Vida, Esperanza y Verdad
Suscríbase a nuestro Boletín de Noticias

Vida extraterrestre, ¿hay señales de ella?

Jorge Iván Garduño

Ráfagas de radio rápidas se han descubierto en el universo que se creen que provienen de una civilización más avanzada que la nuestra. ¿Existe vida más allá de nuestro planeta? ¿Habla la Biblia de vida extraterrestre?

En días pasados, la comunidad científica provocó revuelo entre la población de todo el mundo al dar a conocer que un grupo de astrónomos revelaban detalles respecto a señales misteriosas que emanan de una galaxia lejana, captadas por un telescopio ubicado en Canadá.

Se trata de 13 ráfagas rápidas de ondas de radio, conocidas como FRB (por sus siglas en inglés). En un principio, sólo revelaron que las ondas de radio provenían de una galaxia lejana, pero su naturaleza exacta y su fuente todavía es desconocida para los científicos. Entre las 13 ráfagas de radio FRB, había una señal de repetición muy inusual, proveniente de la misma fuente, a unos 1.500 millones de años luz de distancia.

Tal evento ha sido reportado sólo en una ocasión anteriormente por un telescopio diferente al del observatorio Chime, por lo que la astrofísica de la Universidad de British Columbia (UBC) ha externado que “saber que hay otro [evento sonoro] sugiere que podría haber más por ahí. Y con más repetidores y más fuentes disponibles para el estudio, podremos entender estos enigmas cósmicos, de dónde provienen y qué los causa", añadió.

El telescopio del observatorio Chime se puso en marcha en 2018, y de manera casi inmediata detectó 13 explosiones de radio, incluida la repetitiva.

"Hemos descubierto una segunda señal repetitiva y sus propiedades son muy similares a la primera", dijo Shriharsh Tendulkar, de la Universidad McGill de Canadá. "Esto nos dice más acerca de las propiedades de las ondas repetitivas", apuntó.

Hasta ahora, los científicos han detectado aproximadamente 60 ráfagas de radio rápidas únicas, y dos que se repiten. Pero creen que podría haber hasta un promedio de 1.000 FRB todos los días.

Una parte de la comunidad científica asegura que se trata de una señal proveniente de una civilización más avanzada a la nuestra y que ésta envía un mensaje codificado en un lenguaje avanzado para nosotros.

¿Podría ser cierto?

Contactar con extraterrestres fue uno de los usos propuestos por los creadores de los primeros sistemas inalámbricos para enviar información a distancia. A principios del siglo XX, Guglielmo Marconi, uno de los creadores de la radio, creía que esa tecnología se podía emplear para comunicarse con los supuestos habitantes de Marte y recibir sus señales. En agosto de 1924, el gobierno de Estados Unidos declaró un día nacional de silencio radiofónico para buscar este tipo de señales y pidió a los ciudadanos que durante 36 horas apagasen por cinco minutos cada hora sus aparatos de radio. Se trataba así de evitar interferencias que ocultasen posibles mensajes marcianos que nunca llegaron.

La comunidad científica asegura que las posibilidades de encontrar mundos habitados con formas de vida similares a la raza humana son casi ilimitadas. Se estima que sólo en nuestra galaxia hay alrededor de 200.000 millones de estrellas y que en todo el universo hay un número similar de galaxias.Desde aquellos primeros intentos de búsqueda de inteligencia extraterrestre, nuestra visión del espacio se ha transformado. Las sondas que han fotografiado a Marte desde su órbita y han aterrizado sobre su superficie muestran un desierto gélido sin rastro de civilización. Expediciones similares por todo el sistema solar y décadas de detección de todo tipo de señales electromagnéticas sugieren que, salvo que sean extremadamente discretos, no hay alienígenas con sistemas de telecomunicaciones en nuestro vecindario planetario.

Sin embargo, la comunidad científica asegura que las posibilidades de encontrar mundos habitados con formas de vida similares a la raza humana son casi ilimitadas. Se estima que sólo en nuestra galaxia hay alrededor de 200.000 millones de estrellas y que en todo el universo hay un número similar de galaxias. Son muchas oportunidades para que, en un cosmos con las mismas reglas físicas, surja la inteligencia como lo hizo en la Tierra. Sin embargo, esa misma exploración ha mostrado que el universo es inmenso y que está, fundamentalmente, vacío.

Pese a la frustración, los seres humanos siguen buscando inteligencias extraterrestres, a veces sin poner límites a la imaginación. En octubre de 2015, se supo que el telescopio Kepler había detectado un oscurecimiento peculiar en el brillo de la estrella KIC 8462852. Aquel sol, que se encuentra a 1.480 años luz, pero forma parte de la Vía Láctea, parecía tener a su alrededor algún objeto extraño, distinto de los planetas extrasolares que busca Kepler. Fue entonces cuando Jason Wright, un astrónomo de la Universidad Penn State de Estados Unidos, planteó que aquellas observaciones podían tener su explicación en una mega estructura creada por una civilización más avanzada que la humana para aprovechar la energía de la estrella. Un análisis realizado por 200 astrónomos y publicado en una revista científica, descarta este tipo de construcción y considera más plausible que las distorsiones hayan sido causadas por el choque de dos cometas o por algún tipo de convulsión interna del astro.

Sí existe vida extraterrestre

Pese a lo que muchos puedan pensar, la Biblia, la palabra inspirada por el Creador del universo, afirma que sí existe la vida extraterrestre, pero no como el ser humano se la imagina o espera. Dios vive en una morada celestial en el Tercer Cielo. En ese lugar, Dios el Padre habita junto con Jesucristo y un ejército de ángeles de aspecto y características celestiales (Apocalipsis 4).

Salmos 148:1-5 declara que los ángeles y el universo físico ¡fueron creados por órdenes de Dios! Hay millones de ángeles (Daniel 7:9-10), a quienes Dios creó con algunos de los mismos poderes sobrenaturales que Él posee.

Conforme el tiempo del fin se acerque, las teorías respecto a civilizaciones más avanzadas a la nuestra serán más habituales. Es posible, y en esto estoy especulando, pero en parte especulando con bases bíblicas, que al volver nuestro señor Jesucristo, acompañado con sus santos ángeles, las naciones creerán que se trata de una invasión de seres de otro planeta, lo que alentará a todos a dejar a un lado sus diferencias y a congregarse para luchar en contra de los “extraterrestres” que invaden la Tierra.

“Pues son espíritus de demonios, que hacen señales, y van a los reyes de la tierra en todo el mundo, para reunirlos a la batalla de aquel gran día del Dios Todopoderoso” (Apocalipsis 16:14).

“Y vi a la bestia, a los reyes de la tierra y a sus ejércitos, reunidos para guerrear contra el que montaba el caballo, y contra su ejército” (Apocalipsis 19:19).

Sí. La única vida extraterrestre que existe hoy es la de los ángeles, Jesucristo y Dios.

Obedezcamos a nuestro Creador sabiendo que, en su maravilloso plan de salvación, el universo entero será libertado de su estado inerte actual (Romanos 8:22).

Sepa más

La creación exige un Creador

La evidencia científica apunta a que nuestro increíble universo tuvo un principio. Pero ¿cuál fue la primera causa? En la Biblia Dios dice que Él fue. ¿Podemos probarlo?

×

Discern is published every two months and is available in digital and print versions. Choose your preferred format to start your subscription.

Print subscriptions available in U.S., Canada and Europe

×

Please choose your region:

×

Suscríbase a Discernir

×
Fill out the form below to start your subscription.
×
Por favor, introduzca su nombre de pila.
Por favor ingrese su apellido.
Se requiere una dirección de correo electrónico válida.