Andemos honestamente

Romanos 13:13   

Andemos como de día, honestamente; no en glotonerías y borracheras, no en lujurias y lascivias, no en contiendas y envidia.

Los cristianos deben “andar honestamente”. Esto no se refiere a la forma de caminar de un cristiano; describe su conducta. Los cristianos se deben caracterizar por su “buena conducta” (Santiago 3:13). En este versículo, el apóstol Pablo nos da algunos ejemplos de cosas que no son compatibles con la conducta apropiada de un cristiano:

  • Glotonerías: una descripción de las fiestas desenfrenadas que suelen tener lugar por la noche y que incluyen otros comportamientos inadecuados.
  • Borracheras: intoxicación por alcohol. Un cristiano nunca debe tomar bebidas alcohólicas hasta el punto de embriagarse (tampoco debe tomar tanto que se acerque a este punto).
  • Lascivias: falta de control para dominar los deseos personales (a menudo sexuales).
  • Lujurias: deseo sexual desenfrenado.
  • Contiendas: estar constantemente en un estado de contención y discusión con los demás.
  • Envidias: ferocidad y rivalidad impulsadas por el deseo de tener lo que otros tienen.

Si usted desea aprender más acerca de la conducta correcta que se espera de un cristiano, lo invitamos a leer “¿Qué es un cristiano?”.

×

Suscríbase a Discernir

Ask a Question