000 jóvenes católicos de 155 países a este encuentro mundial.

Panamá es el 40º país que Francisco visita desde que fue elegido como papa en 2013, y este es su viaje número 26 al extranjero. Durante su estadía en ese país de cuatro millones de habitantes, Francisco visitó un centro de atención a jóvenes enfermos de SIDA y una cárcel de menores. También se entrevistó, como es habitual, con las autoridades gubernamentales de Panamá y los obispos del país. Luego, a orillas del océano, tuvo un primer encuentro con los jóvenes.

Loe encuentros de los jóvenes con el papa son coloridos y alegres: con música, coreografías y frases pronunciadas en siete idiomas. El papa escuchó las voces de los representantes de todo el mundo, a quienes invitó a crear una iglesia “más divertida, más cool”. El papa Francisco habló sobre los muros, exhortando a los jóvenes a derribarlos y hacer puentes (una clara alusión a la insistencia del presidente Trump en levantar un muro que divida a México con Estados Unidos).

El origen del cristianismo tradicional

Este es el séptimo viaje a América Latina del papa Francisco, lo cual marca la preocupación de la iglesia mayoritaria por esta parte del mundo, donde los evangélicos han aumentado considerablemente su número en las últimas décadas. Sin embargo, los grupos protestantes (que mayoritariamente se denominan a sí mismos como evangélicos) están divididos en cientos de subgrupos y denominaciones. Alrededor de un tercio de la población mundial se reconoce como parte de alguno de estos estilos de “cristianismo”. ¿Era esta la idea original de Jesucristo? ¿Por qué el cristianismo está tan dividido? ¿En dónde se proclama la verdad de Dios?

Un cambio sorprendente tuvo lugar en el cristianismo, poco después de la muerte de los primeros apóstoles. Casi desde finales del primer siglo, las antiguas creencias y prácticas paganas se introdujeron en una iglesia apóstata, y la verdad de Dios fue reprimida con elaborados argumentos, con presiones políticas y con la persecución o muerte de los disidentes.

Un prestigioso historiador y erudito religioso afirma: “Después de la muerte de San Pablo y durante los siguientes cincuenta años, sobre la iglesia pende una cortina a través de la cual en vano nos esforzamos por mirar. Cuando al final se levanta, alrededor del año 120 d.C., con los registros de los padres primitivos de la iglesia, encontramos una iglesia muy diferente en muchos aspectos a la de los días de San Pedro y San Pablo” (Hurlbut, Jesse Lyman, Historia de la Iglesia Cristiana, p. 39, Editorial Vida, 1999).

¿Era Jesucristo el jefe de un sistema “muy diferente en muchos aspectos” al establecidos por Él mismo? ¿Lideraba Cristo a un grupo religioso que se había apartado casi por completo de sus verdaderas enseñanzas y prácticas?Recuerde que Jesús dijo: "Edificaré mi iglesia" (Mateo 16:18) y que Efesios 1:22 y otras escrituras describen a Cristo como la cabeza de la verdadera Iglesia. ¿Era Jesucristo el jefe de un sistema “muy diferente en muchos aspectos” al establecidos por Él mismo? ¿Lideraba Cristo a un grupo religioso que se había apartado casi por completo de sus verdaderas enseñanzas y prácticas?

El fracaso de la Reforma protestante

Martin Lutero fue un sacerdote católico que comenzó e impulsó la reforma religiosa europea del siglo XVI y en cuyas enseñanzas se inspiraron los grupos derivados de la iglesia oficial. Su honestidad y vehemencia lo impulsaron a revelarse ante la venta de indulgencias y a rechazar la autoridad papal. Lutero desarrolló una teología especial, la cual afirmaba haber encontrado en la Biblia. Pero, ¿logró esta revolución religiosa restaurar el verdadero cristianismo?

La verdad es que los primeros reformadores de la iglesia y sus seguidores posteriores fracasaron completamente en recuperar la fe y las prácticas de Jesús y sus apóstoles. Ellos restablecieron algunas verdades, pero introdujeron otros errores peculiares de su propia invención. Gran parte de su razonamiento se basaba en las tradiciones y prácticas tempranas de la iglesia dominante, que se pensaba no estaban contaminadas por el razonamiento humano. Continuamente miraron a los "padres primitivos", no a los apóstoles, para obtener orientación sobre cuestiones doctrinales. Así, estos maestros no lograron restaurar el verdadero mensaje de Jesucristo. Sólo lograron introducir más confusión religiosa de la que ya existía. Dios llama a todo este sistema "Babilonia la Grande", es decir, una gran confusión primordialmente religiosa (Apocalipsis 18:2).

El mundo de hoy, es triste decirlo, permanece en la ignorancia casi total del verdadero mensaje de Jesucristo: el del Reino de Dios. Este mundo no conoce las leyes de Dios, ni el significado de los eventos profetizados que están siendo cumplidos aceleradamente hoy en día.

El falso cristianismo estaba profetizado

Jesucristo advirtió que muchos falsos predicadores vendrían en su nombre y engañarían a casi todas las personas con un mensaje falso.Créalo o no, la Biblia profetizó, hace miles de años, la confusión religiosa moderna. Jesucristo advirtió que muchos falsos predicadores vendrían en su nombre y engañarían a casi todas las personas con un mensaje falso: "Porque vendrán muchos en mi nombre, diciendo: Yo soy el Cristo; y a muchos engañarán" (Mateo 24:5). La iglesia mayoritaria y cientos de diferentes denominaciones cristianas se han apropiado del nombre de Jesucristo, pero han negado su mensaje y lo han sustituido con un paganismo generalizado y prácticas no bíblicas. Y han engañado a multitudes, no a pocos.

El apóstol Pablo fue inspirado para advertir de este impresionante alejamiento de la verdad: "Porque vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana doctrina, sino que, teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme a sus propias concupiscencias, y apartarán de la verdad el oído y se volverán a las fábulas" (2 Timoteo 4:3-4). Pablo sabía que después de su muerte y la de los otros apóstoles, los falsos ministros vendrían con sus prácticas engañosas, fiestas religiosas y enseñanzas paganas.

La forma moderna del cristianismo tradicional está corrompida y es la heredera de las antiguas religiones de los misterios paganos. En el exterior, el paquete está etiquetado como "cristianismo", pero en su interior están las antiguas filosofías y tradiciones no bíblicas, festivales y practicas paganas y conceptos falsos de Dios. El cristianismo de hoy es completamente diferente del cristianismo original que El Mesías estableció.

Hemos preparado un folleto para ayudarlo a discernir, con la ayuda de Dios, acerca de este tema fundamental. Se titula “¿Dónde está la iglesia que Jesucristo edificó?”. Está disponible para usted sin costo ni compromiso de su parte. Usted necesita la verdad. ¡Compruebe en su propia Biblia lo que decimos en Vida, Esperanza y Verdad!

Sepa más

El Reino de Dios: un mensaje que el cristianismo ignora

Los relatos de los evangelios son muy claros acerca de cuál es el meollo del mensaje de Cristo. Sin embargo, el evangelio del Reino de Dios está casi totalmente ausente del cristianismo actual.

×

Discern is published every two months and is available in digital and print versions. Choose your preferred format to start your subscription.

Print subscriptions available in U.S., Canada and Europe

×

Please choose your region:

×

Suscríbase a Discernir

×
Fill out the form below to start your subscription.
×
Por favor, introduzca su nombre de pila.
Por favor ingrese su apellido.
Se requiere una dirección de correo electrónico válida.