Vida, Esperanza y Verdad

Versiculos Para Meditar

Extraños llegan a ser familia

Hechos 2:42, 47  

Y perseveraban en la doctrina de los apóstoles, en la comunión unos con otros; en el partimiento del pan y en las oraciones... Y el Señor añadía cada día a la Iglesia los que habían de ser salvos.

La mayoría de los nuevos conversos a la Iglesia de Dios eran extraños entre sí, pero pronto ellos llegaron a ser familia. Ellos pasaron tiempo aprendiendo juntos, conociéndose unos a otros, comiendo juntos y orando juntos. El Espíritu de Dios los ayudó a crecer juntos como hermanos y hermanas, como un edificio, como un cuerpo (2 Corintios 6:18; Efesios2:19-22; 1 Corintios 12:12-14).

Llegar a ser una familia unificada no es fácil, pero ese es el deseo de Dios para su Iglesia. Algunos de nuestros más grandes retos son aprender a sobrellevarnos unos a otros, perdonarnos unos a otros y solucionar desacuerdos en forma amorosa (Colosenses 3:12-17).

Si desea leer más acerca de la Iglesia y la convivencia cristiana, vea nuestra sección acerca de “La Iglesia”.