El Último Gran Día: la cosecha final

Después del milenio, representado por la Fiesta de Tabernáculos, hay otra cosecha espiritual representada por el Octavo Día o el Último Gran Día.

El período de siete días de la Fiesta de Tabernáculos está asociado con los 1000 años del reinado de Jesucristo sobre la tierra. Continuando con Apocalipsis 20, llegamos al momento del juicio del gran trono blanco, que corresponde al Octavo Día, también llamado el Ultimo Gran Día. El versículo 5 señala que “el resto de los muertos” no será resucitado sino hasta después de los mil años, lo que lo constituye en la segunda resurrección.

“Y vi un gran trono blanco y al que estaba sentado en él, de delante del cual huyeron la tierra y el cielo, y ningún lugar se encontró para ellos. Y vi a los muertos, grandes y pequeños, de pie ante Dios; y los libros fueron abiertos, y otro libro fue abierto, el cual es el libro de la vida; y fueron juzgados los muertos por las cosas que estaban escritas en los libros, según sus obras”(Apocalipsis 20:11-12).

Otra perspectiva de la segunda resurrección

La misma resurrección está descrita en otros pasajes y esto nos ayuda a entenderla más profundamente.

Ezequiel 37 describe un valle lleno de huesos que Dios resucita a la vida física. En este pasaje Dios habla de la resurrección del pueblo de Israel: “Y sabréis que yo soy el Eterno, cuando abra vuestros sepulcros, y os saque de vuestras sepulturas, pueblo mío. Y pondré mi Espíritu en vosotros, y viviréis, y os haré reposar sobre vuestra tierra” (vv. 13-14).

En esta época, representada por el Último Gran Día, Dios levanta a esos israelitas, como seres humanos vivos, que respiran, y les ofrece su Santo Espíritu, lo cual es lo mismo que ofrecerles la oportunidad de salvación y vida eterna. Dios es totalmente justo y misericordioso, así que estas son personas que nunca tuvieron la oportunidad de salvación en su vida anterior.

Es por eso que Dios abre el libro de la vida para ellos—¡para darles la oportunidad de que sean inscritos en él! Los otros libros mencionados en Apocalipsis 20:12 son los libros de la Biblia, abiertos para que ellos puedan entenderlos por primera vez.

Pero, ¿sólo los descendientes de Israel tendrán esta oportunidad? No, Jesucristo dijo claramente que los gentiles, de todas las épocas, también tendrán su oportunidad durante este día de juicio (Mateo 10:15; 11:21-24; 12:41-42). Y Dios declara que su deseo será cumplido: “el cual quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad” (1 Timoteo 2:4; vea además 2 Pedro 3:9).

¡Qué plan tan maravilloso y misericordioso es el que está representando en este Último Gran Día y las siete fiestas de Dios! ¡Qué maravilloso futuro el que Dios tiene preparado para nosotros y todos aquellos que le respondan!