¡Se acerca un ecumenismo en las iglesias!

Imagen: ACI
Este martes 1 de Noviembre fue el “día de todos los santos” en la Iglesia Católica. En este importante día para esa iglesia, el papa Francisco optó por visitar la ciudad de Malmöe, en Suecia. En este país solamente el uno por ciento de la población son católicos y la gran mayoría son luteranos protestantes. ¿Por qué entonces el papa Francisco escogió esta ciudad para celebrar este 1 de Noviembre? La respuesta es sorprendente: él quería participar en la celebración de los 500 años de la Reforma Protestante. Con este gesto, una vez más el líder de la Iglesia Católica lanzó una fuerte señal para la unidad de las iglesias cristianas que alguna vez se separaron de la Iglesia oficial. El papa Francisco es un fuerte defensor del ecumenismo de las iglesias cristianas.  

Se conoce como Reforma Protestante, o simplemente la Reforma, al movimiento religioso cristiano, iniciado en Alemania en el siglo XVI por Martín Lutero, que llevó a un cisma de la Iglesia Católica para dar origen a numerosas iglesias y organizaciones agrupadas bajo la denominación del protestantismo.

Las razones principales de la Reforma Protestante fueron: el bautismo de infantes que según Martin Lutero no era correcto desde el punto de vista de las Escrituras ni de la lógica. La venta de indulgencias fue otro factor que provocó este cisma en la Iglesia Católica. De acuerdo a Lutero, era incorrecto que las personas pagaran con dinero o con propiedades a los sacerdotes católicos para tener el perdón de los pecados. Martin Lutero tampoco creía que algunos seres humanos al morir se convirtieran en santos por decisión de la Iglesia Católica. Era obvio que esto último también afectaba a la “santidad” de la virgen Maria, la madre de Jesús. Estos factores irreconciliables provocaron una división dentro de la Iglesia oficial que ha afectado al mundo cristiano desde entonces.

Desde la época de la Reforma, muchas iglesias cristianas con similares creencias se han formado a partir de la Iglesia Católica. Otras iglesias cristianas se han formado a partir de subdivisiones dentro de ellas mismas. En este momento es imposible saber el número exacto de iglesias cristianas en el mundo. Muchas de ellas están legalmente constituidas, pero muchas no lo están.

Es interesante notar que todas estas iglesias protestantes se formaron en rechazo a doctrinas católicas como las mencionadas arriba, sin embargo todas estas iglesias coinciden con la Iglesia matriz —la Católica— en la mayoría de las doctrinas. Todas ellas creen en la Trinidad. Todas ellas dicen que el domingo es el día de reposo. Todas ellas guardan la Navidad como el supuesto natalicio de Jesucristo. Todas ellas rechazan en un grado o en otro la vigencia de los 10 Mandamientos de la Ley de Dios. Todas ellas rechazan la vigencia de las Fiestas Santas de Dios descritas en Levítico 23. Todas ellas rechazan la vigencia de las leyes de las carnes limpias e inmundas mencionadas en Levítico 11. En otras palabras, existen muchas más coincidencias que diferencias entre todas las iglesias cristianas con la Iglesia Católica.

Basado en todas estas coincidencias doctrinales es que el papa Francisco está abogando por el ecumenismo que eventualmente le dará a la Iglesia Católica un poder quizás aún mayor que el que ha tenido a través de la historia.

La Biblia habla de un momento en un futuro cercano cuando la Iglesia Católica tendrá un poder demasiado grande y unirá ese poder con varios gobiernos poderosos los cuales se apoyarán mutuamente en el logro de una meta común. La meta será usar la religión como el método para manipular a las personas en la expansión de un nuevo imperio mundial que controle las acciones y las doctrinas del mundo “cristiano” especialmente en occidente.

Apocalipsis 17:1  “Vino entonces uno de los siete ángeles que tenían las siete copas, y habló conmigo diciéndome: Ven acá, y te mostraré la sentencia contra la gran ramera, la que está sentada sobre muchas aguas; con la cual han fornicado los reyes de la tierra, y los moradores de la tierra se han embriagado con el vino de su fornicación”.

En el lenguaje de la Biblia la gran ramera es la Iglesia Católica. Las muchas aguas son muchas naciones. Generalmente se usa a la mujer como símbolo de una iglesia.

Apocalipsis 17:4  “Y la mujer estaba vestida de púrpura y escarlata, y adornada de oro, de piedras preciosas y de perlas, y tenía en la mano un cáliz de oro lleno de abominaciones y de la inmundicia de su fornicación; 5  y en su frente un nombre escrito, un misterio: BABILONIA LA GRANDE, LA MADRE DE LAS RAMERAS Y DE LAS ABOMINACIONES DE LA TIERRA. Vi a la mujer ebria de la sangre de los santos, y de la sangre de los mártires de Jesús; y cuando la vi, quedé asombrado con gran asombro”.

Esta mujer o iglesia tiene mucho poder económico y político. A esta mujer la Biblia también le llama “Babilonia la Grande” y es la madre de las otras mujeres rameras que han salido de ella y que básicamente han mantenido las mismas doctrinas contrarias a la Biblia. Esta mujer ha atacado, torturado y matado a los verdaderos cristianos a través de la historia y aun lo volverá a hacer antes de la segunda venida de Jesucristo en lo que la Biblia llama “la Gran Tribulación”.

Apocalipsis 17:12  “Y los diez cuernos que has visto, son diez reyes, que aún no han recibido reino; pero por una hora recibirán autoridad como reyes juntamente con la bestia. 13  Estos tienen un mismo propósito, y entregarán su poder y su autoridad a la bestia. 14  Pelearán contra el Cordero, y el Cordero los vencerá, porque él es Señor de señores y Rey de reyes; y los que están con él son llamados y elegidos y fieles. 15  Me dijo también: Las aguas que has visto donde la ramera se sienta, son pueblos, muchedumbres, naciones y lenguas”.

Esta mujer —la Iglesia Católica— pronto tendrá un poder muy grande al grado de que influirá fuertemente de nuevo en diez naciones o grupos de naciones poderosas que saldrán de Europa y juntos instalarán de nuevo un imperio poderoso que forzará a los seres humanos a tomar las doctrinas y las filosofías de esta Iglesia.

Afortunadamente el surgimiento de este ecumenismo religioso con la Iglesia Católica como líder espiritual y el apoyo de esta religión al surgimiento de un imperio en Europa, durará poco tiempo, porque Cristo vendrá por segunda vez para establecer sus doctrinas y su forma de vida en todo el mundo. Que Dios nos proteja en el entretanto.