Compruébelo usted mismo

Hechos 17:11  

Y éstos eran más nobles que los que estaban en Tesalónica, pues recibieron la palabra con toda solicitud, escudriñando cada día las Escrituras para ver si estas cosas eran así.

Después de la visión de Pablo en la que vió a un hombre de Macedonia que le rogaba: “pasa a Macedonia y ayúdanos” (Hechos 16:9), Pablo y sus compañeros comenzaron su viaje memorable a Europa. Después de ser encarcelados en Filipos y escapar de un disturbio en Tesalónica, ellos vinieron a Berea.

Los judíos que oyeron a Pablo en la sinagoga, estaban listos para escuchar y comprobar por sí mismos lo que ellos oyeron. Ellos no permitieron que ideas preconcebidas de lo que la Biblia dice, les impidiera examinar lo que la Biblia realmente dice. Como lo vierte la Nueva Traducción Viviente: “Día tras día examinaban las Escrituras para ver si Pablo y Silas enseñaban la verdad”.

Dios se complace cuando nosotros escudriñamos las Escrituras y nos aseguramos de que lo que creemos es lo que Él nos revela en la Santa Biblia.

Si usted desea leer más acerca de la importancia de la Biblia, vea nuestro artículo “¿Por qué estudiar la Biblia?”.

×

Suscríbase a Discernir

Ask a Question