Vida, Esperanza y Verdad

Papa Francisco apoya la unión civil entre personas del mismo sexo

Por Jorge Iván Garduño

Por generaciones la Iglesia Católica se había opuesto, por lo menos públicamente, a las relaciones entre parejas del mismo sexo. Las declaraciones recientes del papa Francisco indican un tremendo relajamiento en relación al matrimonio que describe la Biblia de un hombre con una mujer.

Hace apenas unos días se dio a conocer una declaración del máximo jerarca de la Iglesia Católica, el Papa Francisco I, en la que indica que “las personas homosexuales tienen derecho a tener una familia. Son hijos de Dios y tienen derecho a una familia. Nadie de ellos debe ser expulsado de la iglesia ni se debe hacer sentir a nadie desdichado por ello”. Éstas han sido las palabras de Jorge Mario Bergoglio, o también llamado Francisco, en un documental publicado que se ha hecho viral debido a la posición histórica del Vaticano con respecto a las uniones homosexuales.

El llamado sumo pontífice ha sido claro en su posición con respecto a los derechos de los homosexuales, instando a la necesidad de crear una "ley de unión civil", insistió. “De esa manera están cubiertos legalmente. Yo lo defiendo”, subraya en dicha declaración.

Esta declaración no es una idea que le haya surgido recientemente, ya que mientras se desempeñaba como arzobispo de Buenos Aires, Jorge Mario Bergoglio respaldó las uniones civiles entre parejas de homosexuales como una alternativa a los matrimonios entre personas del mismo sexo. No obstante, ésta es la primera vez que aborda esta problemática públicamente, desde que asumió el papado.

“Es un gran paso adelante en el apoyo de la iglesia a las personas LGBT. Esto envía una fuerte señal a los países donde la iglesia se ha opuesto a tales leyes", asegura James Martin, sacerdote jesuita que ha estado a la vanguardia en la búsqueda de construir puentes entre ambas partes.

La película documental “Francesco”, del director Evgéni Afineevski, se estrenó este pasado 21 de octubre en el Festival de Cine de Roma y narra, entre otros temas, momentos clave en la vida y obra de quien es reconocido como la máxima autoridad de la Iglesia Católica.

La cinta, terminada de rodar en junio pasado, profundiza en los temas que más han preocupado a Francisco en estos siete años como pontífice: el medio ambiente, la pobreza, la migración, la desigualdad racial y la discriminación. Para su realización, Afineevski tuvo acceso a cardenales, archivos televisivos del Vaticano y al propio Francisco.

Poco a poco —y por momentos de manera abrupta—, el mundo hace más evidente su deslizamiento en sentido contrario a las leyes de Dios, dejando más evidencia de que estamos inmersos en una sociedad que toma decisiones sin considerar para nada lo que Dios dice. Esto traerá consecuencias devastadoras para el mundo, como lo escribe el apóstol Pablo en Romanos 1:28: “Y como ellos no aprobaron tener en cuenta a Dios, Dios los entregó a una mente reprobada, para hacer cosas que no convienen”.

El empoderamiento de la comunidad homosexual en el mundo es un ataque frontal contra las leyes de Dios, ya que bajo un pensamiento satánico se busca derribar el propósito divino del matrimonio y la familia. La institución divina de la familia está íntimamente unida con el plan que nuestro Padre tiene hacia la humanidad: crear una descendencia para sí mismo (Malaquías 2:15)… desarrollar una familia divina.

Estamos entrando en una época donde la normalidad es tolerar y admitir las uniones y los matrimonios entre personas del mismo sexo. En los siguientes años, nosotros tendremos que luchar mucho para mantener los conceptos fundamentales del matrimonio y la familia para nuestros hijos. Recordemos que en el pasado, la antigua Casa de Israel entró en un período de deterioro espiritual, por lo que Dios les advirtió acerca de lo que les sucedería, de continuar apartados de su camino. Es a través del profeta Oseas que Dios les hace llegar un mensaje candente y una grave advertencia, principalmente a dos naciones actuales que provienen de esa Casa de Israel: Gran Bretaña y los Estados Unidos (para entender más acerca de este tema, le recomendamos leer nuestro folleto titulado: Estados Unidos, Gran Bretaña y la Mancomunidad en la profecía).

Una advertencia para Estados Unidos, Gran Bretaña, y la Mancomunidad

En el libro de Oseas encontramos un resumen de la historia de la rebelión de Israel contra las leyes y el camino de Dios. Así fue como nuestro Creador se apartó de su pueblo, se divorció de ellos y les retuvo las bendiciones de la primogenitura durante 2.520 años (721 a.C. —1800 d.C.).

Tomando en cuenta el principio de la dualidad profética, el profeta Oseas muestra una descripción muy concisa, directa y específica de la actitud que tienen ahora los pueblos de Gran Bretaña y los Estados Unidos.

Al inicio del capítulo 4 de Oseas primeramente leemos que “el Eterno contiende con los moradores de la tierra; porque no hay verdad ni misericordia, ni conocimiento de Dios en la tierra”, por lo que entendemos que el profeta le habla a una sociedad que se conduce sin tomar en cuenta a Dios. Continúa Oseas en los versículos 2 y 3: “Perjurar, mentir, matar, hurtar y adulterar prevalecen, y homicidio tras homicidio se suceden. Por lo cual se enlutará la tierra, y se extenuará todo morador de ella…”. El profeta está describiendo al pie de la letra las características de nuestra sociedad moderna y decadente, en cuanto a lo moral y lo espiritual. Estas características no corresponden solamente a los actuales descendientes de la Casa de Israel, sino al mundo entero, especialmente al occidente.

Jesucristo, nuestra Roca

Estamos entrando en una época donde la normalidad es tolerar y admitir las uniones y los matrimonios entre personas del mismo sexo. Instituciones que históricamente se han opuesto a ello, ahora comienzan, o al menos sus líderes lo buscan así, a “suavizar” las restricciones respecto a estos actos que van contra la naturaleza y los deseos de nuestro Creador. Las consecuencias de esto afectarán a la humanidad entera en los próximos años. Nuestros hijos y nietos tendrán conceptos errados en cuanto al “matrimonio” y “familia”. En los siguientes años, nosotros tendremos que luchar mucho para mantener los conceptos fundamentales del matrimonio y la familia para nuestros hijos. Este es el principio del fin para los habitantes de toda la Tierra.

Isaías 24:4-6 habla en el mismo sentido que Oseas: “…enfermaron los altos pueblos de la tierra. Y la tierra se contaminó bajo sus moradores; porque traspasaron las leyes, falsearon el derecho, quebrantaron el pacto sempiterno. Por esta causa la maldición consumió la tierra, y sus moradores fueron asolados; por esta causa fueron consumidos los habitantes de la tierra, y disminuyeron los hombres”.

Nosotros mantengamos la mira puesta en Jesucristo y aplicando las leyes de Dios en nuestras vidas y en nuestras familias. Porque si bien es cierto que estamos viviendo en tiempos peligrosos, también es cierto que, si nos mantenemos firmes y sin fluctuar en el camino del Eterno, formaremos parte del Reino de Dios. Esa es la única manera que tenemos para ayudar, con un granito de arena, a enseñarle al mundo entero el verdadero camino que pondrá fin al perjurio, a la mentira, al asesinato, al hurto, a la fornicación, al adulterio, y a los actos y matrimonios homosexuales.

Sepa más

¿Qué es el matrimonio?

Dios hizo a los seres humanos hombre y mujer, y creó la institución del matrimonio. Él nos dice por qué la creó y qué se supone que sea el matrimonio.

×

Suscríbase a Discernir