Vida, Esperanza y Verdad

Por qué necesitamos la Biblia (ahora más que nunca)

Por Isaac Khalil 

En tiempos de crisis, la gente tiende a buscar respuestas en la Biblia. Pero un estudio reciente muestra que eso no está sucediendo durante esta Pandemia. ¿Necesitamos realmente la Biblia ahora?

Durante tiempos de crisis, la gente parece prestar más atención a las noticias. Algunos parecen obsesionarse con las noticias malas y deprimentes. Otros se centran en buscar señales de que los “últimos días” bíblicos han comenzado o están comenzando. 

Después de los ataques a las torres gemelas el 11 de septiembre del año 2001, la gente acudió a las iglesias en busca de respuestas, solidaridad, consuelo y sentido. Las ventas de biblias aumentaron. Aparentemente en algunos países la religión aumentó su influencia en aquel entonces.

Sin embargo, poco después, las cosas volvieron a la normalidad. La mayoría de las personas no hizo cambios duraderos en su forma de vivir, en sus hábitos religiosos ni en sus hábitos de lectura de la Biblia.

¿Está la gente recurriendo a la Biblia durante de la pandemia?

Curiosamente, durante la actual pandemia de coronavirus, parece que no muchas personas están recurriendo a la Biblia en busca de respuestas. Una reciente encuesta informó lo siguiente:

  • En algunos países que se consideran “cristianos” hubo una seria caída entre los que “se involucran significativamente con las Escrituras” (del 28 por ciento al 22,7 por ciento) entre los meses de enero y junio de este año 2020.
  • Los que leen la Biblia a diario cayeron del 14 al 9 por ciento.
  • Los que leen la Biblia varias veces a la semana bajaron del 14 al 12 por ciento.

Esto es parte de una tendencia más amplia de desvinculación de la Biblia que ha ocurrido durante la última década. Irónicamente, la venta de biblias ha aumentado durante esta pandemia.

¿Hambre de la Palabra?

La Biblia es tan relevante y necesaria como siempre.El profeta Amós predijo un tiempo en que habrá hambre de "oír la palabra del Eterno" (Amós 8:11). Esto ocurrirá por varias razones:

  • Pereza y ociosidad (Amós 6:1; Sofonías 1:12).
  • Fe sólo en las cosas físicas y desprecio por la Biblia (2 Pedro 3:3-4; Jeremías 17:5).
  • Eliminación de Dios y los valores bíblicos en nuestra sociedad (Oseas 5:7).
  • Analfabetismo bíblico (Oseas 4:6).

Sin embargo, a pesar de estas tendencias, la Biblia es tan relevante y necesaria como siempre. Dentro de sus páginas se encuentran la esperanza, las soluciones y las respuestas que el mundo de hoy necesita desesperadamente.

Razones de la relevancia de la Biblia hoy

Consideremos algunas de las razones por las que la Biblia es tan relevante para el mundo actual.

1. La Biblia explica por qué nuestro mundo es como es.

Nuestro mundo es cada vez más caótico y, a veces, es difícil encontrarle sentido. La Biblia explica por qué nuestro mundo es como es. Los primeros seres humanos que Dios creó, Adán y Eva, tuvieron la opción de obedecerlo o desobedecerlo. Dios les ordenó que rechazaran el árbol del conocimiento del bien y del mal (Génesis 2:17). En cambio, escucharon a la serpiente y desobedecieron a Dios (Génesis 3:1-7).

Como resultado, nuestros primeros padres fueron removidos del Jardín del Edén, separándose de Dios y del árbol de la vida (Génesis 3:22). Al escuchar a la serpiente, esencialmente eligieron a Satanás para que los gobernara. Bajo el engañoso dominio de Satanás (Juan 14:30; 2 Corintios 4:4), nuestro mundo ha continuado deteriorándose.

Para obtener más información, lea “¿Por qué permite Dios el sufrimiento?

2. La Biblia entrega esperanza de un mundo mejor.

La Biblia muestra que nuestro mundo empeorará mucho más de cómo está ahora, pero afortunadamente, Dios intervendrá para detener la destrucción. Jesús dijo que si Dios no intervenía, "ni una sola persona sobrevivirá" (Mateo 24:21-22, NTV). Dios intervendrá enviando a su Hijo a esta tierra para comenzar la “restauración de todas las cosas” (Hechos 3:20-21).

Esa restauración incluirá a Jesucristo como gobernante de un gobierno mundial (Isaías 9:6), el fin de toda guerra (Miqueas 4:3), un cambio en la naturaleza de los animales salvajes (Isaías 11:6-8), y el establecimiento de un sistema de educación espiritual mundial (Isaías 11:9).

Para aprender más acerca de este mundo futuro, lea “¿Qué es el Reino de Dios?

3. La Biblia proporciona un ancla para el alma.

La Organización Mundial de la Salud observa un aumento de suicidios cada vez que hay una crisis. Esta vida tiene muchas tormentas que pueden deprimirnos, pero la Biblia brinda una esperanza que sirve como un “ancla del alma” que estabiliza nuestra vida y nos ayuda a mantener la perspectiva. Esta esperanza se basa en comprender que Dios no puede mentir y que cumplirá sus promesas (Hebreos 6:13-19). La esperanza nos motiva a soportar y superar los obstáculos que se nos presentan.

Para obtener más información sobre la esperanza, lea nuestro artículo titulado: El poder de la esperanza.

4. Las leyes de Dios conducen a la verdadera felicidad y paz.

El libro de Proverbios afirma: "¡dichosos los que son obedientes a la ley!" (Proverbios 29:18, NVI). Nuestro Creador nos ha dado leyes y principios en su Palabra que proporcionan el camino para vivir una vida feliz y con propósito. Obedecer esas leyes fortalecerá nuestra relación con Dios y con otras personas.

Esta lista podría continuar con muchas más razones por las que la Biblia es valiosa hoy. Lamentablemente, vivimos en una época en la que nuestro mundo necesita desesperadamente la Palabra de Dios. Sin embargo, trágicamente, la gente la lee cada vez menos. Le instamos a no ceder a esa tendencia. Acuda a la Biblia en busca de esperanza y guía durante estos tiempos estresantes y confusos en que vivimos.

Si desea que la Biblia sea una parte importante de su vida, pero no sabe por dónde empezar, consulte los enfoques y consejos en "Por dónde comenzar la lectura de la Biblia".

Sepa más

Cómo estudiar la Biblia

¿Cuál es la mejor forma de estudiar la Biblia? A continuación les daremos unas pautas para estudiar la Biblia y progresar en cuanto a la perspectiva y el entendimiento.

×

Suscríbase a Discernir