Absteneos de…

1 Tesalonicenses 5:22   

Absteneos de toda especie de mal.

Una de las verdades más básicas del verdadero cristianismo es que lo bueno es definido por la ley de Dios (Salmos 119:172) y lo que es malo (el pecado) está definido por todo lo que es lo contrario (quebrantar) a la ley de Dios (1 Juan 3:4). ¡Los cristianos deben aprender a distinguir lo que está mal (el pecado) ante los ojos de Dios y evitarlo como si fuera una plaga!

Sí, el verdadero cristianismo requiere discernimiento (Hebreos 5:14) y decisiones (Deuteronomio 30:19). Hay cosas en la vida de las cuales un cristiano simplemente se debe abstener. La Biblia utiliza la palabra huir con bastante frecuencia para describir las cosas específicas que un cristiano debe rechazar y de las cuales se debe abstener. Dos ejemplos de “huir” son:

  • “Huid de la fornicación” (1 Corintios 6:18). La inmoralidad sexual (o fornicación en algunas versiones de la Biblia) se refiere a cualquier actividad sexual fuera del matrimonio, definido por la Biblia como la unión entre un esposo (hombre) y una esposa (mujer).
  • “Huid de la idolatría” (1 Corintios 10:14). La idolatría se define cómo cualquier cosa —objeto, actividad, persona adicción, etcétera— que esté por encima de Dios en la vida de una persona.

Debemos huir de “toda injusticia” (1 Juan 5:17) y más bien seguir la ley de Dios (Juan 14:15) y los elementos del carácter qué derivan de la ley de Dios (1 Timoteo 6:11).

Si usted desea aprender más acerca de lo que necesitamos “abstenernos”, lo invitamos a leer nuestro artículo “¿Qué es el pecado?”.

×

Suscríbase a Discernir

Ask a Question