Vida, Esperanza y Verdad

La señal de Jonás: ¿Murió Jesús el viernes santo? ¿Resucitó el domingo de resurrección?

La mayoría de las iglesias conmemoran la crucifixión de Jesús el viernes santo y su resurrección el domingo de resurrección. ¿Cómo encaja esto con la señal que dio Cristo?

Como prueba de que Él era el Mesías, Jesucristo anticipó exactamente cuánto tiempo estaría en la tumba. Él la llamó “la señal del profeta Jonás”.

La señal de Jonás

Los líderes religiosos de la época de Jesús lo habían visto obrar milagros pero todavía no creían que Él era el Mesías (Mateo 12:23, 38). De hecho, los fariseos confabularon para “destruirle” (v. 14) y lo acusaron de hacer sus obras por Satanás (v. 24).

Entonces, cuando pidieron otra señal, Jesús les dijo:

“La generación mala y adúltera demanda señal; pero señal no le será dada, sino la señal del profeta Jonás. Porque como estuvo Jonás en el vientre del gran pez tres días y tres noches, así estará el Hijo del Hombre en el corazón de la tierra tres días y tres noches” (Mateo 12:39-40).

Jesús se refirió al gran milagro del libro de Jonás. Jonás estuvo en el vientre de un pez milagroso durante tres días y tres noches antes de ser expulsado, vivo, en la playa. Y Cristo hizo que todo el mundo supiera que Él estaría en el sepulcro durante el mismo período de tiempo. Él dijo que la señal de Jonás sería la única señal que les daría. Esta profecía importante fue muy específica?

¿Cómo puede usted calcular tres días y tres noches entre la tarde del viernes y la mañana del domingo?

Sin embargo, la mayoría de las iglesias ignoran esta señal y tratan de explicar que esto no quería decir realmente tres días completos y tres noches completas. ¿Por qué? Por un malentendido común acerca de los días santos, durante la semana que muchos llaman semana santa.

Primero, hagamos la cuenta. Casi todas las iglesias enseñan que Jesucristo murió y fue sepultado al final de la tarde del viernes, y luego resucitó el domingo de pascua por la mañana. Esto nos daría viernes por la noche, el día sábado y sábado por la noche: dos noches y un día. Aun si usted quisiera acomodar las cosas y llamar unos cuantos minutos del día del viernes un día, con esto sólo serían dos días y dos noches. Recuerde, Jesús ya había resucitado antes del amanecer del domingo (Juan 20:1).

¿Por qué diría Jesús específicamente que serían tres días y tres noches si no era lo que quería decir? ¿Es esta una contradicción de la Biblia o es simplemente una explicación que todos entenderían si celebraran las fiestas bíblicas como Jesús y sus discípulos lo hicieron?

Jesús claramente afirmó que Él y sus discípulos estaban celebrando la Pascua cuando les lavó los pies y agregó la ceremonia del Nuevo Testamento con el pan y el vino. Él dijo: “¡Cuánto he deseado comer con vosotros esta pascua antes que padezca!” (Lucas 22:15).

Jesús y sus discípulos siguieron el mandamiento que encontramos en Levítico 23 al describir “las fiestas solemnes del Eterno”. “En el mes primero, a los catorce del mes, entre las dos tardes, pascua es del Eterno” (vv. 4-5). Las fiestas bíblicas comienzan al atardecer, así que después de la ceremonia de la Pascua, pero todavía en el día de la Pascua, Jesús fue arrestado, azotado, crucificado, muerto y enterrado. De hecho, los líderes judíos tenían prisa porque no querían que el cuerpo de Jesús quedara expuesto en la cruz hasta el día siguiente.

“Entonces los judíos, por cuanto era la preparación de la pascua, a fin de que los cuerpos no quedasen en la cruz en el día de reposo (pues aquel día de reposo era de gran solemnidad) rogaron a Pilato que se les quebrasen las piernas, y fuesen quitados de allí” (Juan 19:31).

Muchas personas al ver “día de reposo” suponen que es sábado, ya que en la Biblia se enseña que el sábado va desde el atardecer del viernes hasta el atardecer del sábado. Pero pasan por alto el hecho de que Juan lo llama un día de “gran solemnidad”. ¿Qué significa esto? Vayamos otra vez a Levítico 23. ¿Qué sigue después de la Pascua del 14?

“Y a los quince días de este mes es la fiesta solemne de los panes sin levadura al Eterno; siete días comeréis panes sin levadura. El primer día tendréis santa convocación; ningún trabajo de siervos haréis” (Levítico 23:6-7).

El primer día de Panes Sin Levadura era un sábado anual—un día solemne. Y puede ocurrir en cualquier día de la semana.

Por lo tanto, la explicación lógica es que Cristo estaba exactamente en lo correcto acerca de los tres días y tres noches. Las personas en la actualidad están sencillamente confundidas acerca de cuándo murió y resucitó. No pudo haber ocurrido en la tarde del viernes y la mañana del domingo.

El cuadro a continuación muestra la matemática que funciona—la cronología de la crucifixión y la resurrección de Cristo que encaja con las fiestas bíblicas y confirma ¡la única señal que Jesús dijo que daría!

Continuar leyendo

×

Discern is published every two months and is available in digital and print versions. Choose your preferred format to start your subscription.

Print subscriptions available in U.S., Canada and Europe

×

Please choose your region:

×

Suscríbase a Discernir

×
Fill out the form below to start your subscription.
×
Por favor, introduzca su nombre de pila.
Por favor ingrese su apellido.
Se requiere una dirección de correo electrónico válida.