Vida, Esperanza y Verdad
Suscríbase a nuestro Boletín de Noticias

Ley sobre el aborto: una amenaza de muerte

Imágen: El Pais
Por Sergio Carvajal

Este miércoles 8 de agosto en dura sesión, la Cámara de Senadores de Argentina rechazó, por 38 votos contra 31, el proyecto que proponía legalizar el aborto libre hasta la semana 14 de gestación, la cual ya había sido aprobada previamente por la Cámara de Diputados. Este rechazo al proyecto de ley no significa un no definitivo a la legalización, ya que en el 2019 se podrá volver a debatir.

En una entrevista a un importante medio de Europa, la célebre y reconocida activista alemana por los derechos femeninos, Alice Schwarzer, expresó: “Los derechos de las mujeres están amenazados por fundamentalistas religiosos: cristianos y musulmanes”.

Alice Schwarzer ha sido, durante más de 40 años, una de las voces más importantes del feminismo en Alemania. Adicionalmente ella es la fundadora y editora de la revista feminista “Emma”.

Al consultarle sobre la discusión actual en Argentina y la votación en el parlamento en torno a la legalización del aborto en ese país, Alice comentó: “Yo creo que su aprobación sería un progreso decisivo para la situación de las mujeres en Argentina, ya que una maternidad libremente decidida es el requisito para una vida auto determinada y para la emancipación de las mujeres”.

Para Alice, la prohibición del aborto constituye una desdicha para millones de mujeres no sólo en Argentina, sino también en Alemania y en el resto del mundo.

Respecto de cómo actuar con quienes se oponen a la legalización del aborto, sus recomendaciones son las siguientes: “En un primer paso se debería intentar convencerlos. Que comprendan que no se trata de si una mujer que está embarazada sin desearlo abortará, sino de cómo lo hará: sin cargo de conciencia y con apoyo médico (énfasis nuestro), o con cargo de conciencia y riesgo de muerte”.

Como información adicional, Alice Schwarzer añade que, desde la legalización del aborto en Alemania, la cantidad de abortos ha disminuido de manera drástica y aún continúa disminuyendo. Esto tiene que ver “precisamente gracias a los movimientos de mujeres” y fruto de ello, ahora las mujeres son más independientes y más seguras de sí mismas que antes y están más informadas. Por eso hoy en día las mujeres en Alemania quedan embarazadas de manera involuntaria con menos frecuencia que antes, por lo tanto, ¡la mejor forma de combatir el aborto es la emancipación!

Por otra parte, dice ella: “con aquellos que no se dejen convencer por estos argumentos, no se puede hacer más, tendremos que considerarlos nuestros opositores políticos y combatirlos”.

En virtud de lo que sucedió este miércoles en Argentina, Alice Schwarzer opina que "Hoy estamos ante signos de retroceso en dicho país".

Schwarzer fundamenta adicionalmente que a aquellas mujeres que ejercen una profesión y tienen hijos, se les crea un cargo de conciencia al considerarse que deberían volver a ocuparse primeramente de los hijos y de los esposos; mientras que la imagen de los hombres va en dirección hacia un hombre fuerte, dominador, autoritario.

¿Dónde queda Dios en esta discusión?

Al indagar más acerca de los fundamentos de toda esta corriente mundial, nos damos cuenta de que Dios, todos sus mandamientos y su ley perfecta han quedado totalmente fuera de consideración, ya que también catalogan a Dios como “machista” y menoscabador de los derechos de las mujeres.

De verdad, ¿piensa usted que Dios es injusto para con el propósito por el cual creó a la mujer? ¿Es Dios machista al punto que decidió crear a la mujer sólo para que sirviese al hombre, fuera embarazada, criara hijos y viviera una vida de “enclaustro”, “desgracia”, “soledad”, “desazón” y desgracias en su vida? En verdad, ¿cree usted que esa fue la única idea con que Dios decidió crear a la mujer?

Es verdad que a diario escuchamos acerca de violaciones, desgracias, atentados contra la vida y atentados contra el derecho a una vida digna, segura y tranquila. Pero, ¿es Dios indiferente a todos estos sufrimientos? ¿Acaso el Creador no sabía que esto podría ocurrir? ¿Acaso la pura, santa y perfecta ley de Dios ha quedado totalmente obsoleta y no puede solucionar los problemas que aquejan a las mujeres y hombres de hoy?

Si viniera hoy mismo Dios aquí a la Tierra, ¿cree usted que sería indiferente al sufrimiento de muchas mujeres? ¿Cree usted que Él se ha quedado sin nada útil que aportar a la solución de los grandes males que aquejan a la humanidad? ¿Cree usted que todo esto que está pasando en el mundo le quedó “grande” a Dios y que no tiene un plan de solución?

La respuesta de la mayoría en el mundo a estas preguntas es: “sí. Dios es totalmente insuficiente, ya no le necesitamos, sus leyes fueron mal establecidas y sólo han producido más males que beneficios para la humanidad”.

Dios es perfecto y justo… y vendrá a demostrarlo

Cuando Dios creó a la mujer para ser “ayuda idónea del hombre”, no fue con el propósito de que fuese un tipo de “asistente sin valor” o una ciudadana de “menor nivel”.

Cuando Dios creó a la mujer como ayuda idónea significaba que ella sería el ser humano correcto, diseñado por Dios, para brindar la ayuda que el hombre necesitaría para alcanzar un balance perfecto en su vida.

Ahora, ¿el “balance perfecto” seria solamente para el hombre o también para la mujer? 1 Pedro 3:7 dice: “Vosotros, maridos, igualmente, vivid con ellas sabiamente, dando honor a la mujer como a vaso más frágil, y como a coherederas de la gracia de la vida, para que vuestras oraciones no tengan estorbo”.

Dios dijo al hombre que debía honrar a la mujer con un trato adecuado, respetuoso, delicado, como “a vaso más frágil”. Dios en ningún caso dijo que la mujer era débil. Él dijo que ella era delicada.

“Coherederas de la gracia de la vida” significa que el galardón, recompensa, premio, o como usted quiera llamarlo, que Dios ha ofrecido para el hombre, en ningún caso es distinto o de menor rango que para la mujer. Significa que delante de Dios ambos, hombre y mujer, tenemos el mismo potencial.

Dios no es machista, ni tampoco feminista. Dios es Dios perfecto, santo, sublime, omnipresente y omnisapiente. Él se da cuenta de todo lo que sucede acá abajo en la Tierra y, desde antes de la fundación del mundo, ya tenía definido un plan de salvación, de sanidad y de restauración de la paz para toda la humanidad, sin distinción de género.

Apocalipsis 21:4 dice: “Enjugará Dios toda lágrima de los ojos de ellos; y ya no habrá muerte, ni habrá más llanto, ni clamor, ni dolor; porque las primeras cosas pasaron”.

De aquí a poco ya no se necesitará legislar sobre ninguno de los asuntos que aquejan a las mujeres y a los hombres del mundo de hoy. Dios mismo se encargará de restaurar los verdaderos valores morales y espirituales ya no tan solamente para unos pocos, sino para toda la humanidad.

Sepa más

¿Por qué permite Dios el mal y el sufrimiento?

La humanidad siempre se ha preguntado: si Dios es bueno y justo, ¿por qué permite el mal en este mundo? ¿Por qué no interviene para ponerle fin al sufrimiento?

×

Discern is published every two months and is available in digital and print versions. Choose your preferred format to start your subscription.

Print subscriptions available in U.S., Canada and Europe

×

Please choose your region:

×

Suscríbase a Discernir

×
Fill out the form below to start your subscription.
×
Por favor, introduzca su nombre de pila.
Por favor ingrese su apellido.
Se requiere una dirección de correo electrónico válida.