Vida, Esperanza y Verdad

¿Cuál es el verdadero día de reposo?

¿Estableció Dios un “tiempo santo” de adoración? ¿Sabemos realmente cuál es el verdadero día de reposo?

Según algunas personas, el día de reposo ordenado por Dios es el domingo. Otros dicen que es el sábado. Otros, que ambos están equivocados y el viernes es el día santo de Dios. Y también hay personas para quienes el día no hace la diferencia, siempre que lo dediquemos a adorar y honrar a Dios.

¿Cómo podemos estar seguros de cuál era el día de reposo de la Biblia? Fue escrita hace tanto tiempo y ha habido tantos calendarios tan diferentes desde entonces, ¿no es así?

¿Cómo saber si nuestras semanas son similares a las del tiempo de la creación? ¿O incluso a las del tiempo de Cristo?

Quienes se preguntan esto son precisamente los que luego nos dicen: “ya que no podemos saber cuál es el día de reposo verdadero”, sólo debemos escoger “cualquier día de entre los siete” para adorar a Dios ¡y todo estará bien!

Suena lógico, ¿no? Después de todo, ¿no hay más de 40 calendarios diferentes y vigentes alrededor del mundo? Y ha habido tantos cambios y tantas formas de calcular el tiempo que, para algunas personas, “el tiempo ha desaparecido”.

Esto podría parecer muy razonable y ser una muy buena excusa para no indagar sobre cuál es el verdadero día de reposo cristiano. Pero la premisa es completamente falsa; el tiempo no ha “desaparecido”. Y, de hecho, sí podemos comprobar que el séptimo día de la semana (también conocido como sábado) aún es el día de reposo de Dios, establecido por Él desde el principio de la creación.

El séptimo día de la semana sigue siendo el séptimo día de la semana

Para empezar, veamos este interesante comentario del artículo “Cronología General” en la Enciclopedia Católica: “Los días de la semana están numerados según su orden natural, a saber, domingo = 1, lunes = 2, martes = 3, miércoles = 4, jueves = 5, viernes = 6, sábado = 7. (En el momento en que se inicia la era cristiana, por supuesto, no hubo semanas, pues tal medida de tiempo no era conocida entre los griegos y los romanos. Contando hacia atrás, sin embargo, de acuerdo a nuestro sistema actual, podemos dividir todo el tiempo en semanas, y es de notar que en el período cristiano el orden del día de la semana nunca se ha interrumpido…)”.

Entonces, según esta fuente —que representa a una denominación religiosa cuyo día de adoración es el domingo— el orden de los días de la semana es el mismo que en tiempos de Cristo. Y, sin duda, ¡Cristo sabía cuál era el verdadero día de reposo!

¿Qué sucede con el tiempo antes de Jesucristo?

¿Cómo sabían Moisés y los israelitas que su séptimo día era el mismo que Dios había establecido en el Jardín de Edén?

Luego de liberar a los descendientes de Abraham de la esclavitud en Egipto, Dios les reveló el verdadero ciclo semanal a través de un milagro: los alimentaba con maná caído del cielo durante seis días a la semana, pero no lo mandaba en el día de reposo.

“Y él les dijo: Esto es lo que ha dicho el Eterno: Mañana es el santo día de reposo, el reposo consagrado al Eterno; lo que habéis de cocer, cocedlo hoy, y lo que habéis de cocinar, cocinadlo; y todo lo que os sobrare, guardadlo para mañana. Y ellos lo guardaron hasta la mañana, según lo que Moisés había mandado, y no se agusanó, ni hedió. Y dijo Moisés: Comedlo hoy, porque hoy es día de reposo para el Eterno; hoy no hallaréis en el campo. Seis días lo recogeréis; mas el séptimo día es día de reposo; en él no se hallará” (Éxodo 16:23-26).

Si por alguna razón los israelitas habían perdido la noción del ciclo semanal, Dios se aseguró de que lo recordaran, revelando milagrosamente cuál era el séptimo día de la semana.

A lo largo de la historia de Israel, la importancia del día de reposo fue constantemente reiterada. Y también se les prometieron muchas bendiciones por guardarlo (Isaías 58:13-14). El profeta Jeremías, por ejemplo, escribe sobre las bendiciones que la nación obtendría si observaban el día de reposo y el castigo que recibirían si lo ignoraban (Jeremías 17:19-27). Entonces, los israelitas sabían muy bien cuál era el séptimo día de la semana, pero simplemente se rehusaron a guardarlo.

Entonces, ¿cuál es el verdadero día de reposo?

No hace falta investigar demasiado para resolver cualquier duda y descubrir la respuesta: el séptimo día de la semana de nuestro calendario es el mismo día que Dios santificó en el principio de la creación (Génesis 2:1-3). El día de reposo es el séptimo día, que hoy conocemos como “sábado”.

Como hemos visto, el ciclo semanal ha permanecido intacto a través del tiempo —lo cual es claro para quienes creen en la Biblia como la palabra inspirada de Dios. Y el día de reposo establecido por Dios en su Palabra sigue siendo el séptimo día de la semana.

¿Qué día guardará usted? Si desea más información acerca del día de reposo y cómo observarlo, le invitamos a explorar nuestra sección “El día de reposo”.

¡No se pierda esta oportunidad!

Continuar leyendo

×

Suscríbase a Discernir